lunes, 20 septiembre 2021 6:43

Gloval: “Los promotores soportarán estos meses si mantienen el nivel de liquidez”

La compañía especializada en tasación inmobiliaria, Gloval Building Value, asegura que los compradores siguen “brujuleando” por Internet en búsqueda de vivienda, y la receta para que los promotores superen esta crisis es tener liquidez a corto plazo y aumentar las preventas.

Durante la webinar de SIMAPRO Financiación de empresas y clientes: el doble reto del sector residencial, a la que MERCA2 ha tenido acceso, el presidente y CEO de Gloval, Roberto Rey, ha insistido en que “los promotores básicamente se tienen que preocupar de mantener un nivel de liquidez adecuado para aguantar estos meses, ahora no toca pensar en otros asuntos, solo en tener liquidez en corto”.

Desde Gloval aseguran que “estamos en un momento de incertidumbre, pero saldremos de una forma positiva de esta crisis. Estamos mucho mejor preparados, y los actores que participan en el sector inmobiliario son más solventes, como la banca, que es capaz de generar liquidez para financiar este momento actual, y también la segunda fase”.

Para Roberto Rey, “el sector promotor está mejor preparado que antes. Se ha profesionalizado mucho más, y los pequeños promotores que hay en casi todas las localidades de este país también tienen un esquema de preparación y solvencia mejor que en la anterior crisis”.

INVERSIÓN ATRACTIVA

Asimismo, la tasadora cree que las actuales promociones en marcha “tienen mucho sentido”, frente a los “sinsentidos” de la anterior crisis, que provocó un exceso de stock de activos. “En este entorno de bajos tipos de interés, la inversión en vivienda sigue siendo muy atractiva”, afirma.

De hecho, el CEO de Gloval reitera que “son promociones con niveles de preventas altísimos, las de este año se sitúan por encima del 80% y, para 2021, por encima del 60%. Además, el suelo se ha financiado con equity, sin apalancarse”.

“Es un momento muy interesante porque con algunas reformas en el sector, como la gestión del suelo y otros parámetros, será un buen momento de avanzar con más fuerza”, y recuerda que una mayor agilidad de plazos refuerza la rentabilidad. “Los promotores necesitan materia prima de forma constante y cuanto más asequible sea el precio del suelo, mejor irá su actividad”, asegura Rey.

Además, advierte de que viene una época de creación de más vivienda en alquiler, y también colaboración público-privada para apoyar el alquiler social. “Hay que fomentar que los más vulnerables puedan acceder a una vivienda social o vivienda protegida, por lo que es muy importante esta colaboración”.

RALENTIZACIÓN DE NUEVOS PROYECTOS

Por su parte, el presidente de la Asociación Hipotecaria Española (AHE), Santos González, defiende la solvencia del sistema financiero español, y cree que “el sector inmobiliario vivirá en un escenario de crisis, pero aguantará razonablemente y no se prevén colas (stock de viviendas sin vender) para los promotores”.

Pese a este optimismo, González alerta de que “en el inicio de los proyectos juega la incertidumbre, y el sector se verá afectado en las nuevas licencias. El promotor medirá aún más cada proyecto, pero no creo que las entidades financieras vayan a endurecer los criterios para dar créditos”.

No obstante, defiende que “la gente retrasa su idea de comprar, pero esa demanda expectante saldrá y lo hará de golpe. Esto dependerá de cuánto dure la incertidumbre. Si dura dos años, será un golpe durísimo, pero si a lo largo del presente año se va solucionando, en 2021 se recuperará la demanda embalsada”.

Para el presidente de la AHE todo depende de la duración de esta incertidumbre que sobrevuela la economía española. “Si esto dura mucho será una catástrofe, pero si dura entre seis meses y un año podremos con esto”, concluye.

EJEMPLO CHINO

Otro de los ponentes de la webinar, Ángel Berges, vicepresidente de la consultora económica Afi, utiliza de ejemplo el sector inmobiliario en China para predecir cuál puede ser el escenario en los próximos meses en España.

De este modo, detalla que durante las semanas que duró el confinamiento en China, la demanda de vivienda cayó cerca del 90%. Pero esta demanda embalsada ha ido cogiendo fuerza tras la desescalada.

Sin embargo, los datos desvelan que en abril la demanda inmobiliaria en China se mantiene un 30% por debajo con respecto al mismo mes de un año antes. Lo que hace presagiar que «la recuperación va a ser mucho más lenta de lo que fue la caída en España. Nos permite estimar tasas de paro cercanas al 30%, y acabar el año en cercanías del 20%», afirma Ángel Berges.


- Publicidad -