miércoles, 21 abril 2021 1:22

El Bernabéu ultima los pasos para levantar la cubierta retráctil

Quien haya sido un habitual en los alrededores del Santiago Bernabéu, habrá visto durante los últimos meses dos enormes grúas situadas en las cercanías de las torres A y D. Ambas ya han replegado velas. Y lo han hecho porque las cerchas principales ya han sido colocadas. Una de ellas volverá más adelante.

Para quienes desconocen la terminología del mundo de la construcción, las cerchas son la base para construir arcos, bóvedas y otras estructuras. Dicho de otra manera, sobre ellas se levantará uno de los iconos del nuevo estadio Bernabéu: la cubierta retráctil.

¿Y qué es lo que falta? Pues poner en su sitio las denominadas como cerchas de fondo. Se trata de aquellas que, de manera perimetral, serán el sustento de la cubierta alrededor de todo el estadio. También conocidas como cerchas secundarias, una vez estén en disposición, serán el trampolín para ejecutar la cubierta fija. En un segundo paso, llegará la cubierta retráctil.

LO QUE QUEDA POR HACER EN EL BERNABÉU

Durante la última asamblea de Real Madrid, amén de la situación actual que vive el mundo del fútbol por la pandemia, su presidente, Florentino Pérez, hizo mención a la situación de las obras. Y corroboró que estarán terminas en el plazo previsto, que no es otro que el verano de 2022. Un año después, se pagará la primera cuota de amortización del préstamo sin garantía hipotecaria.

De momento, y hasta el 30 de junio de 2020, la inversión llevada a cabo en el nuevo estadio Bernabéu suma la cantidad de 113,7 millones de euros. También se han realizado la primera disposición de préstamo por importe de 100 millones de euros, y la segunda, por 275 millones de euros.

La demolición de la Esquina del Bernabéu y del edificio que albergaba la tienda y las oficinas, son algunas de las obras ya ejecutadas. Y, de lo que queda, cabe reseñar las rampas de acceso de las torres B y C (que dan al Paseo de la Castellana), el edificio este, colocar el marcador y todo el equipamiento tecnológico, accesos… y la envoltura que acabará dando la forma a un Bernabéu que será contemplado por millones de personas.

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”531982″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

El nuevo Bernabéu se antoja clave para el futuro del Real Madrid. Más teniendo en cuenta que, la pandemia, ha disminuido los ingresos del club blanco. Así lo reconoció su presidente durante la última asamblea. La previsión de ingresos caerá en más de 100 millones de euros en entradas, abonos, tour, tiendas o restaurantes. La multifuncionalidad del nuevo campo será esencial para remontar el vuelo.


- Publicidad -