lunes, 18 octubre 2021 18:36

Soltero, treintañero y sueldo de 1.200€: el nuevo perfil del inquilino tras el covid-19

Un estudio demoscópico demuestra que el perfil del inquilino ha cambiado tras la pandemia del coronavirus y las largas semanas de confinamiento. Ahora, el arrendatario tipo es un varón treintañero, de nacionalidad española, soltero, con contrato indefinido y un sueldo medio de 1.200 euros al mes.

El IX Perfil del Inquilino en España, elaborado por Alquiler Seguro, demuestra que en los primeros compases de la ‘nueva normalidad’, la demanda se encuentra contenida a causa de las limitaciones en la movilidad geográfica, especialmente para los estudiantes y los trabajadores desplazados. Además, el estudio ha detectado una variación en las preferencias de la demanda: las viviendas más amplias y con terrazas o balcones han ganado protagonismo, en detrimento de los inmuebles más pequeños y céntricos.

En cuanto a la oferta, el parque de viviendas en alquiler no logra satisfacer la demanda creciente que existe. Pero en las últimas semanas se ha ampliado ya que muchos propietarios de inmuebles en régimen de alquiler turístico han optado por el alquiler residencial por su estabilidad y garantías. 

DATOS ESTRUCTURALES DEL ALQUILER

El estudio del perfil del inquilino desvela que, en una distribución por sexo, el 51,01% de los arrendatarios son hombres, mientras que el 47,99% son mujeres. También está muy igualada la proporción según la edad, así la franja entre los 26 y los 35 años es la etapa en la que más personas optan por el alquiler (40,61% hombres y 40,24% mujeres), casi doble de lo que supone la franja de estudiantes entre los 16 y los 25 años, en la que el 22% se decanta por alquilar una vivienda. Pero también es destacable que alrededor del 20% de entre 36 y 45 años también opta por esta modalidad.

En este sentido, también se puede diferenciar el tipo de inquilino según su estado civil. Así, el 41,37% son solteros, mientras que el 31,48% son casados, un 12,93% separados, y un 11,64% son divorciados. El supuesto de inquilino viudo solo supone el 2,58%.

En este punto, hay que destacar que, tras el confinamiento, se ha registrado un elevado número de separaciones y divorcios. Esta situación ha provocado por un lado, que se amplíe la oferta de vivienda al decidir vender el inmueble y, por otro lado, ha aumentado la demanda de pisos en alquiler para afrontar la nueva vida tras la separación.

Otro dato relevante es el número de inquilinos por contrato, es decir, en el 44,24% de los supuestos existen dos personas como titulares del contrato de arrendamiento, frente al 24,73% de un contrato con tres integrantes, o del 16,31% que deciden alquilar una vivienda solos, una única persona. 

De estos datos se desprende que muchas parejas no pueden acceder a la vivienda en propiedad y se ven empujados al alquiler. Además, hay que destacar el bajo porcentaje que representa el target de personas que se alquilan un piso solos, esto es debido al alto precio del arrendamiento, que les obliga o bien, a continuar en el hogar familiar o bien, a alquilar una habitación en un piso compartido.

En este sentido, cada vez más expertos advierten del peligro de la tendencia a vivir solos, ya que no hay suelo suficiente para abarcar toda la demanda. De hecho, uno de los objetivos de métodos como el co-living o el alquiler de las viviendas por habitaciones es minimizar el número de hogares con un único integrante. 

TENDENCIA A LA ADQUISICIÓN

Hay que destacar que el 28,38% de los inquilinos en España tiene un contrato indefinido, con una antigüedad laboral de menos de un año, trabajando la mayoría en el sector servicios. Seguido de autónomos (21,03%) y contrato por producción (14,12%). 

Como es obvio, el estudio desvela que cuanta mayor capacidad salarial tienen las personas, más se decantan por la adquisición de una vivienda, quedando lejos la tradición del alquiler que otros países valoran. Así, queda patente que optar por el alquiler es asumido como algo circunstancial, y siempre con vistas a poder convertirse en propietarios. 

Otro dato revelador del estudio realizado por Alquiler Seguro es el ratio de endeudamiento que soporta el inquilino. El 36,39% destina entre el 30-40% de su sueldo al pago de la renta mensual, mientras que al 29,46% les supone entre el 40-50% de su economía familiar. 

Pero según los expertos inmobiliarios, los inquilinos no deberían destinar más del 20-30% a hacer frente a la renta mensual, que esto solo sucede en el 18,03% de los casos. Por lo que existe un fuerte endeudamiento de las personas para conseguir una vivienda. 

EL INQUILINO Y SUS PREFERENCIAS

Los datos relacionados con los modelos de comportamiento reflejan que el inquilino necesita 24 días para encontrar piso y lo hace mayoritariamente a través del móvil, dedicando casi dos horas a visitar la vivienda. Al hacer una selección previa por Internet, el arrendatario tipo necesita tan sólo de dos visitas al inmueble para decidirse.

Por otro lado, en cuanto a la temporalidad de la opción del alquiler, el tiempo medio de estancia del inquilino en el mismo inmueble es de tres años. Pasado ese tiempo, o bien opta por otro alquiler que cumpla las necesidades surgidas, o bien opta por la adquisición de una vivienda. 

Entre las búsquedas más comunes de los inquilinos, destacan las realizadas en las principales provincias españolas, siendo Madrid, con un máximo de renta de hasta 850 euros, Vizcaya de 800€ y Murcia de 550€, y las viviendas que más se solicitan son de dos dormitorios. 

Mientras en Barcelona (950€), Valencia (600€), Alicante (550€), Málaga (700€), Sevilla (650€), y Álava (700€) el criterio de búsqueda es de tres dormitorios.

Además, este informe incluye la tipología de vivienda más demandada en los distritos y poblaciones del área metropolitana. Así, en Madrid, en el distrito de Chamberí la vivienda buscada es de 2 dormitorios y de hasta 1.000 euros, mientras que en Villaverde se busca un inmueble de 3 dormitorios y de hasta 750€.

Dentro del área metropolitana, en Alcobendas los inquilinos buscan inmuebles de 3 dormitorios y hasta 950€, y en Móstoles los inmuebles más demandados tienen 3 dormitorios y cuestan hasta 750€.


- Publicidad -