Loterías

Banco Santander, Telefónica o Inditex. El elenco de firmas que optan a ser la que más dinero gana de España es bastante amplia. Pero hay un tapado con la que nadie cuenta que se ha alzado con ese honor: Loterías y Apuestas del Estado. Así, la firma pública no solo supera en ganancias realizadas únicamente en el país a dichos gigantes sino que, por ejemplo, multiplicó por tres los obtenidos por la pujante Mercadona. Así es el gigante empresarial español menos conocido.

Empecemos por los ingresos. La compañía propiedad del Estado ingresó en 2019 más de 9.257 millones de euros, lo que le sitúa en el TOP10 por volumen de facturación entre todas las sociedades españolas, según la base de datos empresariales Insight View. Una cifra que representa un 5,4% más que hace un lustro. Pese a que no se trata de un crecimiento notable si es realmente importante las pequeñas variaciones que se han producido en dicha partida. De hecho, en sus nueve años de vida con la configuración societaria actual el punto mínimo lo marcó en ese mismo año con 7.680 millones y el máximo fue con 9.257 millones, el pasado.

En definitiva, la primera gran característica de la empresa es su alta predictibilidad en sus ingresos. Aunque quizás, el mayor atractivo que ofrece es su enorme volumen de ganancias. De hecho, Loterías y Apuestas del Estado fue la compañía que más beneficios obtuvo en España, si solo se cuenta solo su negocio en el país. Una afirmación extraordinaria. Así, los 1.979 millones que obtuvo el año pasado ya la situó en el selecto club de las cinco que más ganaron en total.

LOTERIAS Y APUESTAS DEL ESTADO LA FIRMA QUE MÁS GANÓ EN ESPAÑA EN 2019

Las otras firmas que la acompañan en el ranking son Banco Santander, Inditex, BBVA e Iberdrola (según Statista). Aunque esas mismas recibieron ganancias de otras partes del mundo. Así, las cifras solamente en España de Banco Santander o BBVA se quedaron muy por detrás con 1.585 y 1.386 millones, respectivamente. Mientras que Inditex, solo llegó a los 1.805 millones de beneficios antes de impuestos en el país, por lo que la cifra final es inferior.

En la lista hay ausencias notables como la de Telefónica o Repsol que lograron unos beneficios más bajos debido a los gastos extraordinarios en los que incurrieron. Por último, para hacerse una idea del ingente volumen de ganancias que obtuvo la firma pública sirve decir que sus 1.979 millones son tres veces más de lo que ganó un peso pesado como Mercadona, que apenas superó los 600 millones. Además, al igual que ocurría con los ingresos, los fuertes beneficios son muy recurrentes, de tal manera que en los últimos años el crecimiento ha sido pequeño, pero muy estable al alza.

SELAE DEL ESTADO HA REPARTIDO MÁS DE 13.600 M€ EN DIVIDENDOS

A la presencia recurrente de fuertes beneficios le sigue unos estados de efectivo igualmente sólido. De hecho, el tipo de negocio de Loterías y Apuestas del Estado permite que no haya riesgos de impagos o aplazamientos de cobros. Quizás, sea esta característica última la más importante de todas. Al fin y al cabo, los grandes inversores en valor siempre han entendido como algo fundamental dicha fortaleza para generar efectivo como eje primordial en sus elecciones.

Asimismo, es gracias a esa generación de dinero real, los beneficios como tal no lo son, que la compañía puede ejecutar una ambiciosa política de retribución al accionista, en este caso al propio Estado. Así, las arcas del Estado han recibido de la compañía cerca de 13.650 millones en forma de dividendos, desde 2011. Una cifra que supone un payout, parte de los beneficios que se reparten a los accionistas, del 85,8%. Pero no es la única vía de ingresos para el Estado, dado que la propia sociedad inyecta otros 400 millones, de media, en distintos impuestos y posibilita el ingreso de otros cientos de millones en forma de pagos por cada premio.

En la actualidad, hay muy pocas empresas que realmente que puedan ofrecer esos datos de negocio y reparto de dividendos y, a su vez, no tenga deuda. De hecho, de los algo más de 23.200 millones de euros que mantiene en balance, apenas un 10% son créditos. En concreto, Loterías y Apuestas del Estado suma 21.387 millones de patrimonio neto, poco más de 400.000 euros de deudas a largo plazo y unos 1.800 euros en el corto plazo, eso sí, la mayor parte como provisiones para pagar los premios.

UN MONOPOLIO ESPECIALMENTE RENTABLE EN NAVIDAD

Obviamente, todas esas cifras apabullantes se logran gracias a que actúa como un monopolio en muchos de sus sorteos. Aunque su poder dominante es especialmente relevante un día: el 22 de diciembre. El sorteo de la Lotería de Navidad es el epicentro de toda está maquinaria engrasada para ganar dinero. Así, en 2019 sumó ingresos por 2.905 millones de euros, algo más de un 3% que hace un año. Y hasta un 50% más que hace dos décadas. Aunque la cifra en 2020 será inferior, por el efecto de la pandemia, seguirá siendo el momento cumbre del año para la firma pública.

Para poner en contexto lo que supone el brutal impacto en forma de ingresos de la Lotería de Navidad se puede decir que es, por ejemplo, cuatro veces mayor a la del Niño. O, también, que en 2019 supuso prácticamente la misma cifra de ingresos que la suma anual de la Primitiva, la Bonoloto, el Euromillones y la Quiniela. Quizás por ello, y por la cantidad de recursos públicos que genera, que desde el Ministerio de Consumo se prefiere hacer la vista gorda cuando se trata de regular su publicidad.

LOS SUELDOS DE LUJO PARA EL PRESIDENTE Y DIRECTIVOS

Al ser pública, la compañía tiene otra característica más: sus dirigentes tienen un marcado carácter político. Además, la retribución a los mismos es también muy alta. Así, el presidente de Loterías y Apuestas del Estado, Jesús Huerta Almendro, fue nombrado en 2018 con la llegada al poder de Pedro Sánchez. Por este cargo tiene un sueldo anual de 223.146,65 euros brutos. Antes de dirigir esta sociedad estatal, Huerta fue director general de Presupuestos en la Junta de Andalucía, en la que gobernaba el PSOE.

La remuneración para el pequeño equipo directivo de la compañía se completa con cerca de un millón de euros a repartir entre ocho miembros. Una cifra, en concreto fueron 971.000, que creció en 2019 un 5,6%. Por su parte, los 15 consejeros de la firma se repartieron entre remuneraciones y dietas hasta 388.000 euros.