jueves, 23 septiembre 2021 20:11

La versión más verde de Inditex se lanza a explorar nuevos mercados

Inditex despide 2020 implementando nuevos avances hacia su versión más sostenible. Por un lado, la primera marca del Grupo, Zara, se ha unido al Consejo de Diseñadores de Moda de América (Cfda) para lanzar una colección cápsula con enfoque sostenible. Pero no es el único paso dado en este 2020 en el camino de la firma hacia la sostenibilidad en la moda. El impulso al ‘showroom’ como escaparate de prendas, menos contaminante y más alejado de la tienda física al uso, ha sido otra de las bazas del gigante del retail.

En el marco del lanzamiento de la nueva colección sostenible, el buque insignia de la marca española ha apostado por los finalistas del concurso ‘Cfda Vogue Fashion Fund 2019’ como creadores. Barragán, Private Policy, Abasi Rosborough y Alejandra Alonso Rojas han sido los encargados de diseñar las piezas, a partir de artículos antiguos y combinándolas con otros nuevos.

La colección está compuesta por varias prendas que siguen los estándares Join Life de Zara, que se basan en minimizar el impacto medioambiental tanto en los procesos de producción como en la elección de los materiales.

Entre la ropa diseñada, se encuentran un vestido elaborado con tejidos sostenibles; accesorios creados con una viscosa a base de pulpa; una gabardina asimétrica confeccionada con lino natural; y un traje de tres piezas con detalles bordados. Los precios de los productos de la cápsula oscilan entre 199 euros y 329 euros y, de momento, sólo están disponibles a través de la web estadounidense de Zara.

[td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»335434″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

En la senda hacia la moda sostenible, Inditex promueve numerosos proyectos relacionados con esta nueva forma de crear y producir en la industria. Join Life y OCA project son dos de sus apuestas más conocidas. Las mismas etiquetas de los jeans, blusas o jerséis llevan impreso ‘Join Life’ si dicha prenda forma parte de la colección más comprometida con el medioambiente de la empresa española.

Join Life nació en 2017 y se trata básicamente de tejidos responsables con el entorno. En definitiva, estas prendas se fabrican con materias primas consideradas «éticas». El camino de Inditex en la moda avanza hacia la sostenibilidad a pasos agigantados y su objetivo para 2030 de trabajar únicamente con materiales que respetuosos con el planeta.

OTROS COMPROMISOS DE INDITEX

De la misma forma, en 2020 la compañía se ha marcado ambiciosos proyectos en el terreno de la sostenibilidad. Por un lado, reforzará la gestión sostenible de sus consumos energéticos en tienda –a través de la plataforma de gestión centralizada Inergy, a la que están conectadas ya 3.587 tiendas-, el consumo de energía renovable y la gestión de todos los materiales empleados tanto en tienda, como en logística y sedes, a través del programa Zero Waste.

Por otro lado, la compañía seguirá avanzando en la eliminación de plásticos, con un primer hito en 2020 al desaparecer todas las bolsas de plástico de sus tiendas y pedidos online, y con el siguiente objetivo marcado para 2023 con la eliminación de todos los plásticos de un solo uso para clientes.

De la misma forma, sigue creciendo el peso de las colecciones Join Life, que en 2020 alcanzarán el 25% del total, en la senda de lograr que en 2025 Inditex use sólo fibras 100% sostenibles.

EL ‘SHOWROOM’ COMO ALTERNATIVA SOSTENIBLE

Durante los meses más críticos de la pandemia, en pleno confinamiento, los buques insignia del retail español, como El Corte Inglés e Inditex, echaban el cierre a sus tiendas.

El objetivo de ambos era entonces potenciar el canal online, reducir la presencia física al máximo y concebir las tiendas como ‘showrooms’ donde conocer el producto, pero no como meros puntos de venta. Una alternativa más sostenible al no acumular ni precisar de todo el material que requiere una tienda física, sino como exposición sobre la que seleccionar las prendas que luego se adquieren online.

Además, estos espacios vendrían a descongestionar ‘zonas saturadas’, especialmente en Madrid, con una fuerte concentración de centros comerciales debido a la falta de regulación de horarios que ya provocó una fuerte caída de ingresos entre los pequeños comerciantes del sector.


- Publicidad -