lunes, 3 octubre 2022 19:15

Intu Properties abocado al concurso de acreedores: este viernes finaliza el plazo

La gestora británica de centros comerciales agota sus últimas horas antes de entrar oficialmente en concurso de acreedores, ya que este viernes expira el plazo acordado con los inversores para refinanciar su deuda. Pero los efectos de la pandemia del coronavirus le han acrecentado aún más sus problemas económicos, y se encuentra al borde de la quiebra.

Intu Properties ha estado negociando in extremis durante las últimas semanas una prórroga del plazo de refinanciación de su deuda con los inversores, pero no ha conseguido nuevas fechas, de momento.

Este viernes 26 de junio era la fecha límite en la que Intu debía cumplir unos criterios de solvencia marcados en sus préstamos. Pero el fuerte impacto de la pandemia del coronavirus en los ingresos por alquiler en los centros comerciales del grupo hacen imposible satisfacer esas condiciones, y los bancos podrían ejecutar las garantías de sus contratos.

LA CUENTA ATRÁS

La deuda asciende a 5.000 millones de euros y, ante la inviabilidad de hacer frente a este montante, la compañía ha nombrado a la consultora KPMG como gestora de sus activos en caso de que no logre una prórroga en las próximas horas.

Está siendo una cuenta atrás muy intensa para la compañía británica, que insiste en encontrar soluciones en un contexto de crisis económica mundial. De hecho, señala que uno de los motivos para no alcanzar su objetivo es que ha soportado una caída en el cobro de las rentas de sus inquilinos.

Ante este panorama, la gestora no descarta un cierre temporal de los centros comerciales si el administrador no es prefinanciado. Intu, además de sus centros en Reino Unido, posee en España el 50% del centro comercial Xanadú, ubicado en la localidad madrileña de Arroyomolinos, pero éste no se vería afectado por el posible cierre.

Además, la compañía se encuentra inmersa en la construcción del complejo Intu Costa del Sol en Málaga. Pero mantiene negociaciones con su socio Eurofund Group, que busca convertirse en socio mayoritario del proyecto.

Por su parte, la compañía británica pretende camelar a los bancos para que extiendan 15 meses el plazo para cumplir las exigencias de la financiación. Pero, ante la negativa reiterada, ya ha trazado un plan de contingencia para la administración concursal.

KPMG se podría convertir en las próximas horas en el gestor de los activos de Intu Properties. Pero aún no ha trascendido cuándo comenzaría esta gestión y, si afectará a sus centros.

En un comunicado, la británica lamentaba que “en caso de que Intu sea incapaz de alcanzar un acuerdo, es probable y cierto que otras sociedades centrales [del grupo] caerán en administración. En esta situación, todas las compañías propietarias de los activos serían requeridas para prefinanciar al administrador para que preste servicios centrales a los centros comerciales”.

Se trata, por tanto, de la quiebra de uno de los gestores de centros comerciales más afamados y con repercusión internacional. Pero las cuentas no le salen y el covid-19 no ha hecho más que empeorar su situación.

¿CIERRE DE XANADÚ?

El centro comercial madrileño no se vería obligado al cierre de sus puertas si Intu se declara en concurso, ya que solo posee el 50% del capital. El otro 50% está en manos del fondo Nuveen Real Estate.

Hace 3 años, Intu adquirió el complejo madrileño por 530 millones de euros, y cerca de la mitad de la operación fue financiada con un préstamo de Santander, BBVA, Credit Agricole y CaixaBank.

Si finalmente se anuncia el concurso del grupo Intu, los administradores podrían tratar de vender el 50% de Xanadú para obtener fondos con los que repagar deuda. Además, Nuveen tiene un derecho de compra preferente, según informan fuentes del sector a este medio.

PROYECTO EN TORREMOLINOS

El proyecto comercial y de ocio de Torremolinos, con una inversión anunciada de 850 millones de euros, atraviesa por serias dificultades debido a los problemas económicos que arrastra el principal grupo impulsor, el británico Intu.

Esta situación ha llevado a su socia, la española Eurofund Group, a presentar una oferta para comprar las acciones y así poder avanzar con la actuación. La compañía envió un comunicado en el que afirmaba que “tras la oferta de compra presentada a Intu por Eurofund, ésta tiene grandes esperanzas de que se llegue a un acuerdo dada la especial vinculación de Eurofund por la naturaleza de los acuerdos existentes, y así poder continuar la ejecución de este extraordinario proyecto en la Costa del Sol malagueña”.


- Publicidad -