jueves, 11 agosto 2022 7:19

Cerrajeros Servihogar pide cobertura legal para comprobar la legitimidad de la vivienda y prevenir okupaciones

Cada vez somos más las personas que se preocupan por el tema de las okupaciones. Es un tema que está más de moda, debido a que el número de okupaciones no ha parado de incrementarse. Por este motivo, los cerrajeros han pedido a los propietarios de viviendas que se aseguren que sus cerraduras son seguras con el objetivo de poder prevenir las posibles okupaciones.

Cobertura legal de los cerrajeros para comprobar la propiedad

De momento, lo que han pedido desde CerrajerosServihogar a la consejería de Fomento es que estudien la opción de cobertura legal para que los cerrajeros puedan comprobar que la persona que ha contratado sus servicios realmente son las personas que viven en la vivienda y en consecuencia no están abriendo la puerta a los okupas. El objetivo es que el cerrajero pueda comprobar de manera legal si la persona que está contratando sus servicios es realmente la persona propietaria, con el objetivo puesto siempre en reducir el número de okupaciones.

De momento todo está en proceso de estudio. La respuesta que ha recibido el gremio de cerrajeros por parte de las autoridades es este “Nos hemos comprometido a buscar la fórmula legal para comprobar que la persona que les está llamando para cambiar una cerradura realmente es un usuario legal, está de alquiler o es legítimo propietario de la vivienda”. Para conseguirlo, se necesita crear un censo donde se incluya a los propietarios y a los posibles inquilinos para que los cerrajeros puedan hacer su trabajo de manera legal y segura. Con un censo bien elaborado de la localidad donde se trabaja, el cerrajero podría corroborar que realmente es la persona que vive en la propiedad y no una persona que está interesada en okupar la vivienda.

Hay que tener en cuenta que la administración pública está tomando diferentes vías para conseguir reducir los niveles de okupación y así tranquilizar a la población. A pesar de que en el congreso de diputados todavía no ha tomado medidas contra la okupación, lo que sí se puede decir es que los organismos regionales sí que están tomando medidas. Como hemos podido saber, en muchas localidades se está buscando medidas legales para conseguir que la okupación sea cero. De esta manera cualquier persona se podría ir de vacaciones sin miedo a que a la vuelta su vivienda estuviese ocupada. Se ha demostrado que la okupación va en contra de los derechos de la propiedad, los cuales están inscritos en la propia constitución. Por ese motivo se buscan fórmulas para conseguir parar los pies a las mafias y en consecuencia hacer que el mercado de la vivienda en propiedad sea más seguro.

Mientras tanto, los cerrajeros trabajan un poco a oscuras, debido a que en muchas ocasiones no saben si realmente están abriendo la puerta a la persona propietaria de la vivienda o se la están abriendo a un okupa.

Cómo luchar contra los okupas

El mejor remedio a día de hoy para evitar que una vivienda pueda ser okupada es poner medidas de seguridad con antelación. Como bien sabemos, si el okupa es pillado entrando en la vivienda o cuando lleva muy pocas horas de okupación, el propietario puede pedir su expulsión rápidamente.

Para comenzar, lo mejor que se puede hacer es solicitar a un cerrajero de confianza que aumente la seguridad de la vivienda. Y para conseguirlo lo mejor es cambiar la cerradura de la puerta por una de nueva generación que sea mucho más complicada de forzar. En el mercado hay una amplia variedad de cerraduras entre las que elegir, pero el profesional seguro que te recomienda la mejor opción según las necesidades y tu presupuesto.

Además de una cerradura, también puede ser una buena opción apostar por instalar diferentes sistemas de seguridad. Hasta hace poco, esos sistemas de seguridad se instalaban para reducir los robos en las viviendas. A día de hoy se instalan para reducir los robos y sobre todo para evitar que los okupas puedan entrar en la vivienda. Esto se debe a que si el sistema de alarma salta, rápidamente podemos llamar a la policía para que los expulsen de la vivienda y en consecuencia no se les considere como okupas de pleno derecho. Hay que tener claro que si okupan la vivienda, con la ley actual no es fácil sacarles del piso si nos basamos en la ley.

Opciones legales contra la okupación

Si no se han tomado las medidas oportunas a tiempo, el propietario tiene dos opciones para intentar recuperar su vivienda. Esas medidas siempre son legales para evitar tener problemas con la justicia.

Se puede apostar por intentarlos expulsar a través del código civil o del código penal. Dependiendo de la opción elegida, la actuación de la justicia se realizará con mayor o menor celeridad. Por supuesto, si no sabes que vía es la más recomendable según tu caso, te invito a contratar los servicios de un buen abogado para que te ayude en la decisión final. Para hacernos a la idea, podemos decir que la vía civil suele ser la vía más económica a la hora de recuperar la vivienda, pero en contra nos damos cuenta de que el proceso es mucho más lento. Durante ese momento el okupa podrá seguir disfrutando de nuestra vivienda. Por ese motivo, normalmente la opción civil se suele recomendar cuando la okupación ha sido realizada sobre una segunda residencia.

La segunda opción, la vía judicial es más rápida pero también más costosa. En este caso se apuesta por un delito de usurpación y de allanamiento de morada. Esto se traduce en una pena mayor y el desalojo se suele realizar en un periodo de tiempo mucho más pequeño. Eso sí, el gasto en abogados es más alto, de aquí que todo el mundo no se pueda permitir esa opción. En cuanto a la condena de los okupas, si son denunciados por esta vía, normalmente la condena suele ser más elevada. Incluso puede ir acompañada de pena de cárcel.

¿Cambiará la ley de okupación?

De momento los principales partidos políticos están negociando para cambiar la ley y así conseguir que el derecho a la propiedad sea más fuerte que la okupación. De momento no hay nada cerrado, de aquí que tenemos que seguir esperando a las nuevas medidas. Mientras tanto, lo mejor que se puede hacer es tomar medidas de seguridad, sobre todo si se está fuera de la residencia bastante tiempo. En primer lugar se recomienda instalar una cerradura más segura y luego si es posible añadir métodos de seguridad que ahuyenten a los okupas.


- Publicidad -