domingo, 4 diciembre 2022 0:38

Canarias abre paso a los cruceros y TUI opera su ‘burbuja’ flotante

Tras el exitoso lanzamiento de sus cruceros desde los puertos alemanes y en Grecia, la compañía naviera alemana TUI Cruises ha comenzado a operar en Canarias. El turismo de cruceros regresa de nuevo a España y accede por las Islas. A bordo de esta primera travesía por aguas españolas, 896 pasajeros alemanes con 740 de tripulación. Eso sí, las estrictas medidas de seguridad en tierra y mar son implacables. Incluso la quincena previa al inicio del viaje la tripulación ya permanece aislada. El buque crucero de TUI vuelve, pero convertido en una infranqueable ‘burbuja’ flotante.

La seguridad de los pasajeros, de la tripulación y también de la población de las Islas antes y durante la travesía es la prioridad para TUI Cruises: «Desde julio, más de 40.000 personas han viajado con nosotros sin incidentes, gracias a nuestro estricto protocolo de salud e higiene que incluye una prueba obligatoria de Covid-19, que realizamos a todas las personas antes de su embarque”, ha manifestado Wybcke Meier, CEO de TUI Cruises.

Los itinerarios del Mein Schiff 2, navegando desde el 6 de noviembre, tendrán una duración de siete días y están disponibles para clientes de países de habla alemana. Comienzan y terminan en Las Palmas de Gran Canaria y hacen escala alternativamente en los puertos de Arrecife/Lanzarote, Santa Cruz/Tenerife, San Sebastián/La Gomera en un primer programa, y Puerto de Rosario/Fuerteventura, Santa Cruz/Tenerife y Santa Cruz/La Palma en un segundo itinerario. En estos puertos los pasajeros tienen la oportunidad de visitar los destinos en grupos organizados.

Ahora que Canarias da un paso firme y abre camino a un sector al borde del abismo, la idea es que otros destinos sigan su estela. “Que el Gobierno autonómico de Canarias haya autorizado a varias compañías operar en el archipiélago, lo consideramos una iniciativa muy positiva y creemos que es un primer paso para avanzar en todo el proceso y que puedan seguir otros destinos dentro del territorio nacional”, ha explicado en declaraciones a MERCA2, Alfredo Serrano, director de la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA) España.

PROCESOS ADAPTADOS, ANTES Y DURANTE

Para la reanudación gradual de las operaciones de crucero en tiempos de coronavirus, TUI Cruises ha desarrollado un concepto de salud e higiene junto con expertos médicos y ha adaptado todos sus procesos antes y durante el crucero -incluyendo la prueba de Covid-19 obligatoria, el cuestionario de salud o los controles de temperatura diarios para los pasajeros y la tripulación-. En la facturación ha incorporado el check in digital obligatorio y los horarios escalonados y, en las zonas comunes de pasajeros y tripulación, también ha adaptado las condiciones para cumplir con las regulaciones de higiene y distancia social.

A fin de cumplir con las normas de distancia habituales en tierra, inicialmente, la capacidad de pasajeros a bordo estará limitada a un máximo del 60%, por lo que sólo estarán ocupadas las cabinas con balcón y las suites. Las muy rigurosas normas de higiene ya existentes se complementaron con medidas adicionales de limpieza y desinfección.

TUI Cruises también está preparado ante la posible aparición de la enfermedad a bordo. En este contexto, las políticas existentes y las estrictas medidas para prevenir la propagación de enfermedades virales se intensificaron más y se adaptaron a la situación actual. Cada buque siempre ha contado con su propio hospital a bordo con personal capacitado. Por su propia seguridad y la de todos los pasajeros, toda la tripulación se someterá de antemano a la prueba de Covid-19 y estará equipada y ampliamente capacitada para su trabajo a bordo.

Además, los miembros de la tripulación estarán aislados en una cabina con balcón durante 14 días antes de desempeñar su servicio. Sólo después de este período de cuarentena podrán comenzar su servicio a bordo. Durante su servicio, la tripulación también se someterá regularmente a un control diario de la temperatura sin contacto y a la prueba de Covid-19.

Todas las precauciones se basan en las normas médicas de instituciones de renombre como el Instituto Robert Koch de Alemania (RKI), o la Organización Mundial de la Salud (OMS) y se ajustan a las directrices de las autoridades españolas para la reanudación de las operaciones de crucero.

EXCURSIONES EN TIERRA

Los cruceros a las Islas Canarias sólo se ofrecen como un paquete completo que incluye la llegada y la salida en un avión especialmente fletado para los pasajeros de Mein Schiff. TUI Cruises asegura así que los altos estándares de higiene y seguridad se mantienen no sólo a bordo de los barcos, sino durante todo el viaje.

Por esta razón, las excursiones en tierra de los pasajeros serán exclusivamente organizadas por TUI Cruises hasta nuevo aviso. Junto con los organizadores locales de excursiones en tierra, se desarrolló un variado programa de excursiones de acuerdo con las directrices aplicables. Esto beneficia a la industria turística local, desde los operadores turísticos hasta las compañías de autobuses locales.

OTROS DESTINOS, TRAS LOS PASOS DE CANARIAS

Entre las primeras reacciones a este acontecimiento que ha permitido ver el primer crucero que ha hecho escala en España y en Canarias, tras el parón de la crisis sanitaria, el presidente del Gobierno insular, Ángel Víctor Torres, ha agradecido la apuesta de TUI, por ser un hecho “muy simbólico” con el que se da “un pasito firme hacia la normalidad turística”. Torres ha asegurado que ver este crucero ha supuesto una “imagen deseada, añorada y ojalá se convierta pronto en una imagen de nuevo rutinaria”. El sector también observa con expectación las posibilidades de replicar la iniciativa en otros puertos españoles.

De hecho, “el objetivo es empezar a operar y proporcionar tranquilidad a todo el mundo e intentar recuperar poco a poco la normalidad”, porque “estamos en un momento complicado y las compañías no están escatimando en medios para ello”, ha añadido el director de CLIA España.

Los primeros cruceros empezaron a navegar a mediados de junio en Alemania y, más tarde, en países como Italia, Grecia o Malta. Actualmente, hay unas ocho navieras, entre marítimas y fluviales, que han retomado su actividad en Europa y cumplen unos protocolos sanitarios muy exigentes.

Las compañías han hecho su trabajo, “los protocolos están funcionando en otros destinos y los índices de contagio son prácticamente inexistentes”, ha señalado el representante español de CLIA. En circunstancias normales, en España, el sector factura 4.500 millones de euros anuales y crea más de 33.000 empleos. Además, nuestro país es el cuarto emisor de cruceristas (530.000 en 2018), por detrás de Alemania, Reino Unido e Italia y el segundo mercado receptor solo por detrás de Italia.

“Si no queremos perder competitividad con otros países europeos y seguir manteniendo la segunda posición, es fundamental que tengamos un marco regulatorio claro, seguro, que se mantenga en el tiempo y que dé certeza a las compañías de cruceros de cómo y qué es lo que deben hacer para operar en 2021”, ha afirmado Serrano.

[td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»451277″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

Por otro lado, Serrano insiste en poner en valor que, “a pesar de las circunstancias y las dificultades económicas que las compañías están atravesando, la industria sigue teniendo como prioridad en su agenda el medio ambiente y la lucha contra el cambio climático”. Las líneas de cruceros de CLIA contituyen «el primer sector de la industria marítima en hacer suyo el compromiso de reducir la tasa de emisiones de carbono en un 40% en 2030, en comparación con 2008″.

El sector lleva invertidos más de 23.500 millones de dólares en nuevas tecnologías y combustibles más limpios para reducir las emisiones atmosféricas y lograr una mayor eficiencia.


- Publicidad -