rentabilidad para el inversor

Una de las partes más complicadas del proceso de emprendimiento es encontrar un inversor dispuesto a confiar en tu idea y prestarte el dinero que te hace falta. Lo más común es acudir al banco a pedir un préstamo, pero como emprendedor no deberías perder de vista la posibilidad de buscar directamente un inversor privado.

Eso sí, debes tener en cuenta que aunque estos inversores no van a cobrarte tantos intereses como una entidad bancaria, si van a ser exigentes a la hora de pedirte argumentos que los convenzan de que es una buena idea dejarte dinero. Así que conviene que prepares un buen plan de negocio y además estés preparado para sus preguntas. Aquí tienes algunas de las más habituales.

¿Cuánto dinero necesitas? La pregunta más habitual del inversor

como buscar inversor negocio

En tus entrevistas con posibles inversores es posible que esta pregunta es la que más veces escuches. Que te lo pregunten tanto no es por casualidad ni por pura curiosidad, lo que quiere saber realmente tu interlocutor es si has calculado bien la inversión inicial de tu negocio. Si considera que lo que necesitas es demasiado poco o una cifra demasiado elevada para lo que quieres hacer, es posible que no te tenga en cuenta.

En realidad, no hay ninguna cantidad que podamos considerar correcta o perfecta. Todo depende de cómo sea tu idea de emprendimiento. Si la cifra es más alta o más baja de lo que suele ser habitual para entrar en tu sector, intenta justificar por qué tus necesidades económicas son diferentes. Quizá hayas pensado en adquirir recursos materiales de segunda mano que te ayuden a ahorrar, o bien vayas a usar tecnología de última generación para obtener ventaja competitiva gracias a ella. Justifica lo que necesitas, y no deberías tener problema para salir airoso de esta pregunta.