Mapfre
Foto: Mapfre.

Mapfre y Abante han cerrado su primer vehículo de infraestructuras con un importe de 300 millones de euros sólo tres meses después de iniciarse el proceso de captación de dinero (fund raising), lo que supone un 50% más de los 200 millones previstos inicialmente.

Según explica la compañía que preside Antonio Huertas en un comunicado, Mapfre Infraestructuras FCR, un fondo que lanzó junto a su socio Abante (que es la entidad gestora del producto) invierte en estrategias gestionadas por Macquarie Infrastructure and Real Assets (MIRA), el mayor grupo de infraestructuras del mundo.

El vehículo ha despertado un gran interés entre un nutrido grupo de inversores institucionales y de banca privada. Mapfre aporta 100 millones de capital en esta primera etapa, un grupo de institucionales, otros 100 millones; e inversores de banca privada de Abante, el resto.

Entre ellos, varios inversores con importes significativos, principalmente procedentes del sector asegurador, como Grupo Catalana Occidente y MSV Life, que forman parte del Comité de Supervisión, y la Mutualidad de la Abogacía, entre otros.

Además, participan fondos de pensiones, family office, gestoras de fondos de inversión y otros inversores de banca privada. Este modelo de coinversión de Mapfre y Abante, por el que el Grupo compromete el dinero de sus clientes donde invierte el suyo propio, resulta de nuevo ser un éxito.

Este fondo de fondos, que tiene como subyacente varias estrategias de Macquarie Infrastructure and Real Assets (MIRA) ya constituidas, ofrece una oportunidad a los inversores de acceder a un tipo de activo que permite diversificar las carteras en un entorno de bajos tipos de interés. Tanto Mapfre como Abante trabajarán junto con MIRA en la selección de las inversiones más adecuadas, que incluyen desde energías renovables y transporte a comunicaciones, servicios públicos o gestión de residuos.