Parcela adquirida por Vivenio en Méndez Álvaro, Madrid. Fuente: soy-de.

Vivenio Residencial, socimi especializada en el alquiler de viviendas en España, continúa con su estrategia de expansión y ya ha iniciado las obras para levantar su nuevo residencial en el suelo que le compró hace unos meses a Repsol.

Se trata de una de las dos parcelas que la compañía liderada por Antonio Brufau puso a la venta frente a su sede en la capital, en la calle Méndez Álvaro. Los terrenos, de uso residencial y de uso industrial, respectivamente, suman una superficie edificable de 37.000 metros cuadrados.

Pues bien, GMP ha adquirido un total de 18.000 m2 de suelo terciario para levantar oficinas, mientras que Vivenio se ha quedado con 19.000 m2 de uso residencial tras pagar unos 50 millones de euros.

Tal y como ha podido saber MERCA2, la socimi ya ha comenzado con las excavaciones en su parcela. Se trata de la promoción Méndez Álvaro 47, un exclusivo residencial dirigido al comprador medio-alto que contará con vigilancia 24 horas, zonas comunes, piscina, gimnasio y pistas de pádel.

Méndez Álvaro se sitúa dentro del nudo de la M-30 y en la actualidad se ha convertido en una zona muy cotizada, con el precio medio del alquiler fijado en los 14,4 €/m2.

Con este nuevo residencial, Vivenio ha querido romper con su imagen de alquiler asequible, como ofrece en sus activos ubicados en la periferia de Madrid, que incluyen suculentas rebajas en las rentas durante los tres primeros años.

En esta ocasión, el residencial se dirige a un público con una capacidad económica más elevada, capaz de hacer frente a un alquiler superior a los 1.000 euros mensuales primando la ubicación prime y la buena conexión.

MENDEZ ÁLVARO ATRAE A LOS INQUILINOS

La socimi participada por Renta Corporación y el fondo holandés APG va a levantar un residencial ‘built to rent’ de entre uno y tres dormitorios, con una superficie de hasta 100 m2.

En concreto, ofrece estudios desde 46 m2 con una renta mensual desde 950 euros mensuales. La tipología de un dormitorio consta de unos 54 m2 y su alquiler asciende a 1.100 euros, mientras que el de dos dormitorios tiene unos 77 m2 y la mensualidad supone desde 1.350 euros. Por último, la modalidad de 3 dormitorios asciende hasta los 1.600 euros al mes.

Por su parte, desde Vivenio aseguran a este medio que el proyecto residencial de la socimi en Méndez Álvaro finalizará antes de 2024. Pero el éxito de esta promoción despertará el interés de los inquilinos potenciales, atraídos por su fácil acceso a la M-30 y a la M-40, así como por su cercanía al centro de la capital.

Además, Méndez Álvaro se ha convertido en una de las zonas empresariales de referencia en Madrid, que aglutina la sede central de grandes compañías como Repsol o Catalana Occidente.

A su vez, también está registrando un fuerte impulso residencial. De hecho, en esta misma zona la socimi Colonial está desarrollando un campus residencial y de oficinas en la zona.

Este macrocomplejo de Colonial en Méndez Álvaro contará con un porcentaje de residencial en alquiler. En concreto, contará con un 30% de viviendas en arrendamiento y un 70% de oficinas. Una mix de usos que convierte a este complejo en uno de los más atractivos del mercado actual.

REPSOL DESCARTA NUEVAS DESINVERSIONES

En declaraciones a MERCA2, desde Repsol insisten en que la petrolera no se plantea sacar al mercado nuevos suelos, y aseguran que esta operación ya estaba fijada antes de la explosión de la pandemia del coronavirus.

De hecho, este solar de 18.000 m2 ubicado dentro de la M-30 fue adquirido por si les surgía la necesidad de nuevos espacios en su Campus Repsol, que se encuentra justo enfrente. Finalmente, ante la falta de uso de esta superficie, la compañía decidió venderlas.

Pero Repsol no baraja deshacerse de algunos de sus activos inmobiliarios, ya que el objetivo es lograr que todos sus empleados puedan retomar el desempeño de su trabajo de forma presencial, si bien es cierto que tienen instaurada desde hace años la modalidad de trabajar en remoto.

AMPLIACIONES DE CAPITAL

Con una capitalización de mercado de 706.644.000 euros, cotiza actualmente en el BME Growth (anterior Mercado Alternativo Bursátil), donde ha aumentado exponencialmente su valor, pasando de los 332.293.000 euros a cierre de 2018, a los 503.126.000 euros en 2019.

Vivenio, gestionado por Renta Corporación, se ha convertido en la socimi más activa en cuanto a ampliaciones de capital, pese a la caída de este tipo de operaciones en el inmobiliario y que en 2020 se han ceñido a las cotizadas en el BME Growth.

La socimi amplió capital tres veces en 2019 por un total de 323,3 millones, y este año ya ha llevado a cabo dos ampliaciones. La primera en abril, con un valor de 60,1 millones, y sin entrada de nuevos accionistas ya que se cerró durante el periodo de suscripción preferente. Y la segunda fue en agosto, cuando cerró una nueva ampliación de capital por compensación de créditos de 8,7 millones.