jueves, 15 abril 2021 11:15

La bodega El Grifo esquiva las pérdidas gracias a las ventas en Europa

Se le conoce como ‘el viñedo de lo imposible’. La razón está en los vientos alisios que soplan, la escasez de lluvias, y una mecanización que brilla por su ausencia. Así es La Geria, la zona donde, desde hace 245 años, la bodega El Grifo viene elaborando sus vinos. Y, por si fuera poco, llegó la covid-19: confinamiento, turismo bajo mínimos, restricciones a la hostelería… “2020 no ha sido el año más complicado”, afirma Juan José Otamendi, copropietario de la bodega junto a su hermano Fermín.

Juan José Otamendi se refiere a la vendimia que, durante los últimos años, viene rozando los tres millones de kilos. Si en 2018 fue de 3,9 millones de kilos, al año siguiente se situó en 2,85 millones. En 2020, esa cantidad fue de 1,36 millones. “Esta bajada no ha hecho mucho daño en cuanto a cantidad. El daño ha venido porque se ha vendido poco”, reconoce. Y añade: “Hay remanentes del año pasado. Aun así, y por poco, no hemos tenido pérdidas. Lo comido por lo servido”.

Varias son las razones que han hecho que El Grifo, la bodega más antigua de las Islas Canarias, y una de las diez de toda España, haya salido airosa del año de la pandemia. “En las islas siempre hay británicos y alemanes, que se computan como turistas, pero que tienen aquí sus segundas casas. Son consumidores de alto standing”, apunta Juan José Otamendi.

Además, las ventas a países como Bélgica, Escocia y Francia han sufrido un importante desarrollo. En conjunto, las ventas al exterior han aumentado un 180%. “Las efectuadas a Alemania han ido muy bien por la vinculación turística. Tienen capacidad de compra. Los británicos son un segmento más bajo”, concreta.

EL GRIFO ONLINE

Además de los mercados internacionales, los vinos de El Grifo también han desarrollado mejores ventas en la península. En concreto, y a modo de ejemplo, las ventas en el mercado de Barcelona aumentaron un 140%.

Otro granito de arena ha venido por parte de las ventas del canal online. En concreto, han subido un 500%. “Pero partíamos de cantidades muy pequeñas. Un 5% del total. En cantidades absolutas no es grande”, reconoce Juan José Otamendi.

Como otras bodegas, El Grifo ha mejorado la venta en Alimentación, pero ha sufrido la caída en el canal Horeca. Más en una tierra como las Islas Canarias, donde el turismo representa más del 20% del PIB. “En Lanzarote hay más de 1.000 restaurantes de todo tipo y, en Fuerteventura, unos 900. Todo está en su inmensa mayoría parado, excepto por los residentes”, se lamenta Otamendi.

También ha ayudado a mantener el tipo el hecho de que el primer trimestre de 2020 fue bueno. Y que hicieran ajuste de plantilla. “Al desplomarse la actividad turística, tuvimos que cerrar el museo. Preferimos pagar despidos a hacer ERTE. Fueron ocho personas que volveremos a coger cuando haya trabajo”, afirma el copropietario de El Grifo. La plantilla es de 35 personas.

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”342044″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

Juan José Otamendi reconoce que están bien financiados “dentro de lo que cabe”. Eso sí, no duda en resaltar que, si la situación vivida durante 2020 se repite en 2021, otro gallo cantará: “Entonces será una catástrofe”.

LA IMAGEN DE CANARIAS

Sobre los fondos europeos, Juan José Otamendi se muestra muy escéptico: “Las administraciones no están preparadas para canalizar y aprovechas dichos fondos”. Y apunta a que tres cuartas de las ayudas siempre suelen ir a parar al plátano.

Sobre el Plan Especial de La Geria, que lleva ya dos décadas sobre la mesa, es rotundo: “No lo veré. Es hablar por hablar”. De cara al futuro, El Grifo seguirá apostando por la tipicidad de la bodega y la sostenibilidad. Habrá nuevas implementaciones en línea con este último punto, como la instalación de una planta fotovoltaica. Y el programa de I+D+i seguirá con las microvinificaciones, experiencia de vendimia como malvasía sin sulfitos, o vijariego sobre lías. Sin olvidar el ambicioso proyecto museístico que esperan abrir a finales de 2021. Y concluye: “El exceso de inmigrantes está haciendo daño a la imagen de las Islas Canarias”.


- Publicidad -