viernes, 7 mayo 2021 20:29

La EMT sufre saqueos en los autobuses que quedaron atrapados por la nieve

La Empresa Municipal de Transportes de Madrid (EMT) continúa con toda su red de transportes paralizada a causa de la borrasca Filomena, y lleva desde el pasado viernes sin prestar servicio. Algunos de sus autobuses quedaron atrapados por la abundante nieve durante su ruta y los conductores se vieron obligados a abandonar los vehículos en la carretera.

En declaraciones a MERCA2, el presidente de Confebús, Rafael Barbadillo, asegura que al menos siete autobuses de la EMT que quedaron sepultados en las carreteras a causa de la nieve han sufrido actos vandálicos. En concreto, se encuentran grafiteados, con los cristales rotos e incluso han robado en el interior de estos autobuses llevándose ciertos objetos o mobiliario de los mismos.

Según informaron fuentes municipales, hay un total de 250 autobuses que están abandonados desde el viernes por la noche en diversas calles de la capital, y a los conductores se les dio la orden de que se fueran a refugiarse a las cocheras.

Sin duda, la excepcionalidad de dejar abandonados los vehículos en la calzada ante la imposibilidad de reanudar la ruta por el espesor de la nieve, ha sido aprovechada por algunos delincuentes para provocar daños en estos autobuses. Unos actos que conllevarán unos elevados costes a la compañía, que aún arrastra los efectos del covid-19 y la imposibilidad de alcanzar la afluencia de pasajeros de años anteriores.

Hasta el momento, numerosas empresas de transporte urbano continúan con sus vehículos atrapados en diferentes puntos de las carreteras de la Comunidad de Madrid, y tratan de desbloquearlos con los servicios de grúas. Es el caso de la EMT que lleva toda la jornada del lunes tratando de desatascar sus vehículos con los equipos de Grúas de Asistencia en calle de la propia compañía con el objetivo de trasladarlos a las cocheras.

En este sentido, según Barbadillo, la compañía Avanza tiene aún unos 80 autobuses atrapados en las carreteras, y pide tanto a la Comunidad de Madrid como al Ministerio de Transportes que traten de retirar todos los vehículos cuanto antes, ya que son estos organismos los responsables de trasladarlos a un depósito municipal.

Además, la patronal pide colaboración a las autoridades para que se lleven a cabo los servicios de limpieza con la mayor brevedad posible para poder reanudar los servicios en los intercambiadores de Plaza de Castilla y de Avenida de América. Dos puntos neurálgicos que, de momento, se encuentran cerrados. “Está siendo una nueva catástrofe para el sector del transporte”, lamenta el presidente de Confebús.


- Publicidad -