El consejero delegado el Grupo Generali, Philippe Donnet, trata de reorganizar la cúpula directiva de la aseguradora más grande de Italia. El objetivo no es otro que reducir costes e impulsar la rentabilidad de la compañía acelerando la transformación digital e impulsando el negocio de gestión de activos.

Según recoge Bloomberg y distintos medios italianos, tanto el número dos, Frédéric de Courtois, que es director general del Grupo, así como el director de inversiones, Timothy Ryan, son los principales candidatos a abandonar el barco. Y la propuesta del CEO -tanto de la salida de estos como la elección de dos nuevos candidatos- podría trasladarse a la junta directiva del próximo 27 de enero.

Courtois y Ryan fueron llamados por el propio Donnet en 2016 y 2017 respectivamente, y han sido determinantes para la estrategia que Generali ha puesto en marcha los últimos años. El primero se ha encargado de supervisar la reorganización internacional del grupo con la venta de activos que ya no eran rentables, mientras que al segundo se le confió la tarea de crecer en el sector de la gestión de activos.

Por su parte, Donnet lleva ligado a Generali desde hace ocho años, primero como director ejecutivo de Generali Italia y desde hace dos años como CEO del Grupo. La renovación de los tres coincidirá con la presentación de los resultados financieros de 2021, algo que ocurrirá dentro de un año. Pero distintas fuentes apuntan a que hay un especial interés para que algunos cambios se lleven a cabo cuánto antes.

DEL VECCHIO EN LA SOMBRA

Según fuentes consultadas por Reuters seria Leonardo Del Vecchio quien habría hecho presión en la sombra para que el CEO empezara a reorganizar la cúpula, pues su idea es que Generali recupere la posición de liderazgo en el mercado europeo de seguros. Además, no sería la primera vez que el italiano lanza ese mensaje.

Precisamente esta idea, la de hacerse más fuerte en el Viejo Continente, también fue en la que más insistió el CEO recientemente. Durante 2020, tras el estallido de la crisis sanitaria, los accionistas y analistas de la aseguradora mostraron preocupación por como el covid-19 podría impactar en las cuentas del Grupo. Así que el pasado mes de noviembre, durante la celebración del Investor Day de la compañía, el CEO de Generali quitaba hierro al asunto confirmando que su Plan Estratégico 2019-2021 se mantenía.

Pero modificó algunos objetivos ante un escenario que se ha vuelto aún más complejo con motivo de la pandemia, entre ellos estaría la reducción de costes por eso los cambios en la alta dirección ayudarían a implementarlos. Más allá de eso, el mensaje de Donnet estuvo bastante alienado con lo que persigue Del Vecchio pues adelantó que trataría de dar otro enfoque para Generali en el sector asegurador europeo, además de impulsar la digitalización y fortalecer la gestión de activos.

Respecto a las compras, comentó que tiene entre 2.000 y 3.000 millones de euros todavía disponibles para acuerdos de fusiones y adquisiciones en el sector de seguros en Europa y que ya había gastado casi 1.500 millones de euros en esto. La adquisición más importante en este tiempo ha sido la de las compañías Seguradoras Unidas y AdvanceCare en Portugal, una compra acordada con el fondo Apollo Global Management por 600 millones de euros. Y recientemente, la del último día de 2020, cuando Generali compró a Axa su negocio de seguros en Grecia por 165 millones de euros.

NO LE GUSTA SU GESTIÓN

Del Vecchio es el mayor accionista individual de Mediobanca, y el banco es a su vez el mayor inversor de Generali con más del 13%. Paralelamente, el empresario también tiene un 4,8% del capital de la aseguradora, es decir, tiene capacidad suficiente para guiar los pasos de la compañía y este siempre ha sido su objetivo.

Reuters ya adelantó tiempo antes que Del Vecchio llevaba tiempo presionando a Mediobanca para que la entidad tuviera más control sobre el futuro de la aseguradora. De hecho, hace unos meses solicitó al Banco Central Europeo aumentar su participación en el banco hasta un 20% y ya ha recibido el visto bueno. Aunque de momento sigue teniendo un 10%.

El italiano quiere restaurar la antigua posición que Generali tenía en Europa, pero ha descartado que quiera una fusión transfronteriza con sus rivales AXA o Zurich. También culpa a Philippe Donnet de la mala evolución de la cotización de Generali en comparación por ejemplo con la aseguradora alemana, pues Generali ha reducido su capitalización de mercado a unos 22.000 millones de euros, aproximadamente la mitad que la de AXA, que roza los 50.000 millones. Las acciones de la empresa italiana se dejaron un 22% el año pasado en la Bolsa de Milán.

Por estos motivos los expertos apuntan a que Del Vecchio se centrará en hacer presión para que el relevo en la cúpula de Generali se adelante, pues está previsto para la primavera de 2022. La filial española ha declinado hacer comentarios a MERCA2.

LOS CAMBIOS PUEDEN AFECTAR A ESPAÑA

Algunos medios italianos dicen que, llegados a este punto, es bastante probable que la selección de nuevos candidatos se haga dentro del grupo. Por ejemplo, para sustituir al director general del Grupo, Frédéric de Courtois, apuntan al responsable de Generali en Alemania, Giovanni Liverani; al de Austria, Luciano Cirinà o a Jaime Anchùstegui que es el CEO de Generali internacional, un cargo que la compañía creó en 2018 y que se encarga de reportar directamente al consejero delegado de todo el grupo.

Pero si Anchùstegui cambiara de rango, también podría haber cambios el Generali España, donde él es actualmente presidente del consejo de administración. En nuestro país, también fue consejero delegado desde 2008 y hasta 2014, cuando Santiago Villa Ramos, que sigue ejerciendo su cargo en la actualidad, tomo las riendas.

En ese momento, España era el quinto mercado por importancia para el grupo, actualmente Generali España ha subido un escalón y es el cuarto mercado que más aporta grupo. Por su parte, la aseguradora italiana es la novena en España por cuota de mercado.