lunes, 22 julio 2024

Juan Antonio Acedo endereza Urbas doblando su valor en Bolsa

La promotora inmobiliaria Urbas es la empresa de la semana en Bolsa destacada este viernes por MERCA2. La compañía, que lleva más de 70 años en pie, arrancó como una empresa de transportes que prestaba servicios en Barcelona, una actividad que abandonó en 1972, cuando el Ayuntamiento de la ciudad condal se hizo cargo del negocio.

El negocio inmobiliario estuvo presente desde el nacimiento de la compañía, aunque fue ganando peso con el tiempo. Llegó a la Bolsa de Madrid en 1989, desde entonces, la empresa ha pasado por varias fusiones, además de algún que otro cambio de nombre, para acabar siendo Urbas Grupo Financiero.

La crisis de 2008 le pasó factura (como a todas las empresas del sector) y en 2017 acabó fusionándose con Alza Real Estate, su tercer accionista. La compañía de Luis López de Herrera Oria se encontraba, al igual que Urbas, en una complicada situación financiera y ambas tuvieron que cerrar acuerdos con la Sareb para refinanciar su deuda. Finalmente, Alza optó por abandonar el mercado bursátil tras más de 20 años.

ACEDO IMPULSA URBAS

Sin embargo, fue el cambio de papeles entre el presidente y vicepresidente, lo que ha traído consigo una fuerte revalorización del valor, que se ha casi duplicado desde que Juan Antonio Acedo tomó las riendas en enero del año pasado. Acedo, es el segundo accionista con el 27% del capital, solo por detrás de Juan Antonio Ibañez Fernández. El expresidente tiene un 27,79%. Le sigue Alza Real Estate, con un 19,79%. Y con poco más de un 5% también forman parte del accionariado la sociedad Artagar (5,232%) y el consejero externo de la empresa, José Antonio Bartolomé Nicolas (5,266%).

Urbas es una compañía de baja capitalización, que roza los 400 millones de euros , pero esto ya es un 150% más que hace dos años. Actualmente es el sexto valor del Mercado Continuo por subidas. Desde que tocara mínimos (0,0036 euros) el pasado 18 de marzo, ha rebotado en torno a un 240%, y en el conjunto de 2020 consigue sumar más de un 60% y cotizar por encima de los 0,010 euros.

No están corriendo la misma suerte otras promotoras de la Bolsa española, como Metrovacesa que se deja un 29% de su valor. Aedas, que pierde un 13,8% o Neinor, que se salva por la mínima de los números rojos (+1, 8%).Tampoco otras compañías del sector inmobiliario como Quabit (-63%), Merlin Properties (-44%) o Colonial (-36%).

La crisis del coronavirus ha castigado con fuerza a las acciones de un sector que preocupa por el precio de la vivienda y el parón de las transacciones durante los meses de confinamiento. Sobre todo, cuando ya en 2019, la compraventa de viviendas bajó un 3,3% por la contracción en los pisos de segunda mano. Y este ejercicio no va a ser una excepción, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) la compraventa de viviendas se ha reducido cerca del 26% en lo que va de año. A ello se suma, el aumento del teletrabajo y por tanto, la estampida de las oficinas. Muchas incertidumbres que han provocado una importante fuga de inversores.

UN CASO APARTE

Urbas es un caso aparte y está disparada desde el año pasado, cuando ya se anotó una subida del 111% en Bolsa. Solo el nombramiento de Juan Antonio Acedo como nuevo presidente le llevó a subir un 44%, su mayor subida diaria desde marzo de 2016.

Pero si por algo se caracterizó el año pasado fue porque logró reducir su deuda con las entidades financieras en 6 millones de euros, el equivalente a un 3%. Y aquí, el alquiler y la venta de activos no estratégicos fueron claves. Con todo, la empresa cerró el ejercicio con un beneficio neto de 1,1 millones de euros, cifra que casi multiplicaba por tres su resultado de 2018 (que fue de 400.000 euros).

Su objetivo para este 2020 se fijó en continuar reduciendo deuda. Un plan que, según adelantaba la compañía, impactaría “positivamente” en el valor de Urbas, colocando a la promotora en una posición sólida para abordar nuevas inversiones. Parece que la mejor de sus previsiones se ha cumplido, pues en lo que va de 2020, Urbas ha entrado de lleno en distintos negocios. En el inicio de la pandemia, desembarcó en el sector de la construcción tras comprar el 100% de la constructora Murias con una inyección económica de más de 30 millones de euros.

El acuerdo de compra para desarrollar una cartera de proyectos valorada en 135 millones de euros, permitirá “mejorar sus ingresos y abre la puerta a nuevas operaciones corporativas en los próximos meses”, según destacaban en marzo. Y los números no tardaron en llegar. A finales de mayo, Urbas presentaba cuentas trimestrales y ya presentaba un beneficio neto que cuadruplica al de un año antes. El motivo: la compra de Murias. La empresa insistía en que la operación les abría la puerta a emprender nuevas operaciones corporativas que facilitan su entrada en nuevos mercados.

AMPLIANDO NEGOCIO

Esta misma semana, Urbas notificaba a la CNMV la compra de una sociedad que cuenta con las concesiones mineras para explotar un yacimiento de feldespato a cielo abierto en Silán (Lugo). La compañía destacaba que este yacimiento está considerado por los expertos como «uno de los más importantes en el entorno europeo», con unas reservas estimadas en unos 600 millones de euros al valor actual del mercado.

La operación permitirá a la promotora seguir diversificando su negocio y además le garantiza una generación de caja recurrente, ya que la explotación del yacimiento se extenderá durante varias décadas. El feldespato potásico y sódico potásico es un mineral utilizado por los sectores cerámico, azulejero y del vidrio, que mayoritariamente se importa desde Turquía. Tras realizar un análisis del mercado existente en España, la compañía cuenta ya con varias fábricas interesadas en adquirir la producción total del yacimiento, ofreciendo por tanto una alternativa nacional a la importación.

Urbas tiene, a día de hoy, activos valorados en 600 millones de euros y dispone de una cartera de suelo de más de 18 millones de metros cuadrados, la mayor parte de ellos ubicados en la zona del Corredor del Henares, Madrid, Castilla La-Mancha, Andalucía y Murcia, y cuenta con la experiencia de haber construido más de 5.500 viviendas en 140 promociones en hasta 19 localidades distintas.

Su plan de diversificación internacional de mercados pasa por aterrizar en Oriente, donde es es una de las dos finalistas para desarrollar un complejo inmobiliario y de locales comerciales sobre la estación de Union Station, en el centro de Dubai. También  por Cuba, donde planean invertir en torno a 3.000 millones en el desarrollo durante 25 años de un macroproyecto turístico.


- Publicidad -