Endesa
José Bogas, CEO de Endesa

El próximo 25 de noviembre Endesa rinde cuentas ante el mercado con su Plan Estratégico 2021-23. Deberá mostrar a sus inversores cuáles son los planes inminentes. Algunos analistas estiman que los objetivos son demasiado ambiciosos para el contexto actual. La compañía quiere despejar las dudas con importantes ahorros de costes y la certeza en los planes ‘verdes’.

A grandes rasgos, esas dos cuestiones son la esencia de lo que pretende transmitir la compañía dirigida por José Bogas. Ante sí tiene un contexto conciso: vende más energía de la que produce; los precios de la electricidad -por ahora- se mantienen bajos; y el escenario económico es de incertidumbre. Bajo esa perspectiva, ciertos analistas vislumbran un plan con más optimismo del que requiere la situación.

Por un lado, asumen que la ganancia de márgenes con respecto a los precios mayoristas de la electricidad es un factor externo que no se sabe cuánto dudará. Y, asimismo, parte de la estrategia se centra en no perder cuota de mercado, algo que obliga a tomar medidas que impactan en el gasto.

De esta forma, el mercado espera de Endesa un aumento en las inversiones, sobre todo las que lleven a una optimización del gasto; y, por otra parte, creen que la energética azul tendrá que explorar posibles adquisiciones, básicamente en materia renovable para ampliar el impacto en este segmento lo antes posible.

ENDESA TIENE UN PLAN

Las soluciones que pretende mostrar Endesa en su Plan Estratégico 2021-23 son muy contundentes. Según explican a MERCA2 fuentes del sector, la eléctrica elevará su gasto en capital en el desarrollo de energía solar y eólica, con un aumento en la capacidad de generación, con el claro objetivo de hacerlas mucho más rentables que las térmicas de carbón que se están cerrando.

Otro punto será la digitalización de procesos, así como una importante inversión en redes para reducir costes y mantener el Ebitda con un posicionamiento estable. Asimismo, Endesa explicará cómo se destinarán las inversiones para modernizar las centrales que lo necesiten.

Por último, la compañía de José Bogas debe ser muy clara a la hora de abordar la estrategia de marketing en el mercado residencial, así como empresarial, para volver a la senda positiva en la captación de clientes. El mercado energético español sigue con el dominio de las grandes eléctricas, pero desde hace varios trimestres se han producido pérdidas netas de usuarios en favor de los nuevos actores del sector, como las petroleras reconvertidas (Repsol); o algunas de las nuevas comercializadoras. Eso también incluye el mercado del gas, donde se espera que Endesa acelere su ritmo de nuevas altas.

ÚLTIMOS MOVIMIENTOS

Antes de esta cita tan importante para la compañía a nivel corporativo, como es la revisión del Plan Estratégico, Endesa ha llevado a cabo un importante anuncio. Dentro de su estrategia de transición energética y descarbonización con una apuesta por la reducción de emisiones, la compañía ha presentado un proyecto para el desarrollo de actividades de bunkering -suministro a buques de gas natural licuado (GNL)- para el transporte marítimo en su terminal portuaria de Los Barrios, en la Bahía de Algeciras (Cádiz).

Para ello, ha previsto una inversión inicial de alrededor de 15,6 millones de euros, que después de un estudio detallado y la incorporación de la última tecnología del mercado, se elevará hasta unos 34,5 millones de euros para la adecuación de las instalaciones antes de 2023.

Según ha explicado Endesa en un comunicado, tras recibir la autorización de ampliación del plazo de la concesión de la actual instalación, por parte de la Autoridad Portuaria de Bahía de Algeciras (APBA), la nueva terminal alcanzará una capacidad de almacenamiento de alrededor de 4.080 metros cúbicos y un volumen de energía gestionada al año de 1.100 gigavatios hora (GWh). Con esta capacidad, la terminal gaditana se convertiría en la principal estación portuaria de bunkering de GNL de España.

Paralelamente a la actividad del bunkering de GNL, se amplía la posibilidad de nuevas líneas de negocio en la terminal a otros sectores. El tamaño de los muelles de la actual terminal portuaria de Endesa permite el acceso de todo tipo de barcos de cualquier calado, lo que dota de gran flexibilidad y versatilidad a la instalación de Endesa en Los Barrios, según ha indicado la compañía.

Hasta ahora, Endesa utilizaba esta instalación principalmente para actividades de descarga de carbón, así como para el almacenamiento de cable de la fibra óptica y de cable de conexión eléctrica. Con esta ampliación y modificación se abren nuevas líneas de negocio asociadas al GNL. En 2019, la compañía gestionó un volumen de energía distribuida de 116.611 GWh, de los que 79.784 GWh correspondieron a ventas de gas.