El sector alternativo, también conocido como Healthcare, engloba el segmento de residencias de mayores e inmuebles de naturaleza hospitalaria. Se contabilizan un total de 185 operadores que se disputan el pastel de este negocio, y se prevé un buen número de operaciones de compra entre estas compañías.

En una entrevista para MERCA2, la directora nacional de Healthcare España en Savills Aguirre Newman, Nuria Béjar, desvela que entre el grueso de los 185 agentes que operan en nuestro país, algunos cuentan con una sola residencia en propiedad, y otros tienen un porfolio de varias decenas de centros. “Sabemos que los operadores más grandes comprarán otros actores más pequeños”.

“Estamos notando un ímpetu del sector en residencias de mayores e inmuebles de naturaleza hospitalaria, ya que se trata de un mercado bastante profesionalizado. Los fondos paneuropeos son los más interesados”.

En este sentido, desde Savills sostienen que uno de los retos de España es afrontar el envejecimiento de su población, ya que existe una mayor tasa de vida y, a su vez, más años de necesidad de servicios de dependencia. “Estas infraestructuras son necesarias, y para el usuario es más beneficioso poder disfrutar de instalaciones más modernas. Estos centros están mejor dotados de recursos y materiales”, afirma.

Aunque la pandemia del coronavirus ha criminalizado al sector, se trata de un sector profesionalizado y regulado. Para Nuria Béjar, la inversión “no está en peligro y no hay riesgo reputacional”, y añade que “no existe una mala práctica del sector, ha tenido que tomar decisiones, y algunas habrán sido más acertadas que otras”.

En cuanto a la operativa en este sector, se observan operaciones muy bien estructuradas: el inversor aporta el montante necesario para realizar el proyecto, y el operador es el encargado de ofrecer el servicio.

RECUPERAR LA RENTABILIDAD

El covid-19 ha tenido especial incidencia en las residencias de mayores, lo que ha provocado una desocupación en muchos de los centros, pero desde Savills prevén que en 2021 se irán recuperando las cuentas de explotación pre-covid. La desocupación no solo se ha debido a las defunciones en estos centros, sino que algunos familiares de residentes han optado por trasladar a su allegado al domicilio familiar ante el miedo a un contagio en masa.

La directora nacional de Healthcare España en Savills augura que la recuperación total del sector se producirá en 2022, con la vacuna totalmente extendida y habiendo conseguido un cierto grado de inmunidad. Se busca un periodo de estabilización en cuanto a la ocupación de estos centros, que necesitan de los ingresos para pagar las rentas.

Los fondos que invierten en este tipo de infraestructuras lo tienen claro: su objetivo es difundir seguridad, y los proyectos futuros se orientan hacia la apuesta por las habitaciones individuales frente a las dobles, por ejemplo.

También es destacable que este sector no ha sufrido un parón por parte de los inversores, pero los planes de expansión de los operadores puede que sí que se hayan frenado. Sin embargo, los expertos insisten en que hay mucha falta de camas y esta necesidad se podrá cubrir en el sector privado, porque el sector público ya no puede afrontarlo.

MÁS CONCIERTOS CON LA ADMINISTRACIÓN

Existen planes de expansión de nuevos proyectos, aunque por parte de los operadores llevarán un ritmo más ralentizado, pero esto también depende del operador y su músculo financiero.

Por su parte, la Administración Pública pide más conciertos porque se necesitan más instalaciones sociosanitarios y hospitalarios destinados a pacientes dependientes, salud mental y daño cerebral.

Según Nuria Béjar, “existe un nuevo crecimiento de conciertos para enfermos crónicos, ya que en el hospital general no tienen cabida para afrontar todo su tratamiento”, y desvela que “existe una necesidad de centros de media estancia, esto es costoso por lo que solicitan la colaboración público-privada”.

Por otro lado, a diferencia del sector residencial, de las oficinas o el inmologístico, en el sector alternativo no existen zonas prime, “la ubicación no es lo importante”. Lo relevante es contar con un plan de demanda, que depende de la operativa que se vaya a desarrollar y la demanda en un ámbito de influencia. Se estudiará el nuevo proyecto según la necesidad del operador en volumen de población, la demanda y la necesidad de oferta de un determinado tipo de instalaciones.

En cuanto a las obras de construcción, Savills explica que no solo se van a registrar instalaciones de nueva construcción, sino que los inversores también comprarán suelos ya edificados, cuyo primer uso ya se ha quedado obsoleto.

NUEVA GENERACIÓN DE CENTROS

Los operadores pueden llevar a cabo conciertos con las administraciones públicas, pero muchos de ellos se decantan por los centros privados o concertados. Cada vez son centros de mayor calidad, se trata de residencias de última generación con dotación de infraestructura. “Ha habido una transformación impresionante” celebra Nuria Béjar.

“Los hospitales privados también han cambiado su formato: ofrecen un mayor confort y se elige un mobiliario más alegre y no tan sociosanitario.  Se ha producido un rediseño de la arquitectura”, afirma.

Desde Savills sitúan a este sector como “necesario socialmente”, con un grado de profesionalización e innovación permanente. Asegura que cumple una serie de protocolos, está regulado y sus malas prácticas pueden ser denunciables. Todo esto genera seguridad al inversor.

En este sentido, el sector Healthcare “ha venido siendo protagonista en los últimos años y cuenta con mucha más publicidad. Se trata de un sector con muchas operaciones e intercambios de transacciones”, y señala que “este mercado alternativo, dejará de serlo. Tenemos absoluta certeza de que no es solo una moda”.