lunes, 12 abril 2021 7:59

Sobrevivir: el objetivo de la mayoría de los autónomos para este 2021

Cada vez que acaba un año y empieza uno nuevo es momento de hacer planes para los 12 meses que están por delante. En el caso de los autónomos el mes de enero es el momento perfecto para revisar cómo ha ido el año anterior y fijar nuevos objetivos de cara al período que está por delante.

Sin embargo, este año las cosas son un poco diferentes. Mientras que habitualmente los objetivos profesionales están relacionados con el crecimiento, lo que esperan la mayoría de los profesionales por cuenta propia para este 2021 es poder sobrevivir. Y no es poca cosa, porque en algo menos de un año de pandemia son ya miles los negocios que han tenido que cerrar.

Aunque se prevé que las cosas empiecen a mejorar a partir de mediados de este año, lo cierto es que son muchos los expertos que afirman que la recuperación para los autónomos tardará todavía un poco más. Seguramente no será hasta 2022 cuando los profesionales por cuenta propia puedan ver crecer de nuevo la rentabilidad de sus negocios.

ayudas autonomos

Vienen meses complicados para los autónomos

Las principales asociaciones de representación de trabajadores por cuenta propia ya han elaborado sus previsiones de cara a los 12 meses que tenemos por delante y no son especialmente optimistas.

Se prevé que el comienzo de año sea especialmente complicado, con un primer trimestre en el que todavía se arrastrarán las consecuencias de la segunda ola de Covid-19 que se dio durante los meses de noviembre y diciembre.

A ello hay que sumarle que muchos expertos hablan ya de una tercera ola que podría estar por llegar en las próximas semanas, lo que lastraría el crecimiento durante los próximos meses. Algo que podría afectar muy negativamente a sectores ya muy heridos como el de la hostelería o el turismo.

En la actualidad hay alrededor de 370.000 autónomos cobrando la prestación por cese de actividad, y los especialistas creen que muchos de ellos no volverán a subir la persiana de su negocio una vez que todo haya pasado y puedan regresar a la normalidad, o al menos a la nueva normalidad.

negocio

Los profesionales seguirán dependiendo de las ayudas públicas

Los autónomos son fuertes y han demostrado que pueden plantarle cara a prácticamente cualquier situación sin ayuda, pero la pandemia de Covid-19 ha sido demasiado fuerte incluso para ellos.

Desde marzo del año pasado son miles los trabajadores por cuenta propia que no han podido trabajar con normalidad. De hecho, hay algunos que ni siquiera han podido retomar su actividad desde entonces.

A fin de no dejar a los autónomos sin ingresos, se aprobó en un primer momento la prestación extraordinaria por cese de actividad. Con el paso de los meses ha sido necesario prorrogar esta y otras ayudas para dar cobertura a quienes no pueden trabajar o han experimentado una bajada de ingresos tan importante en su negocio que no pueden subsistir con lo que ganan.

Ante esta situación los autónomos no han dudado en pedir más ayudas y han trasladado al Gobierno algunas de sus peticiones, aunque no todas han sido tenidas en cuenta. 

En un primer momento se solicitó que la cuota de cotización a la Seguridad Social no subiera con la llegada del nuevo año, pero esta petición no ha sido tenido en cuenta. En consecuencia, los profesionales dados de alta en el RETA comienzan el año teniendo que pagar una cotización más alta. Aunque se espera que de cara a los próximos meses haya avances en la negociación relacionada con un sistema de cotizaciones basado en ingresos reales.

Otra de las medidas solicitadas es que los ERTE se prorroguen hasta el mes de junio, ya que muchos empleadores no están en situación de volver a recuperar su plantilla, puesto que o bien no tienen trabajo para sus empleados o no tienen medios suficientes para hacer frente al pago de nóminas y cotizaciones.

Esta última petición parece que ha calado en los Poderes Públicos. Aunque todavía no hay nada definitivo, si existe por el momento un preacuerdo para prorrogar los ERTE hasta el próximo 31 de mayo.

altas autonomos reta

Los autónomos se centran ahora más que nunca en su actividad

Se ha hablado mucho sobre una posible movilización de los trabajadores por cuenta propia para reclamar ayudas y mejoras con respecto a sus derechos, pero por el momento parece que este tipo de acciones son descartadas por las asociaciones de representación de los autónomos.

Lo cierto es que a día de hoy los profesionales están totalmente centrados en sus negocios y en cómo sacarlos adelante. La situación es tan complicada que la gran mayoría no se pueden permitir el “lujo” de perder días de trabajo para protestar en las calles

Además, los profesionales prefieren tratar sus problemas de forma más discreta y confían en las negociaciones entre sus representantes y el Gobierno.

En lugar de dirigir sus esfuerzos a las protestas los están dirigiendo a conseguir que su negocio sobreviva a la crisis. Algunos están tomando medidas que nunca se habían planteado, como internacionalizar su actividad o hacer una mayor inversión en marketing.

La resiliencia en una vieja conocida para quienes trabajan por cuenta propia, pero parece que entre 2020 y 2021 los autónomos la van a desarrollar todavía más. Lo bueno es que los expertos confirman que de todo esto saldrán profesionales mucho mejor preparados para hacer frente a posibles crisis en el futuro, más formados y con negocios más fuertes.

No obstante, no hay que perder de vista el hecho de que 2021 no será un año de supervivencia para todos los autónomos, también hay sectores en los que se espera crecimiento, lo que podría beneficiar tanto a quienes ya trabajan en ellos como a quienes están interesados en participar.

Un buen ejemplo es todo lo relacionado con la formación online, un sector que está en pleno crecimiento y que genera buenas oportunidades de negocio. También está el sector de las reformas domésticas, que se ha visto auténticamente desbordado en los últimos meses.

Lo que está claro es que los autónomos no se rinden tan fácilmente, así que la gran mayoría de ellos seguirán luchando con uñas y dientes para mantener su negocio. Si en este 2021 no pueden crecer, al menos se asegurarán de que dentro de 12 meses puedan seguir dedicándose a su actividad profesional.


- Publicidad -