Feníe Energía

La revolución de los pequeños consumidores prosigue su curso. La tradicional compañía de los instaladores, Feníe Energía, ha presentado esta semana su Plan Estratégico 2021-23. Uno de los datos más importantes ha sido su previsión de clientes, estimada en 700.000 usuarios una vez finalice este periodo de tres años.

Actualmente Feníe cuenta con 400.000 clientes entre luz, gas y autoconsumo. Se trata de un crecimiento muy importante, sobre todo teniendo en cuenta que las grandes compañías del sector han vuelto a forzar la máquina del marketing para no ceder terreno frente a estas comercializadoras independientes.

En la presentación del plan, llevada a cabo por el presidente de Feníe Energía, Jaume Fornés; y de la directora general, Paula Román, han transmitido un mensaje muy claro a los socios, accionistas e instaladores: la compañía no está en venta. Tras los rumores de mercado que sitúan a otra de las comercializadoras como Aldro ante potenciales operaciones con fondos y grandes energéticas, Fornés entiende que están en el punto de mira debido a su buena gestión, pero su modelo de negocio se defiende por sí solo, y ahora mismo no están atentos a esas cuestiones.

Asimismo, el presidente de la eléctrica no ha hecho referencia a una potencial salida a Bolsa, una vez visto el camino que ha tenido Holaluz, otra de las comercializadoras que, en los últimos años, ha intentado plantar cara a los ‘grandes’.

FENÍE ENERGÍA, POR SU CUENTA

En cuanto a las estimaciones de mercado que ha presentado la compañía, a la espera del cierre oficial, asume que sus ventas ascenderán a 450 M€ con un beneficio después de impuestos de 6 M€. Unos datos que Feníe espera mejorar con esa captación de clientes en los próximos años.

Además, Fornés ha asegurado durante la presentación que también tienen la intención de divsersificar el negocio. En este sentido, ambos directivos han explicado que, por ejemplo, el negocio de las telecomunicaciones puede ser una vía para aumentar la captación y retención de clientes.

Igualmente, la compañía ahora mismo tiene 18 MW de potencia instalada con energía eólica en lo que supone su pequeña rama en el negocio de la generación. Pero Feníe apunta a que esta será otras de las líneas de negocio que quieren fortalecer con la entrada de nuevos socios. Asimismo, esperan invertir entre 3 y 5 millones de euros en la adquisición de nuevas plantas para potenciar esa parte de generación eléctrica.

Algo a lo que se sumará su negocio de autoconsumo, donde actualmente tienen 1.500 instalaciones y, según ha explicado Paula Román, la intención es que el segmento de empresas en materia de autoconsumo también sea importante para la compañía.

PRESENCIA PÚBLICA

Por último, desde Feníe Energía quieren mantener muy viva su imagen pública, sobre todo a través del patrocinio de La Vuelta a España, donde son uno de los socios preferentes. Para Fornés, al margen de propio negocio, crecer en notoriedad de marca es fundamental para la empresa.

En cuanto a las polémicas de las últimas fechas sobre la subida en los precios de la luz en el mercado mayorista, su directora general ha advertido de que este tipo de contingencias ya se recogían en los planes estratégicos de la compañía y, por lo tanto, han absorbido con naturalidad lo que ha sucedido. Asimismo, ha querido trasladar un mensaje de tranquilidad a sus clientes sobre este asunto.