jueves, 6 mayo 2021 3:31

El comercio textil estalla contra el Gobierno: niega ser foco de infección

Los datos son escalofriantes para el comercio textil. Y abarcan tanto la tienda física como la venta online. En enero de 2020, dichas ventas habían caído un -2,6% respecto al mismo mes del año anterior. Al mes siguiente, los números rojos eran de un -2,1%. En marzo, el salto fue estratosférico: -70,3%. Situación que continuó en abril: -89,5%. Y que se mantuvo en mayo: -72,6%. “El acumulado en lo que llevamos de año es del -44,7%. Es una barbaridad”, afirma Eduardo Zamácola, presidente de Acotex (Asociación Empresarial de Comercio Textil, Complementos y Piel).

La organización que representa al sector de moda y retail abarca más de 800 empresas. En total, casi 15.000 puntos de venta. A la par, da trabajo a más de 80.000 trabajadores. “Desde que algunas tiendas abrieron a partir del 11 de mayo, los resultados que se han obtenido son flojos”, se lamenta Eduardo Zamácola.

Son varios los factores que han influido en que así sea. Desde que han ido abriendo las puertas dependiendo de la fase en que se encontraba cada comunidad autónoma, hasta el sentimiento de los clientes, sin olvidar los vaivenes políticos. Como ejemplo de esto último, el ahora sí, ahora no, de las rebajas dependiendo del ministerio que efectuaba declaraciones.

“Se han dicho auténticas barbaridades por el Gobierno. Se ha estigmatizado al sector como foco de infección. Que si los probadores, que si la ropa que se devuelve…”, indica el presidente de Acotex. Y hace la siguiente comparación: “Una tienda de moda es igual que un supermercado. No hay que desinfectar ni poner en cuarenta la ropa como tampoco se hace con unas manzanas. Esos mensajes han minado la confianza del consumidor”.

LOS CLIENTES DEL COMERCIO TEXTIL

El presidente de la asociación que engloba al comercio textil continúa con otras comparaciones para dar cuenta de la magnitud por la que está atravesando el sector: “Si a la restauración le pilló con mes y medio de stock, a nosotros nos ha cogido con seis meses de stock”.

Para salir de este profundo bache, lo primero que demanda Acotex por voz de su presidente es que el Gobierno ofrezca el mensaje de que el comercio textil es seguro. “Se nos tenía que haber consultado. Pero es que, cuando lo han hecho, han acabado haciendo lo contrario de lo que se habló. Ahí está el caso de las rebajas. El Gobierno tuvo que rectificar hasta tres veces”, añade.

Dicho de otra manera, lo que desde la patronal del comercio textil se pide es generar confianza en el consumidor. Porque, hasta ahora, quienes están yendo a las tiendas son los clientes fieles, de toda la vida. Los que salen a pasear, por no hablar de unos turistas que han desaparecido por completo, no entran a las tiendas.

ALQUILERES E ICO

El sector, sin duda, está muy perjudicado. Entre otras razones, porque debe seguir pagando al casero. Y ahí, los vendedores del comercio textil, se han encontrado de todo. Desde quienes les han exonerado el pago, hasta quienes les han hecho descuentos. “También los hay que se han cerrado en banda y lo único que han dicho es que hay que pagar”, señala el presidente de Acotex.

Eduardo Zamácola recuerda que también ha existido una especie de postura intermedia. Una moratoria de seis meses, con prorrateo de los pagos, impulsada por el Gobierno mediante Real Decreto, “que no hizo sino perjudicar todavía más”. El presidente de Acotex lo argumenta de la siguiente manera: “Si me has obligado a cerrar, me tienes que exonerar esos gastos, no dar una moratoria. A ese Real Decreto se han agarrado muchos caseros. Es imposible pagar más adelante”

Respecto a los ERTE, Zamácola aboga por prorrogarlos hasta el 31 de diciembre. “Con el 50% menos de ingresos, si me obligan a mantener la plantilla, habrá que ir a concurso de acreedores. Somos los empresarios quienes miramos por los trabajadores más que el Gobierno y los sindicatos”.

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”365761″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

Por último, y sobre los avales del ICO, el presidente de Acotex habla de una necesidad de liquidez que no se genera con los ICO. Y denuncia amiguismos por parte de las sucursales bancarias. “Al cliente bueno, les dan más. No está llegando a las empresas que les hace falta, sino a los oportunistas”, recalca.

Hasta que vuelva la confianza a los consumidores, el presidente de Acotex estima que pasarán un par de años. Tiempo en el que ahorrará más, y controlará el gasto. “Las medidas de Europa y del Gobierno no son muy esperanzadoras”, concluye.


- Publicidad -