domingo, 9 mayo 2021 10:46

Miguel Ángel Merino: “Línea Directa lanzará nuevos ramos cuando madure el de salud”

Nuevos tiempos, también en el sector asegurador. Además del impacto de la pandemia, las compañías tienen que lidiar con la entrada de nuevos actores 100% digitales y con la venta cruzada de grandes compañías. Algunas estaban mejor preparadas para este convulso 2020, aunque no por ello han dejado de sufrir sus consecuencias.

En una entrevista con MERCA2, el consejero delegado de Línea Directa, Miguel Ángel Merino, presume de ser un alumno aventajado, pues su aseguradora “siempre ha sido digital” y prescindieron de oficinas y mediadores desde que empezaron a operar, hace ya 25 años. Primero, vendían pólizas de forma no presencial, directamente por teléfono. Después, fueron pioneros en utilizar Internet y las redes sociales como canales de venta.

Llevamos una gran ventaja en el entorno online por nuestro modelo de negocio, por nuestra vocación de inmediatez y flexibilidad y por nuestra capacidad de adaptación al entorno”, comenta. Precisamente por esta razón, están preparados para competir en igualdad de oportunidades con cualquier otra oferta. En cualquier caso, reconoce que el sector está cambiando y que están asistiendo a la entrada de nuevos players, pero están preparados “para cualquier desafío”.

NUEVOS RAMOS

Merino considera que Línea Directa es “muy prudente” a la hora de entrar en nuevos ramos. Este 2020, el desplome en la venta de vehículos nuevos, que son los que cuentan con primas más elevadas, ha lastrado el crecimiento y la facturación de todo el ramo de auto, “que es nuestro core”.

Además, tras su irrupción en España, tardaron 13 años en entrar en el ramo de hogar y otros 9 en entrar en el de salud. “Creo, por tanto, que para lanzar uno nuevo es necesario que el resto de líneas de negocio se hayan consolidado y madurado. Pero, llegado el momento, es natural que operemos en más mercados”. Los requisitos para la elección serán sobre todo dos: “que el nuevo ramo sea compatible con el negocio directo y que sea masivo”.

En este sentido, el CEO explica que a pesar de la caída del ramo de auto, la situación ha sido contrarrestada por el crecimiento de hogar y salud, que se han desarrollado “a un ritmo extraordinario”, lo que les permitirá cerrar el ejercicio con una facturación de casi 900 millones de euros y una cartera de clientes de 3,2 millones de asegurados.

Línea Directa tenía el objetivo de conseguir los 1.000 millones de euros de facturación en 2021 pero “inevitablemente” , dado el contexto, “es complejo aventurar cuando alcanzaremos el objetivo”, reconoce. La situación es convulsa y, hasta cierto punto, imprevisible, pero esperan lograrlo a medio plazo.

SALIR A BOLSA, UN HITO

Los planes de Línea Directa para este 2020 incluían la salida a Bolsa de la compañía, pero se han retrasado a 2021. La aseguradora quiere dar el paso antes de que se celebre la junta de accionistas, un evento que normalmente se celebra al cierre del primer trimestre del año.

Después, se convertirán en la tercera aseguradora que cotiza en la Bolsa española y esto “marcará un antes y un después en la historia de la compañía”, señala. El CEO comenta que “están siendo unos meses de trabajo muy intensos” pues el desafío “es enorme, pero nuestra ilusión también”.

También cree, sin duda, que dar este paso va a constituir una gran oportunidad para Línea Directa, “ganará autonomía, podrá acudir al mercado para financiarse y contará con una estructura de capital más adecuada a sus necesidades”, explica.

Además, “es una gran oportunidad para los inversores”, ya que cuentan con una cartera de más de 3 millones de clientes, un ROE del 35% “y un enorme potencial de crecimiento”, teniendo en cuenta que, por el momento, solo están presentes en tres ramos que cuentan, además, con unas posibilidades de desarrollo “realmente notables”.

RELACIÓN ESTRECHA CON BANKINTER

Precisamente hace un año, cuando María Dolores Dancausa, consejera delegada de Bankinter, anunció que Línea Directa saldría a Bolsa, señaló que la idea era que la aseguradora volara sola y se desvinculara del banco.

En este sentido, el CEO se muestra convencido de que la relación “seguirá siendo muy estrecha”, sobre todo teniendo en cuenta que el banco seguirá poseyendo un 17% del capital de la compañía y que, al menos en un principio, compartirán accionistas. La aseguradora será cotizada mediante el sistema de listing, que permitirá que cada accionista de Bankinter tenga el mismo número de acciones de Línea Directa.

A su vez, pone en valor que Línea Directa no existiría sin la confianza, el apoyo y el soporte financiero de Bankinter, “que ha sido incuestionable y sostenido en el tiempo”. Considera que han sido “privilegiados” por contar con un accionista tan sólido como el banco, que es un modelo de gestión en el ámbito corporativo, económico y de sostenibilidad y que les ha concedido mucha autonomía en la gestión y siempre, desde el principio, la ha respetado.

10 AÑOS DE GESTIÓN

En palabras de Miguel Ángel Merino, que lleva 10 años al frente de Línea Directa, su experiencia con consejero delegado “ha sido realmente apasionante”, pues en esta década han incrementado notablemente la facturación, la cartera y la rentabilidad.

Una de sus apuestas más fuertes llegó en 2017 con el lanzamiento de Vivaz. Su entrada en el seguro de salud, fue “un paso más” para transformar a Línea Directa en una compañía multirramo y multiproducto.

Además, “será clave” para impulsarse entre las 10 principales compañías de No Vida de España, sobre todo en un contexto en el que la venta de vehículos nuevos ha sufrido un grave retroceso debido a la inseguridad sobre la normativa de los vehículos con motorizaciones contaminantes, que retrasa la decisión de compra, y a la situación derivada de la pandemia.

Respecto a la crisis sanitaria, comenta que han tratado de que la situación les afectara lo menos posible en términos de negocio. Aunque destaca que su modelo de negocio, “directo y sin intermediarios”, constituye una gran ventaja competitiva en situaciones tan críticas como la actual.

Y es que un 59% de sus clientes son digitales y seguirán utilizando la tecnología para agilizar los procesos, recortar los tiempos de gestión y aumentar las ratios de satisfacción en los asegurados.

UN REFERENTE

El directivo se muestra orgulloso, pues “han logrado transformar el negocio asegurador”. Hasta la irrupción de Línea Directa en 1995, las compañías eran los que elegían a los clientes, mientras que ahora “son los clientes los que eligen a las compañías”. Y este fenómeno, está vinculado a su aparición, según explica.

Su prioridad para este 2021 es completar la salida a Bolsa “de forma ejemplar y modélica”, aportando valor y rentabilidad a todos sus accionistas, incrementando el crecimiento en cartera y facturación y, por último, consolidarse como un referente en el ámbito digital y en el de la sostenibilidad.


- Publicidad -