Telefónica
Martin Czermin, CEO de Adamo; y Emilio Gayo, pte. de Telefónica España

Adamo, el operador especializado en zonas rurales y comandado por el fondo nórdico EQT, vuelve a poner en jaque a Telefónica con las ayudas a la banda ancha en gran parte de la España vaciada. En la anterior fase del Programa Peba el operador azul sufrió un fuerte revés. Ahora, con 12 nuevas zonas en liza, puede repetirse la situación.

Este martes finaliza el plazo para presentar las candidaturas a las ayudas correspondientes a la segunda fase del último Peba. En la anterior edición, que se cerró oficialmente hace unas semanas, Adamo se hizo con un total de 19 proyectos que recibirán una ayuda a la extensión de la banda ancha de 72 M€. Por su parte, la compañía que dirige en España Emilio Gayo logró 11 proyectos con una ayuda de 22,5 M€.

En un primer momento se ofreció ayudas a un total de 33 provincias. Posteriormente, el Ministerio de Asuntos Económicos y Agenda Digital ha decidido aumentar el ámbito de actuación y, junto con la financiación de los Fondos Feder, se ha abierto esta nueva ayuda dotada con un fondo de 38,7 millones de euros.

A nivel técnico no hay variación en la prestación del servicio. Los proyectos consisten en el despliegue de infraestructuras necesarias para proporcionar cobertura de redes de banda ancha de muy alta velocidad, capaces de prestar servicios a velocidades de al menos 300 Mb/s, escalables a 1 Gb/s, tanto de subida como de bajada. Estos proyectos deberán desarrollarse en la totalidad o parte de las zonas definidas en cada uno de los 12 ámbitos de concurrencia o provincias. Se trata de Alicante, Almería, Cáceres, Granada, Huesca, Islas Baleares, Jaén, Málaga, Murcia, Santa Cruz de Tenerife, Teruel y Zaragoza.

ADAMO DESCUADRÓ A TELEFÓNICA

En la anterior edición Adamo descuadró los planes de Telefónica. Según pudo conocer MERCA2, el operador azul no tenía previsto que la proporción de provincias ganadas por la compañía especializada en zonas rurales fuera tan grande. Ahora, con tan solo 12 provincias en liza, parece que la situación puede estar algo más repartida.

Lo confirmado es que ambas compañías se han presentado a esta prestación de ayudas. Ahora habrá que ver si Telefónica está a la altura en los criterios de valoración. La competencia no es sencilla, sobre todo en las zonas blancas (aquellas que no disponen de cobertura de redes de banda ancha de nueva generación, ni previsiones para su dotación por algún operador en el plazo de 3 años) que suponen el 50% de la “nota final”.

Ganar estos concursos es importante, no solo por los potenciales clientes que se pueden conseguir, sino porque también se generan unas obligaciones mayoristas que, aunque se tenga que realquilar las redes a la competencia, se trata de nuevos ingresos. Y es que los beneficiarios de las ayudas quedarán obligados a ofrecer a los demás operadores que lo soliciten acceso mayorista efectivo a las infraestructuras subvencionadas durante un periodo mínimo de siete años a partir de la fecha de entrada en servicio del proyecto del que se trate, de forma abierta, no discriminatoria y respetando el principio de no discriminación tecnológica.

Asimismo, el detalle de la oferta mayorista deberá estar disponible para los terceros operadores interesados con un tiempo de antelación suficiente al inicio de la explotación minorista de la red NGA por el beneficiario.

¿QUÉ ES EL PROGRAMA PEBA-NGA?

El Programa Peba-NGA pretende ser un instrumento fundamental para convertir España en el país con la red de fibra óptica más extensa de Europa, a pesar de las dificultades que presentan la orografía y la dispersión geográfica poblacional de nuestro país.

Según datos de la Comisión Europea, la cobertura de fibra óptica hasta el hogar (FTTH) alcanza al 80,4% de la población española, frente a la media europea del 34%. En zonas rurales, el diferencial de cobertura a favor de España es igualmente relevante: de media, solamente el 21% de los hogares europeos cuentan con FTTH, frente al 46% en nuestro país.

En el periodo 2013-2019, este Programa ha concedido ayudas a 130 operadores para la realización de 753 proyectos con una inversión asociada de 871,40 millones de euros y unas ayudas de 478,90 millones de euros. Más de la mitad de ese importe fue concedido en 2018 y 2019. En la convocatoria de 2019 se otorgaron 140,14 millones de euros que han servido para dar cobertura a 705.974 hogares y empresas en 12.760 Entidades Singulares de Población (ESP). La convocatoria 2020 dará cobertura a 653.157 hogares y empresas en 6.682 entidades de población.

Cuando el próximo año finalicen los proyectos con ayudas concedidas en las convocatorias anteriores, la cobertura de velocidad ultra rápida habrá alcanzado el 91% de la población española. Con los proyectos aprobados en esta convocatoria la cobertura alcanzará el 93%.