El refranero popular español tiene un buen caldo de cultivo en DIA. También leyendas o cuentos como el de Juan Palomo, que decía eso de ‘yo me lo guiso, yo me lo como’. Letterone, la sociedad controlada por Mikhail Fridman, es la dueña del capital y de la deuda de DIA. Y quien parte y reparte, se lleva la mejor parte.

DIA en estos momentos está estudiando ampliar capital por más de 500 millones de euros y dar paso a los minoritarios. Se trata de un esfuerzo más, desde que aterrizó el magnate ruso, para llevar a cabo una reestructuración de la deuda, sí o sí. Ello daría origen a una estabilización de su balance de capital.

“Ahora, a falta de la aprobación en la junta general de accionistas, lo que busca el magnate ruso es tener mayor peso en el capital de la compañía”, señala Diego Morín, analista de IG. “Si hay una ampliación mayor, que no se sabe, sería bueno. Si no por el importe, si por dar entrada a los minoritarios. De no ser así, dejaría un capital flotante muy pequeño. Si se tiene entre el 10% o el 15% no tiene sentido seguir cotizando”, añade Rafael Bonardell, analista de Intermoney.

La pregunta que surge es qué pasaría de no hacerse esa ampliación de capital. Dicho de otra manera, si se podría mantener en bolsa en el caso de no poder convertir en acciones el 75% de la deuda con Letterone. “Con la ampliación de capital lo que se está buscando es que no se excluya de bolsa, es decir, salvar a la entidad en sus procesos de deuda y sostenerla en la cotización hasta que se formalice el papeleo para presentar en la CNMV”, sostiene Diego Morín.

El objetivo principal para DIA continúa siendo el de equilibrar el balance, ya que esto dará visión a los inversores más largoplacistas. “Con una deuda enorme, y los resultados que se esperan para los próximos años, cuyo resultado neto va a ser negativo, te impacta en el patrimonio neto, lo que, finalmente, te podría obligar a ampliar por ley, o la disolución. Por tanto, cuanto antes, mejor”, concreta Rafael Bonardell.

DIA EN BOLSA

La intención de DIA, tal y como ha reseñado Sptephan DuCharme, su presidente, es la de continuar en bolsa. Sobre la posibilidad de que hubiera otros riesgos de ser excluido en el mercado en la actualidad, el analista de IG señala “problemas vinculados a la hora de tener financiación o encontrarla por parte de Letterone. Aunque, por ahora, se me tercia complicado la exclusión”.

De lo que no cabe duda es que la ampliación se va a realizar con descuento. ¿Cuánto? “Dependerá de la intervención o negociación que acuerden en dicha ampliación”, apunta Diego Morín. Por tanto, dependerá de los derechos de suscripción que propongan para los accionistas retail.

Restalia

Restalia abre 16 nuevos locales y quiere llevar TGB a Latinoamérica

En un año que se puede catalogar como loco para el mundo de la restauración, con cierres totales y parciales durante determinados periodos de...

“Si optan por un descuento, las acciones podrían situarse por debajo de los 0,10 céntimos, en torno a los 0,0965 euros, unos cinco mil millones de acciones. No obstante, si Letterone realiza una ampliación superior a los 500 millones de euros, y excluyendo a los retail, su posicionamiento dentro de la entidad será superior al 85%”, matiza el analista de IG. Rafael Bonardell, por su parte, cifra dicho descuento, como mínimo, al mismo hecho en la última ampliación de capital. Como Juan Palomo, Mikhail Fridman puede decir en DIA aquello que ‘yo me lo guiso, yo me lo como’.