martes, 27 julio 2021 18:07

Viver, la kombucha de Granada inspirada a 4.300 kilómetros que triunfa en España

La historia de Raúl De Frutos y Fernando Martín, cofundadores de Viver, empieza a más de 4.300 kilómetros de Granada, que es donde han instalado su fábrica y han empezado a vender kombucha. La bebida asiática, que se puso de moda en California y que ahora arrasa en España.

Se conocieron mientras estudiaban en Madrid ingeniería industrial y el último año consiguieron una beca para irse a Estados Unidos, en concreto a Chicago. Allí trabajaron en startups y en logística, es decir, aprendieron todo lo que necesitaban para montar su producto. Aunque lo de ser emprendedores, fue por casualidad.

En Chicago, la kombucha era la bebida de moda. “Una alternativa sana a los refrescos, sin azúcar, sin alcohol y 100% natural, además se le atribuyen muchos beneficios para la salud” explica De Frutos en una entrevista con MERCA2. Tras asesorarse con productores locales, decidieron cruzar el Atlántico, asentarse en Granada e invertir sus ahorros en su propio proyecto, Viver.

EMPEZAR EN TIEMPOS DE PANDEMIA

“La primea kombucha la vendimos en marzo, empezamos en los supermercados, los bares locales… pero llegó la y pandemia tuvimos que reinvertirnos”. Es decir, les tocó lanzarse de lleno a la venta online. Algo que reconoce, no les ha ido del todo mal. “Incluimos transporte en frio y llega en 48 horas. Ha sido clave para poder llegar a toda España” añade.

En la desescalada, los restaurantes se han convertido en su mejor aliado. “La gente cada vez busca más alimentos saludables y hay necesidad en el mercado porque no existen muchas alternativas al alcohol o los refrescos azucarados”, detalla.

Es cierto que la cultura española se presta mucho a salir de cañas, pero también lo es que cada vez se abre a mas las nuevas tendencias, y adquiere modas internacionales. “Al vivir en EEUU detectamos tendencias que enseguida se trasladaron aquí, con el yoga, los restaurantes de comida japonesa o poke hawaiano. La gente busca sabores nuevos y alternativas saludables”, por eso confían en que la kumbucha también se hará un hueco en el mercado.

Además, “está fabricada en España, se puede acompañar con cualquier comida y aporta beneficios”.

DE 0 A 15.000 BOTELLAS

Viver ha pasado de producir 0 en marzo a unas 15.000 botellas este mes de diciembre. Y ya están en 700 establecimientos. “Recibimos ordenes de pedidos online todos los días y de cara a la Navidad se ha convertido en una buena alternativa para beber en casa”.

La fábrica de Granada está acondicionada y tiene capacidad para seguir expandiéndose, por ello ven posibilidades de exportar a otros países donde no están.  A día de hoy les deja producir unos 50.000 litros al mes.

En los meses que estuvieron gestando su idea, empezaron a hacerse conocidas otras marcas de kombucha en España, pero los cofundadores de Viver no lo ven como una amenaza, todo lo contrario. Creen que les han abierto el camino para que el producto sea más conocido.

“El trabajo de difusión de una marca ayuda a las demás. Si se dan a conocer, todos ganamos. Es un sector en el que es bueno que haya marcas sino, no existiría el mercado”. Además, consideran que su verdadera competencia es Coca-Cola o cualquier refresco azucarado.

El cofundador también destaca que cada una tiene sus propios matices, por ejemplo, su kombucha “se macera más de 24 horas, lleva ingredientes ecológicos y de mucha calidad”.

UNA BEBIDA ASIÁTICA

La kombucha está hecha a base de té y por tanto tiene cafeína, aunque en el proceso de fermentación se consume bastante. La bebida tiene su origen en Asia, donde se le conoce como “el elixir de la vida”, pero allí es más una bebida casera. Hace 15 años, California se convirtió “en la meca de la kombucha”. Empezaron a salir marcas, distintos sabores, se puso de moda y se expandió por Estados Unidos.

Además de ser una bebida baja en azúcar, hidratante, natural y sin aditivos, tiene vitaminas. Pero la clave es que tiene probióticos naturales y esto hace que sea muy buena para el sistema digestivo, también mejora el sistema inmunitario.

Por eso también se relaciona mucho con deportistas. “Nosotros hacemos maratones y nuestro logo es un personaje que hace escalada, otro en paracaídas. El lema es, beber bien para vivir mejor y acabar con el sedentarismo, un problema grave de siglo XXI, así hemos enfocado la marca”.

Los cofundadores de Viver están orgullosos, pues han crecido más de lo que imaginaban. “El producto gusta y habla por sí solo”, además entienden que lo mejor está por venir, pues en 2021 se reactivará el turismo, abrirán más restaurantes y ven posibilidades de seguir haciendo crecer la marca.


- Publicidad -