La filial de Sacyr Ingeniería e Infraestructuras, Sacyr Fluor, ha conseguido un contrato valorado en 99 millones de dólares (82 millones de euros) en Egipto. Con dicha inversión, la firma presidida por Manuel Manrique se ocupará de las labores de ingeniería, aprovisionamiento de materiales y equipos y asistencia técnica para la ampliación de la estación de compresión de gas de Dahshour. Dicha estación pertenece a Egyptian Natural Gas Company (GASCO), el operador estatal de la red de gas egipcia.

El plazo de ampliación de la planta, que está ubicada en el sur de El Cairo, es de año y medio. Sacyr Fluor ampliará en un 50% la capacidad de compresión de gas de la instalación e introducirá nuevas tecnologías para recuperar el calor residual de las turbinas de gas y producir con ello electricidad que alimentará la estación de compresión. De esta manera, lo que conseguirá es la reducción de las emisiones de dióxido de carbono (CO2).

SACYR Y REPSOL

Este proyecto logrado por Sacyr en Egipto se enmarca en el ‘Green Economy Transition’. Se trata de un programa lanzado en 2015 por el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo (BERD). Su meta es que, los países en los que opera, caso de Egipto, adopten un modelo de desarrollo respetuoso con el medio ambiente. Así se consigue una mejora de la sostenibilidad en la transmisión del gas.

Los operadores estatales de las redes de gas natural en Egipto son Egyptian Natural Gas Holding Company (EGAS) y su filial GASCO. Ambos financian programas de eficiencia energética en el sector del petróleo y el gas. Y lo hacen a través de un préstamo soberano de 200 millones de dólares (165 millones de euros), concedido por el BERD a la República Árabe de Egipto.

Por otra parte, Sacyr ha ganado otros proyectos recientemente en diferentes ámbitos. Uno de ellos es el contrato que Repsol ha adjudicado a su filial Fluor para el desarrollo de la ingeniería de detalle y soporte técnico y comercial en la gestión de suministros de la unidad e hidrotratamiento. El mismo constituye la parte central de su proyecto de ‘Producción de Biocombustibles 2G’ a construir en su refinería de Cartagena.