jueves, 15 abril 2021 10:00

Bankinter saca provecho a los nuevos CaixaBank y Unicaja

La consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa comentaba este jueves, durante la presentación de resultados de la entidad que es “un tanto escéptica” con las bondades de las fusiones. En su opinión, tiene que ser “una ocasión excepcional y que genere un beneficio excepcional” para compensar todos los costes económicos y humanos de ese tipo de operaciones.

Dancausa explicaba que Bankinter es una organización con una cultura “muy clara” y están cómodos como están ahora, solos. Además, señalaba que no tienen presión para incorporarse al baile de fusiones que ha comenzado en España.

En este sentido, apuntaba que para su banco “las fusiones de otros son una oportunidad” porque tienen capacidad de generar ingresos y resultados, mientras que otras entidades “están a otras cosas”.

La CEO hacía referencia al nuevo CaixaBank y al nuevo Unicaja, los bancos resultantes de la fusión que actualmente están llevando a cabo Bankia y CaixaBank por una parte y Liberbank con Unicaja por otra. Y aseguraba que desconoce si el crecimiento en clientes se debe a aquellos enfadados que vienen de otras entidades o al éxito de las campañas de marketing de Bankinter.

“Cuando se anuncia una fusión, como se sabe que Bankinter no está en ese juego, es una oportunidad, porque hay clientes a los que les gusta que las entidades les hagan más caso del que le pueden hacer otras que en este momento tienen otras prioridades“, matizaba.

NO QUIERE FUSIONES

“Las entidades españolas siguen fusionándose, pero no queremos que nos compren ni ser adquiridos, somos independientes y es un valor para los clientes de Bankinter. Tenemos capacidad para crecer solos” insistía la directiva.

En este sentido, apuntaba a que tiene “plena confianza” en pueden seguir generando ingresos con la actividad bancaria y prueba de ellos es que Bankinter en 2015 tenía menos actividad y ahora están en 4 países y cuentan con un negocio internacional “muy prospero”.

Según las cuentas que ha publicado este jueves el grupo, Bankinter registró un beneficio neto de 317,1 millones de euros en 2020, lo que supone un descenso del 42,4% respecto al ejercicio anterior, debido a las “fuertes” provisiones por importe de 242,5 millones de euros que han hecho para anticipar el empeoramiento macroeconómico en un contexto marcado por la crisis sanitaria del covid-19.

Se trata de la primera caída del beneficio tras siete años consecutivos en los que las ganancias de la entidad habían registrado crecimientos. En este sentido, Dancausa señalaba que en un plazo máximo de tres años, el banco volverá a los 500 millones de beneficio de 2019.

DEPÓSITOS E HIPOTECAS

Preguntada por si Bankinter tiene intención de cobrar a los clientes particulares por los depósitos, tal y como ya están haciendo otros bancos, se mostraba rotunda “a las personas físicas no le cobramos ni tenemos intención de hacerlo”. Pero si a las grandes empresas.

Respecto a las hipotecas, la CEO calificaba de “despropósito” que los bancos paguen por las hipotecas que presentan diferenciales negativos debido a los mínimos históricos en que se sitúa el Euríbor. En su opinión, tendrían que aplicar un suelo de cero intereses.

“Es como si el prestamista de un servicio tiene que prestar un servicio y, además, pagar por él al receptor del servicio. Es absurdo”, apuntaba. Y añadía que la legislación española sostiene que la naturaleza jurídica se base en que el prestamista presta capital al cliente y este tiene que devolver con intereses, “lo otro es el mundo al revés”, afirmaba. La nueva ley de crédito inmobiliario establece un suelo del 0% cuando los diferenciales son negativos”.

NO HABRÁ MÁS PROVISIONES

La consejera delegada de Bankinter también se ha pronunciado sobre las provisiones, que en el conjunto de 2020 han ascendido a 242,5 millones de euros para paliar los efectos del coronavirus. Pero esta cifra supone que en el cuarto trimestre no han aumentado y además es un millón menos que lo que ya había adelantado el pasado mes de septiembre. Y esto, mientras el Banco Central Europeo (BCE) ya ha advertido a la banca para que no se relajen con las provisiones.

En este sentido, Dancausa explicaba que cuando las calcularon tomaron de referencia el escenario económico planteado por el BCE y el Banco de España, pero ahora han incorporado las del Banco de Irlanda y Portugal, y de ahí las modificaciones.

“Estamos siendo enormemente prudentes porque el ultimo escenario del BDE es mejor al incorporar el programa de fondos europeos y no era necesario aumentar provisiones” aclaraba. En principio no van a hacer mas provisiones por la pandemia en 2021 y el coste real recurrente es bajo, concluía.


- Publicidad -