A raíz del artículo de Merca2 “La caída de Housers: en peligro de quiebra acorralado por las deudas y la justicia” hemos recibido este comunicado de Housers que en virtud de su derecho de rectificación publicamos a continuación:

Primero.- “En 2018, la startup lanzó una ronda de financiación valorada en 5 millones para crecer internacionalmente”.

Esta afirmación es falsa: la compañía lanzó una ronda interna en la que los socios existentes y nuevos aportaron casi 1 millón de euros. El destino de dichos fondos no era el crecimiento internacional sino la reorganización de la compañía tras la salida de la gestión del antiguo Presidente y Dtor. General Sr. Antonio Brusola.

Segundo.- “Housers es ahora mismo mismo un ente que parece que debe dinero a media España”.

Es este una información incorrecta, injuriosa y tendenciosa que no hace falta explicar y que, evidentemente, corresponde a una falta de objetividad total por parte del Sr. Pedro Ruiz. Demuestra a las claras la intención dolosa del artículo realizado por este Sr.

Tercero.- “Así, la startup no ha devuelto la ayuda del programa Emprendetur I+D en forma de crédito reembolsable que recibió en 2016 del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital. El apoyo económico de medio millón de euros debía haberse empezado a pagar en 2020, tras un par de años de carencia, pero la compañía no lo abonó. Más tarde, en junio, logró posponer definitivamente el desembolso de esa primera cuota gracias a un aplazamiento otorgado por el Ministerio de Economía.”

Housers recibió un préstamo vía Emprendetur por 500.000€. dicho prétamo tenía do años de carencia trancurridos los cuales se debía devolver en tres veces. El primer plazo se debía devolver en enero de 2020. Se solicito al Ministerio de Economía un fraccionamiento del pago (no un aplazamiento como dice incorrectamente la noticia) y éste accedió al mismo. Por motivos evidentes del COVID no se pudo formalizar dicho fraccionamiento hasta el pasado verano, momento desde el cual Housers ha comenzado a pagar escrupulosamente cada cuota habiendo pagado ya más de la mitad de las cuotas. Por tanto, si se están afrontando los pagos del programa Emprendetur, pero fraccionados. Este fraccionaqmiento se encuadra dentro de la política financiera normal de cualquier compañía como la acontecida durante 2020, igual que se puede fraccionar deuda con proveedores o con la seguridad social.

Cuarto.- “Pero es el único aplazamiento de pago que contempla Housers. Así, este mismo mes de enero debía devolver otro préstamo, por 300.000 euros más un interés del 9%, que se obtuvo a comienzos del 2020 para “desarrollar su aplicación web”. Por suerte, dicho crédito contaba con una prórroga de seis meses. Al igual, por ejemplo, que otro por valor de 350.000 euros que logró en abril del año pasado para subsistir en mitad de la pandemia. En este caso, se trata de un “préstamo participativo entre inversores particulares” que se tendrá que devolverse en abril de 2021, pero que previsiblemente se aplazará al menos seis meses más.”

Estos préstamos en los que la propia plataforma es el promotor están amparado en la Ley 05/2015 de fomento de la financiación empresarial (en adelante “Ley de las PFP”) que en su artículo art. 63.2 permite a las plataformas lanzar este tipo de préstamos. Dichos préstamos no se han utilizado para “subsistir en mitad de la pandemia” sino para proyectos concretos, cuya documentación se ha puesto a disposición de todos los inversores previamente. Respecto a la prórroga estos préstamos corresponden a una modalidad llamada Flex que permite al promotor aplazar la devolución de un préstamo retribuyendo por ello con una rentabilidad superior a los inversores. Esta modalidad Flex no es sólo aplicada a los préstamo donde Housers es el promotor sino a todos aquellos en los que el promotor lo solicita, cumpliendo por tanto con el principio de neutralidad exigido por la Ley de la PFP. Respecto a si se activarán las prórrogas es una decisión todavía no tomada por motivos que más adelante se explicarán.

Quinto.- “El AUDITOR ALERTA DE UNA POSIBLE QUIEBRA DE HOUSERS. Aunque dichos inversores no deberían estar muy seguros de poder recuperar su capital. Al fin y al cabo, desde Housers avisan en sus cuentas de que el retorno del mismo “depende de la capacidad de la sociedad de hacer frente al pago del interés devengado y de amortizar el capital prestado”. En otras palabras, que si la situación empeora el dinero podría desaparecer. Una alternativa cada vez más real, dado el difícil panorama de los próximos meses por la llegada de una tercera ola mucho más virulenta que las anteriores.”

La premisa de la “posible quiebra de Housers” está fundada en el informe de auditoría evacuado por el auditor (EY) para el ejercicio 2019. En dicho informe el auditor lo que está diciendo es que el saneamiento de Housers depende de aportaciones de su socio único, la matriz Housers RE Europe, SL. Dicha matriz celebró Junta el 4 de enero de 2020 para aprobación de una ampliación de capital de 700.000€ para reponer fondo en su filial Housers, cumpliéndose por tanto con las premisas que incluía el auditor. Exactamente igual que ocurrió en 2018 cuando el auditor informó que era necesario reponer fondos propios y se realizó una ampliación de capital de casi un 1 millón de euros en verano de 2018. No parece que los socios de Housers vayan a dejar caer a la sociedad (que ya ha recibido más de 6 millones de euros de financiación en ditintas rondas de capital) dado el valor actual de la compañía por su cifras anuales.

Sexto.- “PEQUEÑOS INVERSORES PLANTARAN BATALLA LEGAL FRENTE A LOS DIRECTIVOS

Por último, porque la imagen de marca que antes era fresca y disruptiva ahora parece languideciente. Y no solo por los problemas anteriores, sino porqueHousers podría acabar investigado por la justicia, al estar presentadas varias querellas en distintos juzgados de Madrid. Una de ellas está en estudio en la Audiencia Nacional. En concreto, en este caso son varios muchos pequeños inversores que no han recuperado su dinero, tras innumerables proyectos fallidos.”

En primer lugar, a día de hoy Housers no ha recibido ninguna notificación de ser parte de ningún proceso judicial y eso sólo puede ser por dos razones: o porque sea falso que se hayan presentado dichas querellas o bien porque las querellas no han sido admitidas a trámites o se han desestimado. En cualquier caso, es falso que se haya iniciado un procedimiento judicial contra Housers y si lo hubiera como ustedes dicen porque algún inversor no hubiera recuperado el dinero prestado a un promotor, dicha reclamación debería ser contra el beneficiario del préstamo, a saber, el promotor.

En segundo lugar, aclarar que los Directivos de la compañía son asalariados de la misma y no tienen por tanto responsabilidad alguna en su gestión. Todos los empleados, desde el director general hasta el último de los 24 empleados de la compañía dependen de un Conejo de Administración que es el órgano gestor de la misma y es el que toma todas las decisiones. Por tanto, la batalla legal no sería nunca frente a directivos o empleado, sino que sería contra la sociedad o sus administradores y, como ya hemos comentado, hasta hoy no se ha dado el caso ni existe la citada “batalla”.

Séptimo.- “Quizás, ahí radica el grueso del problema. Que no se trata de los inconvenientes de toda inversión, que alguna de ellas salga mal, sino que en la actualidad hay decenas de proyectos en los que ha habido retrasos en abonar el dinero. Pero ¿y por qué no aparecen esas cifras tan altas de mora?”

En la pagina web de estadísticas de Housers tienen en tiempo real el estado de los proyectos y en cada proyecto el inversor puede ver su estado. Por tanto, no han buscado muy bien las cifras y se han aventurado alegremente a cuestionarlas. Nos gustaría comentar que Housers es una de las pocas plataformas que publica este tipo de informaciones estadísticas ya en consonancia con el nuevo reglamento europeo de crowdlending que así lo exige para las plataformas de lending. Housers lo lleva haciendo desde hace más de 2 años.

En la actualidad se han financiado 310 proyectos. De esos 310 proyectos que han supuesto una captación de más de 120,6 millones de euros, han alcanzado su fecha de devolución 166. De esos 166 proyectos:

  • 101 se han devuelto ya a los inversores con capital completo e intereses. Estos 101 proyectos han supuesto la devolución de capital e intereses por importe superior a 50,8 millones de euros con una TIR media ponderada del 8,6%.
  • 35 ha vencido su plazo de devolución y están a la espera de que los inversores prestamistas decidan aceptar una reestructuración o llevar a recobro.
  • 29 se han restructurado aceptando los inversores un nuevo calendario de pagos al promotor.
  • 1 se acaba de aprobar por los inversores llevarlo a recobro

Público y accesible a cualquiera que quiera consultar las estadísticas de la plataforma. En los retrasos de proyectos hay que tener en cuenta las circunstancias especiales producidas por el COVID que han afectado a tanto sectores además del sector inmobiliario. En el caso del sector inmobiliario se han producido problemas por licencias retrasadas, construcciones paradas por el COVID, ventas retrasadas, préstamo de promotor de entidades financieras que tardan más de lo previsto, desplome del mercado inmobiliario, etc.

Nos gustaría que entendieran que, aunque un proyecto se restructura no significa que no se vaya a devolver. De los 101 proyectos ha habido muchos reestructurados que han devuelto con normalidad más tarde, pero consiguiendo los inversores mejor TIR como consecuencia del pago de intereses de demora. En el sector inmobiliario e muy corriente la flexibilidad en los pagos de devolución ya que entran muchos factores en juego.

Octavo.- “Simplemente porque se extienden los plazos. “Al renovarse el crédito que no se ha pagado, a través de una votación poco transparente en su web, éste desaparece automáticamente como impagado. Pero no es más que tiempo extra, puesto que esos proyectos no tienen viso de llevarse a cabo”, explica a MERCA2 el abogado Manuel Merino que lleva años litigiando con la firma.”

El Sr. Manuel Merino es un abogado que, por informaciones que nos han llegado a través de otros medios, comenzó a litigar el año pasado contra Housers contratado por un inversor de la plataforma. Dicha querella fue inadmitida por el juzgado donde se cursó, recurrió dicha inadmisión a la Audiencia provincial de Madrid y perdió también dicho recurso. Por tanto, como mucho llevará un año y los procedimientos de los que tenemos conocimiento indirecto los ha perdido.

Las votaciones que se realizan en la plataforma están a disposición de los inversores de cada proyecto. En Housers tenemos guardado de cada votación toda la información de los inversores que participan en las votaciones, incluida la fecha, hora e IP desde la que realizó la votación. Estamos en disposición de aportar dicha información a cualquier inversor que lo solicite o en sede judicial si hiciera falta, cumpliendo con lo proyectos pertinentes fijados por el Reglamento General de Protección de datos. Poner en duda lña falta de transparencia de las votaciones realizadas en plataforma de una PFP regulada por la CNMV y sin prueba alguna es totalmente injurioso y extremadamente grave.

Noveno.- “Al fin y al cabo, el problema de fondo es que estos proyectos que llegan a Housers y otras plataformas de crowfunding vienen en su mayoría desechados por los bancos. Además, “sin garantías reales”, explica Merino. Un combo que por lo general muy pocas veces acaba bien. Esa situación ha provocado que meses atrás se constituyese oficialmente una asociación de afectados llamada ‘Afectados Housers’. La misma explica que “nace de la impotencia de un inversor por sentirse ignorado de manera constante durante años. Era imposible seguir de brazos cruzados viendo el rumbo tan oscuro que llevan los proyectos”. Un panorama poco claro.”

Es este último punto igualmente incorrecto e injurioso. Los promotores que llegan a Housers y a otras plataformas de crowdfunding no vienen desechados por los bancos: ni los promotores españoles, ni los portugueses ni los italianos. De hecho, los que llegan desechados por los bancos con la inmensa minoría. La mayoría son promotores que buscan agilidad en las operaciones (agilidad que no consiguen en el sector bancario) o que luego quieren incorporar deuda bancaria en una fase posterior. En muchas ocasiones actuamos como los fondos de deuda o de Real Estate que entran en operaciones en situaciones anteriores a los bancos.

Los proyectos de Housers son proyectos sin garantías porque así lo exige la ley de las PFP en su artículo 52.1.c que fija entre otras prohibiciones a las PFP la de “Recibir activos de los promotores en nombre propio, ya sea por cuenta propia o bien por cuenta de los inversores, en garantía del cumplimiento de las obligaciones de dicho promotores frente a inversores.” Dicha situación, es informada en cada proyecto a los inversores, los cuales antes de invertir conocen tal hecho.

Finalmente, informarles que, en el foro de la citada Asociación, existen a la fecha de redacción de ésta comunicación 284 usuarios registrados, no “miles de pequeños inversores” como mencionan ustedes en su información. Suponiendo que esos 284 usuarios registrado fueran realmente inversores de Housers, respecto de los 125.610 usuarios que Houser tiene supone un 0,226% de la masa de usuarios. Teniendo en cuenta que hablamos de un producto de inversión entendemos que esa cifra es una cifra muy positiva”.