domingo, 5 diciembre 2021 21:56

RIU Hoteles renuncia a la temporada alta canaria con ocho cierres

La oferta turística canaria albergaba las últimas esperanzas de prolongar las oportunidades de remontar un verano para olvidar, al no estar condicionada por la estacionalidad como sí ocurre con otros destinos, incluidos los también insulares de Baleares. Sin embargo, el anuncio del Grupo RIU Hotels & Resorts de reducir su oferta en las islas afortunadas es sintomático del impacto sostenido de la pandemia en la demanda de alojamientos.

La cadena hotelera cierra ocho de sus hoteles en Canarias a partir de la próxima semana, en concreto a partir del 13 de septiembre. La decisión de clausura de los referidos establecimientos responde al fuerte descenso de la demanda y ocupación derivado de los efectos de las restricciones generadas por la expansión del Covid-19.

El turístico se consolida como el sector más castigado de la economía española por las deficiencias en la conectividad y las medidas restrictivas impuestas por varios países europeos, entre ellos, Alemania, el principal país emisor de turistas a las islas.

Pese al entorno adverso, la hotelera mantendrá cuatro de sus instalaciones abiertas en Canarias. Los hoteles que cerrarán son el Riu Papayas, Riu Vistamar, Riu Palace Palmeras, Riu Palace Meloneras y el Riu Palace Maspalomas en Gran Canaria.

En Tenerife también echará la persiana, aunque de forma provisional, a partir de la misma fecha, el Riu Arecas; en Fuerteventura será el Riu Calypso, mientras que en Lanzarote será el Hotel Riu Paraíso Lanzarote.

[td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»444391″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

En cualquier caso, se trata de una decisión transitoria, según asegura la cadena hotelera puesto que «estos establecimientos están listos para reabrir en cuanto la situación epidemiológica permita a los mercados de origen retomar su operación».

En este contexto de nuevo parón en la actividad, la empresa intentará llegar a un acuerdo para que sus trabajadores tengan la posibilidad de volver a formar parte del ERTE.

Las pérdidas en el sector del turismo arrojan cifras desconocidas en la etapa pre-pandemia con una disminución de 40 millones de turistas en estos primeros ocho meses del año.


- Publicidad -