El fondo de capital riesgo norteamericano Advent ha empezado a engullir la parte rentable del negocio de Dentix. Un proceso que contempla dos fases bien diferenciadas y que estarán centralizadas desde Luxemburgo. Así, en primer lugar, se ha creado un nuevo holding del que colgarán distintas sociedades vehículos para albergar cada una de las 80 clínicas adquiridas. Aunque lo más llamativo del proceso es que la firma empezó a hacer los movimientos una vez que el concurso de acreedores de la cadena de clínicas cayó en el conocido Juzgado de lo Mercantil número 2 de Madrid.

Así, la preparación del entramado que debe servir en primera instancia al cometido del fondo norteamericano se organizó meses antes de que se llegase a un acuerdo a finales de diciembre. De hecho, todo el proceso arrancó a mediados de noviembre cuando el grupo adquiere una sociedad durmiente, aquellas creadas anteriormente para luego ser vendidas, a la firma Latorre & Asociados. Un movimiento que se ejecutó cuando el 10 de noviembre cuando se inscribió el cambio de administrador único en favor de la sociedad residente en Luxemburgo AI Calcium.

La sociedad matriz del nuevo entramado de Dentix, cuyo nombre concreto es AI Calcium Subco SARL, se constituyó en Luxemburgo el pasado mes de octubre, aunque se configuró para tal cometido el 9 de noviembre. El maquillaje societario se culminó en los siguientes días con el cambio de nombre, de Global Norina al actual AI Denmark Bidco, y el objeto social de la misma. Al pasar a resumirlo simplemente en la “la compra, adquisicion, suscripcion, asuncion, tenencia, gestion, administracion, permuta, transmision y venta de valores mobiliarios”.

UN JUZGADO POLÉMICO CON EL QUE BBVA YA CHOCÓ EN EL PASADO

En esas mismas fechas se conoció públicamente que el concurso de acreedores de Dentix había recaído en el Juzgado de lo Mercantil número 2 de Madrid. Un órgano que encabeza el juez Andrés Sánchez Magro. Se trata del mismo tribunal que llevó el concurso de la inmobiliaria Nozar y que todavía sigue coleando entre otros muchos casos. De hecho, el propio BBVA (que también estaba interesado en hacer alianza con Cerberus por este activo) llegó a acusar al magistrado de violar la ley concursal con sus decisiones.

Pero las casualidades no terminan ahí. Así, Sánchez Magro designó a Deloitte como administrador concursal de Dentix. Pero finalmente algo no convenció a la compañía y prefirió renunciar a ese cargo unos días después. La misma auditora ya fue la encargada de gestionar judicialmente en 2016 la intervención de Vitaldent. Un paso que culminó con la compra por 18 millones, en este caso han sido 15 millones, por el fondo JB Capital Markets, que dirige Javier Botín, y que acabó vendiendo al propio Advent por 350 millones.

LAS CLÍNICAS EMPIEZAN A DEPENDER DE LUXEMBURGO

Una vez ejecutado los anteriores movimientos, el siguiente paso ha sido el de crear las sociedades vehículo que albergarán las actuales clínicas. Un movimiento que arrancó la semana pasada cuando la agencia encargado de todo este largo y tedioso proceso, Latorre & Asociados, las ha empezado a inscribir. De hecho, solo este pasado 19 de enero se inscribieron en el Registro Mercantil más de cuarenta empresas bajo el nombre de AI Denmark OPCO más el número representativo del establecimiento en cuestión.

Esas sociedades recientemente están articuladas para colgar de la matriz del grupo con sede en Luxemburgo. Así, la estructura es sencilla. Todas las firmas según se crean bajo la administración del holding español, esto es que su administrador único es AI Denmark Bidco. Éste a su vez, tiene como propietario la matriz luxemburguesa con lo que se cierra el círculo finalmente.

La estructura así conformada es vital no solo para poder articular las inyecciones de capital que necesitan las clínicas para subsistir, sino que también le permite un esquema fiscal más benigno. En principio, la fórmula será la utilizada comúnmente por los grandes fondos. Así, antes o después AI Denmark Bidco recibirá los fondos necesarios en forma de crédito desde Luxemburgo que más tarde se irá repagando con intereses con los flujos que generen cada clínica. Al fin y al cabo, los dividendos abonados entre sociedades españolas del mismo grupo no tributan y el posterior pago financiero, para hacer frente al préstamo, tampoco.

LA LUZ AL FINAL DEL TÚNEL PARA MUCHOS AFECTADOS DE DENTIX

La velocidad de ejecución de Advent en la creación de su nuevo organigrama para explotar las clínicas de Dentix es una esperanza para muchos afectados de la firma. De hecho, un gran número de esos pacientes relatan este 2020 como “un calvario”, después de que los anteriores propietarios de la cadena de clínicas paralizasen la gran mayoría de los tratamientos y retrasase otra parte importante. Incluso, durante buena parte del año no prestó ni siquiera los servicios de urgencias. Una situación insostenible y que llevó al propio Ministerio de Consumo a intervenir.

Aunque la llegada de Advent no supone tampoco cerrar todas las heridas y las cicatrices. No lo es, por un lado, porque los retrasos para muchos pacientes han causado un daño enorme y en algunos casos tardarán años en recuperarse del todo. Por otro lado, porque el antiguo fundador de la cadena de clínicas dentales, Ángel Lorenzo Muriel, todavía está en el punto de mira de afectados y abogados por su gestión de la compañía.