lunes, 30 enero 2023 19:34

Ford Almussafes paraliza la producción de motores varios días para adaptar las líneas al GDI

Ford Almussafes (Valencia) paralizará la producción en la planta de motores durante seis días, del 25 de marzo al 1 de abril, para adecuar y adaptar las líneas a la producción del nuevo motor GDI.

Así lo ha trasladado un portavoz de la empresa a los sindicatos en una reunión celebrada este lunes, quien, además, ha informado de la necesidad de parar «más» en producción de vehículos. Por ello, la compañía plantea los lunes 18 y 25 de enero de 2021 como jornadas industriales, según han precisado fuentes sindicales.

Sobre la planta de motores de la factoría, la empresa ha señalado que necesita dejar de producir seis días, del 25 de marzo al 1 de abril, para «adaptar» las líneas de producción al nuevo modelo GDI, recientemente asignado.

Para recuperar la producción de motores que se deje de hacer durante esos días, Ford plantea llegar a un acuerdo para realizar una distribución irregular de la jornada en base a la legislación vigente y trasladar esos días de no producción a doce sábados durante el primer cuatrimestre, seis sábados por turno.

Asimismo, en el encuentro celebrado este lunes, Ford ha entregado a las organizaciones sindicales el calendario que regirá la planta de motores durante 2021 y que, como en los dos últimos años, divide las vacaciones estivales en dos turnos para montaje del motor, entre última semana de julio y la tercera de agosto. Un turno tendría vacaciones del 26 de julio al 13 de agosto y el otro, del 2 al 20 de agosto.

El presidente del Comité de Empresa y portavoz de UGT, Carlos Faubel, ha solicitado un plazo de «un par» de días para «analizar la situación» y la propuesta y «realizar una contrapropuesta» y ha señalado que el resto de sindicatos «parece que se han posicionado en el ‘no'».

Faubel ha remarcado la situación «crucial, importante y delicada» por «cómo está todo» y ha asegurado que «tenemos una buena oportunidad», aunque ha abogado por «esperar lo que pasa en el futuro».

El representante sindical ha afirmado que «aún faltan por tomar muchas decisiones importantes por parte de la compañía» para la reorganización de la misma, al tiempo que ha señalado que «hay margen de maniobra».

Por su parte, desde CCOO han manifestado que no van a aceptar sábados obligatorios. «Hace unos años se aplicaron y no fueron bien acogidos por la plantilla», han aseverado.

Desde este colectivo sindical han lamentado que la empresa «ya ha cogido la costumbre desde hace dos años de mover las vacaciones a los trabajadores de motores, cuando el calendario general siempre era igual para toda la factoría».

Finalmente, Intersindical Valenciana ha mostrado su «alegría» por el aumento adicional de producción para la planta de motores, pero han expresado su desacuerdo en la propuesta de la empresa de sábados obligatorios, entre otras cosas, «por lo que significa para conciliación de la vida personal y familiar, máxime en estos tiempos de pandemia».

Desde Intersindical han manifestado que tienen «clarísimo» que la plantilla de motores «lleva décadas mostrando su saber hacer y su compromiso», por lo que, según han defendido, «se ha ganado de sobra que la empresa asuma otras alternativas para esa producción extra, sin medidas agresivas como esta de imponernos los sábados obligatorios».


- Publicidad -