Inditex PSOE PP

Inditex, a mediados del pasado año, dejó muy clara cuál iba a ser su hoja de ruta hasta 2022. La misma se podría resumir en dos líneas maestras: por un lado, aumentar su músculo online; y, por otro, reducir el número de tiendas. Cierto que, cada año, abrirá alrededor de 150 establecimientos que definió como de “gran calidad” en todo el mundo. Pero en el camino, y sólo en España, echarán el cierre entre 250 y 300 establecimientos “de pequeño formato” (entre 1.000 y 1.200 a nivel global).

Dichos cierres ya se están llevando a cabo: la primera tienda de Zara en Madrid, los establecimientos que tenía en los aeropuertos de Madrid y Barcelona… Pero también en Almería, Huelva, o Talavera de la Reina. Localidades en las que sus alcaldes, de diferente signo político, han solicitado por activa y por pasiva que la firma de Arteixo reconsidere su postura.

Por ejemplo, el alcalde de Almería pidió por carta a Inditex que se replanteara el cierre de la tienda de Zara en el Paseo de Almería. Ramón Fernández-Pacheco, del Partido Popular (PP), con anterioridad, ya había tenido una conversación telefónica con un alto responsable de la firma a los mandos de Pablo Isla.

En el caso de Huelva, fue su regidor, Gabriel Cruz Santana (del PSOE) quien envió una carta a Inditex para ver cuáles son sus planes tras el cierre de la tienda ubicada en el Centro Comercial Abierto de la Ciudad. También del PSOE es su alcaldesa, María Agustina “Tita” García Élez. Esta calificó de “pérdida irremediable” la salida de Zara de la ciudad de la porcelana.

Que ediles de PSOE y PP se hayan puesto de acuerdo en solicitar a Inditex que recapacite sobre su decisión se debe a que dichos establecimientos son un referente económico y comercial para sus respectivas ciudades. Más en un momento como el actual, en plena pandemia, donde el tejido comercial de las ciudades se está resintiendo.

SITUACIÓN CONOCIDA POR INDITEX

Las ciudades antes reseñadas no son las únicas en las que Inditex está poniendo en práctica su plan: Segovia, Zamora, Jerez de la Frontera… Una situación que no viene de ahora, y que no pilla de nuevas a Inditex que, años atrás, también recibió misivas de alcaldes ante el cierre de establecimientos.

Echando la vista atrás, el que fuera alcalde de Palencia en 2016, Alfonso Polanco (del PP), se puso en contacto con Inditex para que meditará el cierre de Zara. Incluso hubo quien fue más allá. Es el caso de Jorge Suárez (Ferrol en Común), que en 2018 era alcalde de Ferrol, y que solicitó directamente una entrevista con el fundador, Amancio Ortega. En su carta, que arrancaba con un emotivo “Estimado Amancio”, le hacía saber la inquietud que el cierre de Zara estaba causando entre vecinos, comerciantes y hosteleros. No causó efecto. De hecho, Ferrol es la única de las grandes ciudades gallegas que en la actualidad no cuenta con ningún establecimiento de las distintas firmas del grupo.

Restalia

Restalia abre 16 nuevos locales y quiere llevar TGB a Latinoamérica

En un año que se puede catalogar como loco para el mundo de la restauración, con cierres totales y parciales durante determinados periodos de...

Inditex raramente da marcha atrás una vez ha tomado una decisión. Pero no es la única firma que suele recibir este tipo de llamadas y cartas. Otro caso es el de El Corte Inglés. Ha sido el alcalde de Linares, Raúl Caro-Accino, en este caso de Ciudadanos, el que ha comunicado a la compañía que se reconsidere el cierre “temporal” del centro a partir de marzo. El edil ha calificado la decisión de “mazazo inesperado” para la economía local, una de las que tiene más paro de España. Y luchará “con uñas y dientes” para su continuidad.

PP, PSOE, Ferrol en Común, Ciudadanos… sea cual sea el color político, cuando alguno de los gigantes de la distribución y la moda mueve ficha para cerrar algún centro en sus dominios, no dudan en mover toda la maquinaría para que frenen la acción. No sólo son empleos, también foco de atracción y dinamismo para otros negocios. Y votos…