El presidente ejecutivo de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, y gran parte de los miembros del consejo de administración se han decantado por cobrar en acciones el dividendo flexible (‘scrip dividend) de la compañía, en el que se ofrecía la posibilidad de recibir la retribución en efectivo o en títulos de la empresa.

Según consta en los registros publicados en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Álvarez-Pallete ha recibido un total de 95.386 acciones nuevas que le corresponden por los títulos de los que era propietario antes del dividendo abonado el pasado mes de diciembre.

En esta línea, también han cobrado el dividendo en acciones el consejero delegado del Grupo Telefónica, Ángel Vilá, y la directora de Finanzas y Control, Laura Abasolo, quienes han recibido un total de 22.011 y 3.272 títulos, respectivamente.

Por otro lado, gran parte de los miembros del consejo de administración, además de Álvarez-Pallete y Vilá, también han comunicado a la CNMV que ha optado por cobrar el dividendo en acciones, entre ellos el presidente de Fundación La Caixa, Isidro Fainé, que ha recibido 34.454 títulos nuevos, y el presidente de Gestamp, Francisco José Riberas, que ha obtenido 632.367 acciones a través Halekulani S.L..

Otros consejeros que también han optado por el dividendo en acciones han sido José María Abril (quien ha recibido 32.461 títulos, incluidos los de María Teresa Arandia), José Javier Echenique (9.964, incluidos los de Bilbao Orvieto S.L.), María Luisa García Blanco (1.736), Peter Erskine (2.487), Peter Löscher (8.392), Francisco Javier de Paz (3.753), Ignacio Moreno (1.058) y Carmen García de Andrés (40).

Asimismo, también han cobrado en esta ocasión el dividendo en acciones el secretario del consejo de administración, Pablo García de Carvajal (2.987), y director general de Estrategia y Asuntos Corporativos, Eduardo Navarro (8.483), según consta en la CNMV.

DIVIDENDO FLEXIBLE

La junta general de accionistas de Telefónica aprobó el pasado 12 de junio la propuesta del consejo de administración para el pago del segundo tramo del dividendo de 2019 (0,2 euros, que se abonó en junio 2020) y del primer tramo del de 2020 (0,2 euros, que se pagó en diciembre 2020) mediante la modalidad de dividendo flexible voluntario.

En concreto, el 66,88% de los accionistas optó en diciembre por recibir el dividendo en acciones, lo que ha supuesto la emisión de algo más de 197,99 millones de acciones, correspondientes a un 3,72% del capital social. Dado que el valor nominal de cada título es de un euro, el importe del aumento de capital asciende a unos 197,99 millones de euros.

Por su parte, los accionistas titulares del 33,12% de los derechos de asignación gratuita han aceptado el compromiso irrevocable de compra de derechos asumido por Telefónica, lo que supone un importe bruto abonado por la compañía de más 342,32 millones de euros. La empresa ha renunciado a los derechos así adquiridos, que han sido amortizados.

El porcentaje de accionistas que han optado en diciembre por cobrar el dividendo en acciones (66,88%) es superior al registrado en el primer tramo del año natural 2020 abonado en junio (63,01%), lo que refleja la confianza de los accionistas en los títulos de la compañía y en el recorrido alcista que pueden tener por delante.