viernes, 6 agosto 2021 5:53

Errores de novato que pueden salirle caros a los nuevos autónomos

Es algo perfectamente normal que los nuevos autónomos tengan dudas en torno a muchas cuestiones. La forma de hacer una factura, si tienen que retener o no IRPF y cuánto, qué tipo de licencias hacen falta, etc. El desconocimiento sobre ciertos trámites puede dar lugar a errores que pueden llegar a salir caros, especialmente si se trata de cuestiones relacionadas con la Seguridad Social o con Hacienda.

Por eso, antes de empezar la actividad es importante asegurarse que se tienen muy claros los trámites que hay que hacer. De hecho, si hay algo que el futuro autónomo no entiende bien, lo mejor es que deje la gestión de estos temas en manos de profesionales. Esto implica asumir un pequeño coste extra pero, a cambio, se evitan muchos problemas futuros.

Si estás pensando empezar a trabajar por tu cuenta y quieres hacerlo bien desde el principio, en este artículo vas a conocer los errores más frecuentes de los nuevos autónomos. Toma buena nota para no caer tú también en ellos.

errores habituales nuevos autonomos

Alta incorrecta en la Seguridad Social, el error más típico de los nuevos autónomos

Los trámites necesarios para poder trabajar por cuenta propia se han simplificado con el paso del tiempo. De hecho, hoy en día las gestiones se pueden hacer online y en apenas unos minutos.

Pero con frecuencia quien va a iniciar una actividad por cuenta propia no tiene muy claro cuándo tiene que hacer los trámites. Uno de los errores más habituales es cursar el alta en el RETA cuando ya se está trabajando.

En este caso la ley nos dice que los nuevos autónomos pueden darse de alta en el RETA hasta 60 días antes de iniciar su actividad. Por ejemplo, si vas a empezar tu actividad el 1 de febrero, podrías cursar tu alta sin ningún problema el 15 de enero, indicándole a la Seguridad Social la fecha en la que, efectivamente, comenzarás a trabajar por tu cuenta.

Lo que no es correcto es que comiences a trabajar el 1 de febrero y curses el alta unos días más tarde. Esto, que puede parecer una tontería, puede dar lugar a que pierdas bonificaciones como la tarifa plana e incluso a que te pongan una sanción que puede estar entre 300 y 3.000 euros.

Por eso, una vez que tengas claro cuándo vas a empezar a trabajar, haz tu alta en la Seguridad Social lo antes posible y así te evitarás problemas.

datos nuevos autonomos

Errores al darse de alta en Hacienda

Los nuevos autónomos también encuentran algunas dificultades a la hora de darse de alta en Hacienda. De hecho, hay quien no sabe que debe hacer este trámite, a pesar de ser totalmente obligatorio.

Al tramitar este alta le estás comunicando a la Agencia Tributaria que vas a ejercer una actividad comercial por tu cuenta. Es precisamente este trámite el que te va a permitir facturar en condiciones de legalidad.

Pero, como ocurre con el alta en la Seguridad Social, también es fundamental que lo hagas a tiempo.

El alta en Hacienda debe hacerse siempre antes de comenzar la actividad y una vez que ya se está de alta en la Seguridad Social. A fin de facilitar los trámites, existe el Documento Único Electrónico o DUE, que permite hacer el alta en Hacienda y en el RETA a la vez. De hecho, esta es la forma más habitual y más práctica de hacerlo.

Otro error habitual con respecto a los trámites con Hacienda es equivocarse a la hora de elegir el epígrafe del IAE o Impuesto de Actividades Económicas. Este es un error subsanable, y te puedes encontrar con que tu actividad no esté expresamente recogida, porque la regulación de este artículo es ya algo antigua.

En todo caso, tienes que buscar el epígrafe o epígrafes que mejor encajen con tu actividad y seleccionarlos. Si luego quieres cambiarlos, puedes hacerlo.

Como siempre que tratamos con Administraciones Públicas como Hacienda o la Seguridad Social, cualquier error puede acabar en una sanción. Así que no darse de alta a tiempo en el IAE o, directamente, no hacerlo, puede dar lugar a una multa para los nuevos autónomos.

No desgravarse los bienes y servicios deducibles

Es habitual que los autónomos hagan importantes gastos necesarios para su negocio antes de comenzar su actividad: contratar los servicios de una gestoría, adquirir equipos informáticos, muebles para la oficina, etc.

Todos estos gastos son deducibles, porque son bienes y servicios afectos directamente a la actividad que se va a ejercer. Pero para poder deducirlos es importante que se haya hecho antes el alta en Hacienda.

En estos casos lo mejor es esperar a hacer esas compras una vez que ya se ha cursado el alta en el IAE, así se pueden hacer las deducciones correspondientes.

Hacer las compras antes y luego intentar deducirse esas facturas no es viable, puesto que Hacienda no va a aceptar estos gastos como deducibles.

Sin embargo, si se hace el alta y luego se llevan a cabo los gastos, el ahorro puede ser considerable gracias a las deducciones.

ayudas autonomos

Los nuevos autónomos no suelen tener en cuenta ayudas y bonificaciones

La tarifa plana es la bonificación para nuevos autónomos más popular. Todo el mundo la conoce y, como opera de forma automática si se cumplen los requisitos para acceder a ella, los nuevos profesionales no suelen preocuparse por si tienen derecho a otros tipos de ayudas.

A nivel autonómico e incluso local existen diferentes tipos de ayudas para autónomos que acaban de empezar su actividad. Esas ayudas pueden venir en forma de subvenciones directas, formación, asesoramiento, etc.

La cuestión es que existen muchas más ayudas de las que pueda parecer a simple vista, y no tenerlas en cuenta es un error. Por eso, antes de iniciar tu actividad revisa si hay alguna en vigor a la que te puedas acoger, porque podría ayudarte a ahorrar algo de dinero en la puesta en marcha de tu negocio.

Con una buena información y haciendo las gestiones administrativas a tiempo, los nuevos autónomos pueden comenzar su actividad con el pie derecho y tenerlo un poquito más fácil al dar el paso de poner en marcha su proyecto.


- Publicidad -