endesa

Alphabet, la compañía matriz de Google, ha cerrado su iniciativa Loon después de años de trabajo debido a los problemas que han encontrado para reducir el precio, principal razón de este proyecto, que buscaba llevar Internet a las zonas rurales o remotas a través de globos situados en la estratosfera.

El director ejecutivo de Loon, Alastair Westgarth, ha anunciado el fin de este proyecto en una publicación en Medium, y ha explicado que se debe a que no han encontrado la manera de reducir los costes lo suficiente como para construir un negocio sostenible a largo plazo, pese a contar con socios dispuestos a ello.

Este proyecto buscaba acercar la conectividad a “los últimos mil millones de usuarios” del mundo, es decir, aquellos que se encuentran en zonas remotas y demasiado difíciles alcanzar, o donde se ofrece el servicio con las tecnologías existentes pero es demasiado caro para la gente común.

No obstante, Loon deja un importante legado. Como detalla Westgarth, el equipo responsable de su desarrollo ha conseguido trabajar con los gobiernos y los reguladores mundiales de la aviación y las comunicaciones, y ha encontrado la forma de hacer volar de forma segura un vehículo ligero durante cientos de días en la estratosfera, así como de lanzar un vehículo del tamaño de una pista de tenis de forma rápida y segura.

También han desarrollado cargas útiles de comunicaciones que pueden conectarse desde la estratosfera a muchos tipos de dispositivos en tierra, y ha sido pionero en el software que gestiona constelaciones de vehículos de conectividad.

En diciembre del año pasado, los responsables de Loon informaron de que los globos ya navegaban en la estratosfera de forma autónoma gracias al aprendizaje por refuerzo profundo, una técnica pionera en este campo.

El Proyecto Loon consiste en una red de globos que viaja sobre el límite con el espacio exterior. El objetivo es llegar hasta zonas del planeta aisladas de las innovaciones tecnológicas para garantizar conexión a Internet a todas aquellas personas que lo necesiten.

Loon inició su andadura en 2013 como un programa piloto de Google, ahora de la matriz Alphabet. La primera prueba se realizó en Nueva Zelanda, territorio en el que se lanzaron 12 globos a la estratosfera. Y en la segunda se lanzaron otros 30 Globos de 15 metros de diámetro. El artefacto ofrece conexión WiFi y transmite la señal a unas antenas de Internet especiales que se conectan en los muros de los edificios.