lunes, 27 septiembre 2021 9:52

La estrategia de supervivencia de Eventbrite (Ticketea): el canal online

Todos los eslabones de la cultura han quedado tocados tras esta crisis. Y en este grupo se incluyen las empresas de compra de entradas y gestión de espectáculos y eventos, como es el casi de Eventbrite (Ticketea). La pausa de los eventos en vivo va para largo, tal y como han anunciado las autoridades. Por eso, las empresas como Eventbrite han tenido que reinvertirse y ampliar su oferta, pero sobre todo enfocarla al canal online. 

El director de Eventbrite en Madrid, Ismael García, señala el canal online como alternativa para sobrevivir en estos tiempos convulsos. “Este segmento ha crecido de forma significativa desde la puesta en marcha del confinamiento, y para Eventbrite están siendo un activo importante”, apunta. 

La oferta de eventos online en Eventbrite ha crecido más de 300% entre los meses de febrero y marzo. Y más concretamente, ‘clases de yoga’ es uno de los eventos más demandados y, según datos de la compañía, los volúmenes de búsqueda son siete veces más altos. No obstante, las tendencias son similares en el ámbito de eventos online sobre salud, bienestar, negocios y desarrollo personal. Además, este grupo de actividades es el que los usuarios están dispuestos a invertir más dinero. 

La observación ha permitido establecer que el crecimiento de la demanda es mayor que el de la oferta y para Ismael García es una buena oportunidad para los creadores de eventos. Además de garantizar la supervivencia del autónomo o empresario, se contribuye a salvar la industria cultural. Dicha colaboración bien puede hacerse a través del pago de una entrada, compra de merchandising, donación de dinero o la compra de cupones para eventos futuros.

Si hay algo en lo que la mayor parte de la industria es en que los eventos tal y como los conocíamos tardarán en volver. Y en esta línea parece que los usuarios se adaptan a la nueva situación. Las entradas de estos eventos online alcanzan un precio medios de 26,5 euros (a nivel global). Además, el 78% de los compradores repiten en algún tipo de evento online. 

PLANES OBSOLETOS Y NUEVOS RETOS

Cualquier pronóstico que Eventbrite pudiese haber elaborado para el transcurso de 2020 ya ha quedado obsoleto, según confirma Ismael García. Ante este viraje de la situación, la compañía destaca el repunte del negocio online de “forma masiva”. 

Actualmente existen dos aspectos importantes en los que Eventbrite ha centrado su actividad. Por un lado, ayudar a los creadores de eventos a transformar su negocio online mientras los eventos en vivo sigan paralizados. En esta línea, el directivo explica que se han creado redes de integración con plataformas de transmisión -Twitch, Vimeo, o Zoom- para facilitar la gestión a los usuarios. 

De otra parte, siguen implementando mejoras en la propia plataforma de la tiquetera a modo de preparación para cuando la situación pueda retornar a la normalidad. “Cuando eso suceda, nuestro objetivo es ser la plataforma de venta de entradas más sólida para los creadores que están reconstruyendo su negocio”, concluye el director de Eventbrite en Madrid. 

En 2019, la compañía Eventbrite gestionó 4,7 millones de eventos en 180 países, atendió a casi un millón de creadores y emitió más de 300 millones de entradas.


- Publicidad -