Cerealto Siro Foods

Continúa el plan de desinversiones de Cerealto Siro Foods. Si en 2019 acordó la venta de la planta de Paterna, dedicada a la elaboración de pan de molde y bollería salada para Mercadona bajo la marca Hacendado, a Bakery Iberian Investments, filial del Grupo Bimbo, ahora le ha tocado el turno a otras dos fábricas.

Se trata de las fábricas que Cerealto Siro Foods tiene en Medina del Campo (Valladolid) y Briviesca (Burgos). El acuerdo para la primera planta ha sido, de nuevo, con Bakery Iberian Investments, la filial de Bimbo. El segundo ha sido con Morato.

En el caso del acuerdo con Bakery Iberian Investments está sujeto a la autorización de la Comisión Nacional de los Mercados y Competencia (CNMC), mientras que la de Briviesca, espera a la Due Diligence.

Según ha destacado Cerealto Siro Foods en un comunicado, ambas operaciones siguen la hoja de ruta marcada por la empresa de encontrar compradores especialistas. Compradores que deben tener estas categorías de pan y bollería en el core de su estrategia. Asimismo, deben tener la suficiente capacidad de hacer crecer los negocios. Y mantener los puestos de trabajo, hecho que ha sido clave para el cierre de las negociaciones.

PLAN ESTRATÉGICO DE CEREALTO SIRO FOODS

Cerealto Siro Foods se encuentra inmerso en un Plan Estratégico que llega hasta el año 2023. El objetivo último de dicho plan es posicionarse como referente mundial en las categorías de galletas, cereales para desayuno, snacks y pasta.

Con los diferentes movimientos, lo que pretende la firma es ganar eficiencia y competitividad. De esta manera, trata de impulsar su desarrollo y crecimiento. La meta final es llegar a la cifra de 2.000 millones de facturación enfocados en 30 clientes a nivel mundial para el año 2030.

Atendiendo al comunicado de Cerealto Siro Foods, esta venta de las plantas de Medina del Campo y Briviesca, así como la anterior de Jaén, le permitirán invertir más de 128 millones de euros en nuevas tecnologías en el próximo lustro. De esta manera, persigue avanzar en el hecho de tener plantas más especializadas, eficientes y con mayor capacidad de innovación.

Cerealto Siro Foods, que nació de la integración de Siro y Cerealto, tiene una facturación de más de 577 millones de euros. Su plantilla está conformada por más de 3.000 personas, y produce anualmente la cantidad de 374.000 toneladas en los 15 centros que tiene repartidos en España, Portugal, Reino Unido, Italia y México.