lunes, 20 septiembre 2021 8:04

American Tower se refuerza con Telxius para competir con Cellnex

La adquisición de casi 24.000 torres de telecomunicaciones en España y Alemania de Telxius Telecom ha dado a la compañía estadounidense American Tower (ATC) el impulso necesario para poder competir con Cellnex en el mercado europeo por las nuevas oportunidades de crecimiento que vendrán en un sector en que los operadores tradicionales de telecomunicaciones buscan alternativas para monetizar estos activos.

La compra de las torres de la filial de infraestructuras de Telefónica, que también está participada por KKR y Pontegadea, el brazo inversor de Amancio Ortega, permite a American Tower convertirse con una único operación en el segundo mayor proveedor independiente de infraestructuras de telecomunicaciones de Europa, tras Cellnex.

A diferencia del mercado estadounidense, donde gran parte de las torres de telecomunicaciones están en mano de proveedores independientes de infraestructuras, en Europa la gran mayoría siguen siendo propiedad de los operadores tradicionales, que están analizando distintas posibilidades para monetizar unos activos que cuentan con una alta valoración en el mercado.

Por ejemplo, Vodafone sacara este año a bolsa su nueva filial de torres de telecomunicaciones Vantage Towers, que alcanzará las 82.000 torres en diez países europeos tras incorporar sus activos en Reino Unido después del nuevo acuerdo alcanzado esta pasada semana con Telefónica en torno a su empresa conjunta de torres de telecomunicaciones en Reino Unido Cornerstone (CTIL).

En esta línea, Orange también está trabajando para segregar sus actividades de torres de telefonía móvil en Europa a través de «entidades dedicadas» bajo el control de la compañía gala, y Deustche Telekom tiene estos activos agrupados en su filial Deutsche Funkturm.

Según fuentes del sector consultadas por Europa Press, todavía es pronto para valorar el impacto o los cambios que se pueden producir de ahora en adelante por la entrada de un nuevo competidor como es American Tower en el mercado europeo, dado que la noticia es muy reciente, pero añaden que la operación no ha agotado las posibilidades de crecimiento en Europa.

Lo que sí se constata, en su opinión, es que la operación de Telxius confirma la tendencia de separar la gestión de las infraestructuras de telecomunicaciones de los servicios de los operadores móviles en Europa, en lo que Cellnex fue pionera al impulsar este tipo de operaciones ya en el año 2015 en el continente.

En este mismo sentido se manifestaban esta semana los analistas de Banco Sabadell, que consideran que en Europa sigue existiendo un «importante abanico de oportunidades de crecimiento» para compañías independientes como Cellnex o American Tower en el sector.

Por su parte, Moody’s consideraba que la operación supone un «cambio radial» para el negocio de American Tower en Europa, dado que ahora tiene la escala necesaria para poder competir como un «fuerte operador de torres independiente» en el Viejo Continente, «lo que revitalizará el mercado ejerciendo presión en todas las demás empresas de torres».

CELLNEX VS AMERICAN TOWER

Según fuentes del sector, Cellnex entró a valorar la posible compra de las torres de la filial de Telefónica Telxius, de la misma manera que en estos últimos cinco años ha analizado cualquier proceso de venta o externalización de infraestructuras de telecomunicación en Europa.

Sin embargo, la operación finalmente no encajó a nivel financiero, por el elevado precio que pagó American Tower, y a nivel industrial, porque el foco de Cellnex está puesto en Europa, mientras que una parte del portfolio de activos de Telxius se encuentra en Latinoamérica.

El múltiplo de valoración de 30,5 veces respecto al resultado bruto de explotación tras arrendamientos (OIBAaL) alcanzado es muy superior a la media de 21 veces registrado en la últimas operaciones similares llevadas a cabo en Europa y las 24,1 veces que abonó Telxius a su matriz Telefónica por el traspaso de sus torres en Alemania el pasado.

Además, Cellnex ha cerrado esa semana la compra de los activos de torres de telecomunicaciones de CK Hutchison en Austria, Irlanda y Dinamarca a un múltiplo de 23 veces y el más alto registrado hasta ahora fueron las 25 veces en la venta por parte de Telecom Italia de una parte de su participación en su filial Inwit a la firma de inversión privada Ardian.

Los analistas de Renta 4 consideran que el elevado múltiplo pagado por American Tower puede tener su justificación en el gran interés de la empresa por transformar su presencia en Europa y convertirse en uno de los principales competidores, así como en el bajo porcentaje de torres en países emergentes (80% en Europa), el muy reducido riesgo operacional y la ausencia de problemas de aprobación regulatoria.

Sobre las consecuencias que puede tener para Cellnex esta operación, las fuentes de mercado apuntan que una positiva puede ser que la valoración de sus activos puede crecer teniendo en cuenta el elevado múltiplo pagado por American Tower, aunque también supondrá más competencia y un eventual encarecimiento de los activos en futuras compras.

Los analistas de Banco Sabadell hacen también una doble lectura de la operación para Cellnex. Por un lado, es negativa por la entrada de American Tower en Europa y los altos múltiplos pagados, que podría incrementar la competencia en los procesos. Por otro, mantienen que Cellnex podría llegar a ser un objetivo para un operador americano (incluido American Tower) y estos múltiplos ofrecidos jugarían a favor de esta tesis.

En esta línea, desde Renta 4 ven positivos para Cellnex los múltiplos pagados por American Tower, que están muy por encima de las entre 12 y 15 que ha estado pagando la empresa española en sus últimas operaciones, pero consideran negativo que esta operación permite a ATC alcanzar una «masa crítica significativa» en Europa.

En su opinión, esto podría implicar una mayor competencia para Cellnex a la hora de llevar a cabo su estrategia de expansión a través de fusiones y adquisiciones, aunque siguen pensando que es «la mejor posicionada» para tratar de aprovechar, a través de estas operaciones de compra de torres, la previsible consolidación del sector europeo de telecomunicaciones.


- Publicidad -