jueves, 21 octubre 2021 12:54

Eventos y turismo de negocios, tabla de salvación frente a la estacionalidad

El primer síntoma claro en España de que la irrupción y expansión del covid-19 iba en serio fue la suspensión de un evento global por excelencia dentro de nuestras fronteras. Tras días de incertidumbre y un goteo incesante de bajas en el listado de expositores, el Mobile World Congress de Barcelona suspendía la edición de este año, sentando un precedente para otras ferias y congresos europeos que también se bajaron del calendario. Pocas semanas antes, Fitur se salvaba por los pelos. Los eventos fueron los primeros en sentir la fuerte sacudida del virus y probablemente serán los últimos en agradecer la vuelta a la “nueva normalidad”. Y no es casual. El turismo de negocios, fuertemente vinculado al segmento MICE (Reuniones, Incentivos, Conferencias/Convenciones y Exhibiciones/Eventos), genera un importante volumen de negocio que salva la estacionalidad que deja el turismo de ocio.

Confirmada la gravedad de la situación y decretado el estado de alarma en España para gestionar la movilidad, el sector de los eventos frenaba en seco, perdiendo el 100% de los actos previstos para esas y posteriores fechas. El sector entró entonces en una paralización temporal sine die, y sigue a la espera de poner su fecha de vuelta.

A las puertas del verano, mientras todas las miradas se posan entusiastas en el más inmediato turismo de ocio –de sol y playa, de naturaleza, cultural o gastronómico-, la industria de los eventos tendrá que esperar a que se asiente del todo la “nueva normalidad”, pese al peso de este sector en el turismo de negocios y, en consecuencia, en la reactivación económica.

Sólo en la capital, con conexiones por tierra y aire con las principales ciudades del mundo, los hoteles especializados en eventos, convenciones o reuniones de empresas representan un elevado porcentaje, en el que encontramos entre sus máximos exponentes el Hotel Puerta de América, el Only You Atocha, el Meliá Madrid Princesa, el Vincci Soma, el Madrid Marriot Auditorium o el VP Plaza España Design.

Según la asociación de Agencias de Eventos Españolas Asociadas (AEVEA), los eventos serán la pieza clave para reactivar el turismo en España tras el confinamiento por seis razones, la primera de ellas por su contribución a la desestacionalización del turismo: “los eventos tienen su temporada alta fuera del periodo de verano, de hecho, sus meses clave son marzo, abril, mayo, junio, septiembre y octubre, por lo que ayudan a repartir el turismo durante prácticamente todo el año”, asegura Mar García, presidenta de AEVEA.

En segundo lugar, el impacto económico del sector de los eventos se podría medir en dos vertientes. Por un lado, en términos absolutos, 10.889 millones de euros de aportación del sector en el PIB español, según el análisis a nivel mundial elaborado por Events Industry Council en colaboración con Oxford Economics. Por otro lado, el clima y el ambiente de España facilita combinar el viaje de trabajo con el tiempo de ocio, lo que incrementa de manera importante el impacto económico en los destinos turísticos y reduce la estacionalidad.

En tercer lugar, el turista de negocios genera casi el doble de impacto económico que un turista de ocio, es decir, mientras el turista de sol y playa gasta alrededor de 146 euros diarios, el turista MICE alcanza los 208 euros. La cuarta razón estaría relacionada con la confianza que generaría la carga lúdica y experiencial de la que disfrutan los turistas de negocios, convirtiéndolos en los mejores embajadores y prescriptores de los destinos turísticos españoles en su lugar de origen.

La quinta aventura que según  llegue la “nueva normalidad” anunciada, España recuperará su imagen internacional como destino seguro y de gran riqueza cultural, y lo hará, en gran medida, a través de los eventos médicos, científicos, tecnológicos y con propósito social y medioambiental, tendencia clara en la industria en 2020.

Por último, los futuros eventos, aunque más pequeños al principio, generarán más demanda para los hoteles. De momento, los grandes eventos como Fitur o el Mobile World Congress, que reúnen a miles de personas en espacios cerrados, tendrán que esperar. La limitación actual de movilidad entre países o la restricción de aforos harán que el sector se concentre en espacios más reducidos y el formato de los eventos combine experiencias híbridas entre lo físico y lo digital. Esto generará una demanda añadida a los hoteles que cuenten en sus instalaciones con salas de reuniones y conferencias.

La pregunta ahora es, ¿tendrán que reinventarse los hoteles especializados en eventos y reorientar sus instalaciones y actividad ante el nuevo escenario? “Ha sido admirable como muchos de ellos han sido enormemente solidarios”, destaca la presidenta de AEVEA, que subraya el agradecimiento de todos por “cómo han acogido a enfermos de covid y han ayudado a descongestionar los hospitales durante el pico de la enfermedad”. En cuanto al futuro, «no creo que vayan a dar de lado al cliente de eventos, puesto que es un segmento de negocio diferente al de los particulares, porque los eventos cubren servicios durante la semana o en periodo de temporada baja de turismo de ocio». Por otro lado, «el gasto medio por cliente en eventos es mayor que el gasto medio de particulares y las medidas de seguridad serán las mismas en ambos casos», concluye García.

Desde las Agencias de Eventos Españolas Asociadas se muestran ilusionados ante las oportunidades del sector en el medio plazo, “partiendo de la buena salud de la que gozaba la industria de eventos y reuniones a principios de año, somos optimistas en cuanto a su recuperación”, señala García. El colectivo profesional de los eventos considera que la pandemia generará una nueva demanda: “Van a ser muy necesarios los eventos de motivación con foco directo en ventas, tanto orientados hacia empleados, como para clientes”, por eso “con un formato reducido se arrancará con convenciones, lanzamientos de producto, summits profesionales, congresos sectoriales o acciones de street marketing”

MADRID MARRIOT AUDITORIUM ABRIRÁ EN SEPTIEMBRE

Uno de esos establecimientos en el segmento MICE que ha anunciado que prepara apertura para septiembre es el Madrid Marriott Auditorium, que habilitará sus 869 habitaciones, su imponente auditorio y sus 56 salas de reuniones, además de sus bares y restaurantes, para la normalidad pospandemia. Y lo hace con la garantía de limpieza e higiene de la aplicación de los protocolos de seguridad del ICTE (Instituto para la Calidad Turística Española). A estas medidas se suman además las directrices de limpieza anunciadas recientemente por Marriott International para sus hoteles en todo el mundo.

El Madrid Marriott Auditorium cuenta además con la experiencia de haber desplegado todas estas medidas, en momentos críticos de la pandemia, al convertirse en uno de los primeros hoteles medicalizados en Madrid para pacientes leves para su seguimiento médico fuera del hospital, gracias a un acuerdo de colaboración suscrito por varios establecimientos y cadenas hoteleras con la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid a través de la Asociación Empresarial Hotelera de la capital (AEHM).

PROTOCOLOS ‘SAFE TRAVES’ DE LA WTTC

El Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC) ha presentado la segunda fase de medidas para recuperar la confianza del consumidor y promover la vuelta a los viajes denominada Safe Travels.

Gloria Guevara, presidenta y directora ejecutiva del WTTC, ha manifestado que “por primera vez, el sector privado global se ha unido a nuestros protocolos de Safe Travels que crearán la consistencia necesaria para permitir que un sector de Viajes y Turismo revitalizado se vuelva a abrir para los negocios”. Entre las medidas más importantes están las que permitirán el despegue del sector de la aviación, que es fundamental para ayudar a potenciar la recuperación económica mundial.

Los últimos protocolos lanzados por WTTC nacen con el propósito de reanudar los viajes seguros y con garantías para los usuarios, con la finalidad de devolver a la industria turística a los primeros lugares del ranking de sectores de actividad más importantes y con mayores ingresos. Al conjunto de medidas relacionadas con aeropuertos, líneas aéreas y operadores turísticos se unen otras específicas para los denominados centros de convenciones, reuniones y eventos (turismo MICE), en los que focalizan su actividad hoteles especializados, casi en exclusiva, en este ámbito.

MEDIDAS PARA UN TURISMO MICE SEGURO

El organismo mundial que engloba a una importante representación del sector privado del turismo, plantea disposiciones concretas preventivas para facilitar la celebración de los eventos en la era poscovid.

Este paquete de medidas aboga por un distanciamiento físico para la distribución de asientos y pasillos; la reducción de los límites de la capacidad o el aforo según lo requerido por la legislación local; aplicar un cuestionario de evaluación de riesgos previo a la llegada para los participantes; limitar la interacción física y las posibles colas en la recepción y el registro utilizando el registro anticipado para mejorar el flujo de participantes y, por último, habilitar unidades de aislamiento fuera del lugar para ser utilizado en caso de que algún asistente muestre síntomas o sospechas de contagio.


- Publicidad -