Con el paso del tiempo, los equipos informáticos de las empresas necesitan renovarse para adaptarse a los nuevos tiempos. El objetivo de la renovación siempre tiene que ir vinculado a la producción y mejora de los servicios.

Si tu empresa está pensando en realizar la mejora de los equipos informáticos, te vamos a mostrar una serie de claves a través de las cuales te resultará mucho más sencillo hacer el cambio a bajo coste. Solo hay que conocer las mejores alternativas y el coste de la renovación de los equipos será mucho más baja de lo esperado.

Ordenadores portátiles o de escritorio

Los expertos de Informatizados nos comentan que lo primero que tiene que hacer la empresa es tomar la decisión de si optar por portátiles u ordenadores de escritorio. La decisión no siempre es fácil, de aquí que sea necesario meditarla para tomar la mejor decisión.

En tiempo de pandemia, lo mejor que se puede hacer es ofrecer a cada trabajador un portátil. El objetivo de esa decisión es que cada uno de ellos pueda trabajar en casa cuando sea posible y así evitar los desplazamientos y contactos entre trabajadores. La ventaja de ofrecer a los trabajadores portátiles es que pueden tener una mayor movilidad. Gracias a esa movilidad, pueden usar sus equipos en casa, en la oficina o incluso durante los viajes.

En cambio, las empresas que optan únicamente por ordenadores de escritorio son las que tienen claro que sus trabajadores siempre tienen que acudir a sus instalaciones para realizar el trabajo. A cambio de eliminar la opción de movilidad, la empresa puede tener la certeza de que la inversión es más baja. Por regla general, los equipos de mesa son más potentes y económicos que los portátiles. Además, este tipo de ordenadores se pueden actualizar sin tener que hacer un cambio del dispositivo completo.

Con esto podemos concluir que, si la empresa quiere ofrecer a sus trabajadores movilidad, lo mejor es optar directamente por los portátiles. Si buscan potencia y que sus trabajadores siempre acudan a sus instalaciones, los ordenadores de sobremesa se presentan como la mejor opción.

Factores importantes para renovar los equipos informáticos

A la hora de renovar el equipo informático de una PYME es fundamental tener en cuenta una serie de pautas que nos garantizarán que la renovación es la adecuada.

CPU: es uno de los apartados más importantes del ordenador. Siempre nos tenemos que fijar en la CPU para tener la seguridad de que nos va a ofrecer unos buenos resultados. Piensa que su objetivo es el de ejecutar los programas y las direcciones a través de las instrucciones que se les dan. Para conseguir que todo el trabajo sea rápido y ágil es fundamental que la CPU sea de máxima calidad. Por supuesto, todo dependerá de las necesidades del trabajador. En ocasiones los programas que usará serán sencillos, de aquí que los requisitos de la CPU no sean tantos.

Memoria interna: incluso si se trabaja mucho en la nube, es importante que el nuevo equipo informático tenga una buena memoria interna para hacer copias de seguridad. Como mínimo tendrá que contar con 128Gb, pero cuanta más memoria mejor. Así se podrá guardar la información en local y en la nube y tener todo a salvo. Lo que sí está claro es que la memoria interna siempre tiene que ser SSD para conseguir una mayor rapidez a la hora de ejecutar las cosas. Incluso si no trabajas mucho en la nube, entonces puede ser una buena opción adquirir equipos con más de una unidad de almacenamiento.

RAM: si quieres que el ordenador cuente con una buena rapidez a la hora de ejecutar el trabajo que le estamos dando es fundamental que tenga una buena RAM. Actualmente se recomienda adquirir ordenadores con RAM mínima de 2gb. Pero si se quiere agilizar el trabajo, se recomienda que sea mayor. Sin olvidar mirar los MHz. Para una empresa suele ser suficiente los que van de 1200 a 2600 MHz. Lo importante es tener la garantía de que van a poder mover sin problemas los programas con los cuales se trabaja en la empresa.

Tarjetas gráficas: otra de las cosas que deben tener los ordenadores. Eso sí, si vas a trabajar con gráficos complejos tendrás que asegurarte que la tarjeta gráfica es capaz de trabajar con esos programas.

Pero no solo hace falta renovar los ordenadores para que la empresa pueda funcionar de una manera eficiente. Por ejemplo, también es importante renovar los equipos de impresión para evitar retrasos que puedan perjudicar al rendimiento de la empresa. Contar con buenas impresoras es fundamental para que el trabajo vaya fluido. En Impresoras10 podemos ver una comparativa completa de impresoras con las cuales podemos obtener un buen ritmo de trabajo. No solo hay que buscar rapidez en la impresión, sino en el escaneo o envío de fax en caso de que la empresa vaya a usar ese sistema de comunicación.

¿La renovación de los equipos informáticos es un gasto opcional?

Se ha demostrado que el coste de la renovación de los equipos informático no debe ser considerado como un gasto opcional. Siempre tiene que ser considerado como una inversión que va dirigida a mejorar la producción y rendimiento de la empresa.

Con la mejora de los ordenadores lo que la Pyme consigue es que el tiempo de producción se reduzca y en consecuencia la inversión se amortiza con rapidez. Lo que una empresa no se puede permitir es tener equipos desactualizados que impidan que el ritmo de trabajo no sea el adecuado. Cuando la empresa o los trabajadores comiencen a quejarse de que el rendimiento de sus equipos no es el adecuado, lo que deben hacer es renovarlos para que la producción siga siendo la adecuada.

No hace falta gastar grandes cantidades de dinero, en ocasiones con equipo de bajo coste es más que suficiente. Todo dependerá de las necesidades de los trabajadores para desarrollar su trabajo correctamente.