viernes, 15 octubre 2021 22:56

Los pequeños negocios se siguen resistiendo a tener una página web. ¿Por qué?

Transformación digital es un concepto del que hemos oído hablar mucho últimamente. Si este proceso ya era necesario antes de la pandemia, ahora lo es todavía más, puesto que para muchos pequeños negocios puede suponer la diferencia entre seguir funcionando incluso en las condiciones más difíciles o tener que cerrar.

A pesar de ello, quienes están al frente de negocios pequeños siempre han sido un tanto reticentes a la digitalización, especialmente si son personas de mediana edad o incluso ya cerca de la jubilación. Creen que esto es algo más adecuado para los jóvenes, y no se dan cuenta de que, si no se ponen al día, esa falta de digitalización puede suponer su ruina.

La transformación digital es un concepto muy amplio que va mucho más allá de renovar el software de la empresa o tener presencia en las redes sociales. Pero como por algo hay que empezar, tener una página web capaz de posicionarse y de aumentar las ventas es un buen comienzo.

Esto, que parece algo obvio y que es uno de los pasos más sencillos y básicos dentro de la digitalización, es algo a lo que muchos negocios todavía se resisten. ¿Por qué ocurre esto?

crear web pequeno negocio

Los pequeños negocios no ganan presencia online

Desde hace algo más de 20 años empresas de todo tipo cuentan con su propia web corporativa para darse a conocer. Esta puede ser de mejor o peor calidad, pero ahí está. Desde gigantes como Endesa a una pequeña peluquería de barrio tienen su propio espacio online.

Pero en el caso de los pequeños negocios su presencia digital es mucho menor que la de las grandes empresas. Un reciente estudio ha puesto de manifiesto que solo dos de cada diez autónomos cuentan con una página web para dar a conocer sus productos o servicios. Es decir, que hay un 78% de pequeños negocios que no tiene web corporativa.

Incluso ahora que la pandemia ha permitido a muchos pequeños empresarios ser conscientes de lo realmente importante que es abordar el proceso de digitalización, la mayoría de ellos siguen resistiéndose a él.

El desconocimiento sobre las nuevas tecnologías frena a los pequeños negocios

Desde hace ya algunos años aquellos pequeños negocios que no cuentan con presencia online se están quedando atrás con respecto a otros que sí la tienen.

Por ejemplo, una pequeña tienda de ropa ubicada en una calle de una localidad más o menos grande y que no tenga presencia online solo venderá a aquellos que por una razón u otra sepan que esa tienda está ahí. Por el contrario, si esa tienda tiene presencia online, puede darse a conocer entre todos los habitantes del municipio e incluso vender online, siendo así mucho más rentable.

Esto, que parece obvio para aquellos que han asumido la tecnología y la digitalización como algo natural, resulta muy complicado de ver para aquellos que se han quedado un poco atrasados en este tema.

Existe un cierto “analfabetismo digital” en las generaciones más mayores, y esto puede suponer para ellas todo un problema. Y más ahora que el proceso de digitalización se ha agilizado debido a la pandemia.

En definitiva, este desconocimiento sobre las ventajas de las nuevas tecnologías y la digitalización resta competitividad a los pequeños negocios y arrastra a muchos de ellos hacia el cierre. Si no ahora, quizá sí a la vuelta de cuatro o cinco años.

digitalizacion pequeno negocio

¿Por qué la mayoría no cuentan con una página web?

La respuesta tiene mucho que ver con lo que venimos exponiendo. Hay todavía una gran cantidad de personas al frente de pequeños negocios que desconocen el verdadero valor que puede tener para ellos la presencia digital y que no saben qué pasos tienen que dar para crear una web corporativa.

Muchos pequeños empresarios no pueden permitirse invertir en que un profesional les cree una página web (aunque esto sería lo más recomendable), pero no son conscientes de que con un poco de tiempo podrían hacerla ellos mismos.

Los últimos estudios llevados a cabo en relación con los autónomos y las pymes en el entorno digital han puesto de manifiesto que la gran mayoría de los encuestados creen que crear una web lleva una gran cantidad de tiempo, incluso días, cuando hoy en día se puede crear un modelo muy sencillo en apenas unas horas.

A ello hay que sumarle que existe un gran desconocimiento sobre los tecnicismos asociados con el posicionamiento de la página web. Más de un 35% de los encuestados nunca habían escuchado con anterioridad términos como SEO o SEM.

Todo esto lleva a la creencia generalizada entre muchos titulares de pequeños negocios de que la digitalización es un proceso muy complejo, caro e inaccesible para ellos, cuando en muchos casos es todo lo contrario. Pero, mientras no se supere ese sesgo cognitivo tan extendido, no se podrá avanzar hacia la transformación digital.

transformacion digital

¿Cómo se puede ayudar a los pequeños negocios en su transformación digital?

Resulta curioso que muchos autónomos y pequeños empresarios no hayan dado todavía el primer paso hacia la transformación digital dotando a su negocio de una buena web corporativa y, sin embargo, la mayoría de ellos reconozcan que la digitalización es algo importante.

Ese desconocimiento real sobre lo que supone la digitalización es una de las principales barreras que hay que superar. De ahí que la formación en este campo sea esencial para que los titulares de pequeños negocios sean conscientes de las oportunidades que están perdiendo y se pongan manos a la obra con la digitalización.

Una vez roto ese sesgo cognitivo, entonces se pueden implementar ayudas directas para facilitarles el proceso. Esto podría incluir desde cursos de creación de páginas web a formación sobre marketing online, ayudas directas para subvencionar la creación de una web corporativa, etc.

Estamos en un momento de cambio y el atraso que llevan acumulado los pequeños negocios en cuanto a temas digitales hace que su supervivencia sea un poco más difícil. Pero nunca es tarde, todavía hay tiempo de tomar medidas y reinventarse. Crear una página web corporativa es quizá el paso más sencillo para explorar nuevas vías de rentabilidad.


- Publicidad -