viernes, 14 mayo 2021 6:51

Pasos para cobrar más dinero en la pensión de jubilación

La edad de jubilación actual en España es 67 años, y aunque para algunas personas todavía quede mucho tiempo, es importante tener la vista puesta en ese momento, ya que la pensión que vayamos a percibir entonces, estará definida por nuestra trayectoria laboral. En el momento del retiro, los trabajadores asalariados pasan a ser beneficiarios de una pensión, cuyas cuantías, son diferentes, ya que esta última es inferior al salario. Por eso, llegado este momento, los futuros jubilados tratan de cobrar la máxima cuantía en su pensión de jubilación que en la actualidad es de 2.683, 34 euros al mes. 

Para optar a una pensión de jubilación hay que cumplir con varios requisitos. En primer lugar hay que estar afiliado a la Seguridad Social y se debe haber cotizado un mínimo de 15 años, al menos 2 de ellos en los últimos 15 previos al momento de solicitar la jubilación. Además, a partir de 2027, la edad mínima será de 67 años, mientras tanto, la situación pasa por un periodo de transición en la que poco a poco va aumentando la edad de jubilación desde los 65 de la anterior normativa hasta los 67 actuales. 

COBRAR EL 100% DE LA PENSIÓN Y LA CUANTÍA MÁXIMA

Pero además de tener derecho a percibir la pensión, lo que queremos es poder cobrar el mayor importe posible. La cotización mínima de 15 años, nos da derecho a cobrar el 50% de la pensión de jubilación. Cuantos más años de cotización hayamos sumado en nuestra vida laboral, más se incrementará el porcentaje. Para cobrar el 100% es necesario haber cotizado 37 años, en 2027. 

Ya hemos visto qué requisitos tenemos que cumplir para poder pedir la jubilación y cómo cobrar el 100% de la pensión. El siguiente punto que nos interesa es cobrar la retribución máxima. ¿Cómo se calcula? El cálculo se realiza en función de la base de cotización en un tramo de tiempo determinado. Con la normativa nueva, este periodo ha pasado de los 15 años, hasta los 25 que se establecerán a partir de 2022. El procedimiento sería dividir el total de la base de cotización de los últimos 25 años entre 350. El resultado es el importe bruto de nuestra pensión (recordemos que los pensionistas también están sujetos a pagar impuestos de IVA y IRPF). Si esta cifra es igual o mayor que el máximo fijado en ese momento, el jubilado percibiría la pensión máxima. Por otra parte, la jubilación anticipada implica una penalización que reduciría la cuantía de la pensión entre un 6% y un 8%. Por el contrario, si se solicita la jubilación a una edad posterior a la fijada legalmente, podrá percibirse un porcentaje adicional. 


- Publicidad -