viernes, 7 mayo 2021 15:10

Orizon eleva su crecimiento en plena oleada de fusiones bancarias

El sector financiero español está agitado. El proceso de consolidación ha vuelto a ponerse en marcha, y todavía queda. Este contexto, sumado a la crisis sanitaria provocada por el coronavirus, podría haber sido una traba para Orizon, pero la compañía tecnológica prevé cerrar el ejercicio de 2020 con un crecimiento de sus ventas de un 35%.

La situación no está siendo sencilla. Al margen de problema sanitario, el propio entramado bancario está revuelto. O, al menos, en camino de revolverse. Esto genera que muchas compañías deban revisar sus estrategias de innovación. Algo, lógicamente, que impacta en el negocio de Orizon. Pero es tiempo para sobrevivir.

Así, las previsiones de la compañía apuntan a acabar el ejercicio con la firma de contratos por un valor de 1,8 millones de euros sólo un año después de hacer evolucionar de manera notable su tecnología, desarrollada internamente, y en la que ha invertido 2 M€.

Orizon mantiene las cifras de su plan de negocio para los próximos dos años y siempre y cuando el mercado mantenga unas condiciones similares a las actuales a pesar de la crisis del covid-19. Así, la empresa prevé alcanzar 7 millones de euros de ventas en 2021 y llegar a los 13 mM€ en 2022. Por lo que respecta a los recursos humanos, las previsiones para este año contemplan un crecimiento del 40% y acabarlo con un equipo de 35 profesionales.

ORIZON ELEVA SU CAPACIDAD TECNOLÓGICA

Pese a todo, el CEO de Orizon, Ángel Pineda, tiene muy clara la posición que debe tomar la compañía en este contexto. “Las dificultades que ha creado en el mercado la pandemia, tales como restricciones presupuestarias, recortes en la contratación de recursos tecnológicos o las propias limitaciones a las relaciones personales, nos hicieron temer un escenario mucho más restrictivo para el desarrollo del negocio”.

Pero se trataba de mantener la calma, apunta Pineda, “ha sido todo un test para poner a prueba la robustez de nuestra oferta y el valor que aporta a las organizaciones. Aun así, esperemos que esta situación tenga un final y todos podamos volver a un escenario de normalidad, tanto personal como profesionalmente”.

Orizon comercializa su propia tecnología, denominada BOA, y una metodología también desarrollada internamente. La compañía enfoca su actividad hacia grandes organizaciones con unas inversiones mínimas en tecnologías de la información de entre 300 y 400 millones de euros al año.

La oferta de Orizon se centra en una actividad de enorme potencial que, más allá del mero buen funcionamiento de las infraestructuras tecnológicas, ofrece a las organizaciones visibilidad, información y soluciones aplicables ante problemas, pero también posibles mejoras del rendimiento y acciones a desarrollar en la infraestructura y aplicaciones tecnológicas de la empresa pensando en la rentabilidad e impacto en el negocio.


- Publicidad -