sábado, 3 diciembre 2022 23:49

La última carta de la España vaciada en manos de las autonomías

Londres, París, Nueva York y Bucarest. Estos fueron algunos de los destinos favoritos de los españoles que, en 2019, decidieron pasar sus vacaciones fuera de España en Navidad, según el portal Liligo. Su gasto medio fue de unos 600 euros, según Wekendesk. Este portal también puso de relieve que el 61% de los españoles buscaba escapar de la familia en fechas navideñas. Por otro lado, y según Trip Advisor, el 56% de los españoles eligió destinos nacionales durante la Navidad.

Este año, por culpa del coronavirus, esos viajes al extranjero quedarán olvidados en el baúl de los recuerdos. Y habrá que vivir las fiestas en familia. El turismo nacional podría ser el gran beneficiado, en general, y la España vaciada, en particular. El Gobierno abrió la mano, permitiendo los desplazamientos para visitar a familiares y allegados. Pero las comunidades autónomas han frenado lo que el Gobierno dejó en la conciencia de cada uno, ampliando los cierres perimetrales más allá de estas fechas, como ha hecho Castilla y León.

“A algunas comunidades no se puede ir más que por reagrupamiento familiar lo que ha limitado mucho la movilidad entre comunidades autónomas”, afirma Carlos Garrido, presidente de la Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV).

Una mala noticia para los destinos rurales, aquellos más relacionados con la España vaciada. Y eso que se las prometían muy felices. Un ejemplo lo tenemos en las casas rurales. De momento, y según Clubrural, para la noche de fin de año ya han superado las solicitudes de reserva del año pasado. “En fin de año destaca el aumento de peticiones de reservas que ha recibido Cataluña, pasando de algo más del 34% en 2019, a un 41,83% este año”, señala Aroa Salazar, su responsable de Comunicación.

Respecto a las reservas de Nochebuena, en Clubrural están muy cerca de superar las cifras de 2019. “Destaca el aumento de reservas en la Comunidad de Madrid, que ha pasado del 14,72% en 2019 a un 18,62% este año”, añade Aroa Salazar. Si Cataluña, Madrid o Valencia han aumentado sus porcentajes de reserva, otras comunidades como Aragón, Andalucía y Castilla La Mancha han bajado sus reservas. Síntoma claro de que, quien va a utilizar este tipo de alojamientos, van a ser personas que habitan en la misma comunidad. No quieren sorpresas y que los cierres perimetrales acaben por aguarles las fiestas. Porque, de un día para otro, como se suele decir, la cosa cambia.

LUJO EN LA ESPAÑA VACIADA

Aquellos que han decidido pasar parte de las fiestas en la España vaciada, o rural, tienen claro lo que quieren: casas rurales con chimenea, jacuzzi y barbacoa. “Así como las situadas en zonas aisladas de la sierra para poder practicar actividades al aire libre. No obstante, cabe destacar el interés de los viajeros por las viviendas de alquiler íntegro para grupos reducidos”, sostiene Aroa Salazar.

Pero, viendo cómo las condiciones cambian de un día para otro, la España vaciada podría perder parte de esas reservas. “Las casas rurales son perfectas para reunirse la familia en un espacio amplio y con la opción de pernoctar para cumplir con el toque de queda”, remarca la responsable de Comunicación de Clubrural.

¿Y aquellos que quieren seguir viajando a otros países? “El volumen que tenemos de contrataciones es muy bajo”, resalta Carlos Garrido. Y añade: “Se está vendiendo algo para el Caribe, algún viaje a las Maldivas, algo más sofisticado”.

Como bien dice el presidente de CEAV, se trata de “reservas marginales. El problema es que la gente no reserva, no se atreve, porque no sabe qué va a pasar al día siguiente”. De ahí que su pensamiento sea el de ya iré cuando todo esté más seguro. “La falta de claridad, las limitaciones, están generando un parón más después de nueve meses de parón”, se lamenta el presidente de la CEAV.

MENOR GASTO

A pesar de que la movilidad pueda estar limitada, hay quien no se resigna. Hay muchas familias que están desperdigadas por diferentes autonomías. De hecho, Blablacar ha detectado un crecimiento del 20% en la intención de búsqueda de viaje entre los usuarios. Dicho de otra manera, están organizando los desplazamientos permitidos para las reuniones con los familiares.

Unas reuniones que servirán para juntarse y para disfrutar de una buena mesa en familia. De hecho, y según El Observatorio Cetelem, el mayor gasto para estas navidades será en alimentación. Sin embargo, dos de cada tres consumidores no llevará a cabo una compra superior a los 600 euros.

¿Y qué se va a degustar? En Madrid, besugo, marisco y cordero, por ejemplo. En Cataluña, la escudella i carn d´olla o la sopa de galets. O, en Galicia, carnes como el raxo o la zorza, sin olvidar el marisco. Eso sí, un tercio de los españoles recurrirá a los ahorros para afrontar los gastos navideños, según el estudio ‘ING Covid-19’. Dicho informe pone de manifiesto que la mitad de los españoles controlará los gastos estas navidades, y el 44% realizará un presupuesto cerrado para evitar posibles deudas.


- Publicidad -