sábado, 1 octubre 2022 7:39

Dräger, la empresa de los respiradores que salvan vidas en los hospitales

Es una empresa familiar fundada en 1889. Es alemana. Y su lema es ‘Tecnología para la vida’. Fabrica, por ejemplo, ventiladores, monitores y respiradores. Aparatos que están siendo básicos a la hora de salvar vidas en los hospitales durante la crisis del covid-19. En el primer trimestre, los ingresos de Dräger han aumentado un 7%. Y, desde marzo, la demanda de sus productos no ha parado de subir.

Una carrera a contrarreloj para proveer de material médico de emergencia a hospitales y hoteles medicalizados en toda España. Por ejemplo, el hospital de Ifema, en Madrid, ha tenido 107 monitores de Dräger. Y 500 cabeceros portátiles se han repartido por hospitales de Castilla-La Mancha, Andalucía y Asturias. Material traído desde la central de Alemania, al que sumar el ya existente en nuestro país. Tal es su compromiso que, hasta el CEO en España, Dionisio Martínez de Velasco, ha llegado a entregar respiradores llevándolos en su vehículo personal.

Por eso, una de sus prioridades es mantener su actividad operativa. La otra proteger a sus trabajadores. Unos trabajadores que, al igual que sucede en otros colectivos, están en primera línea de esta batalla. Porque no se trata sólo de vender. También hay que formar a quienes van a utilizar los aparatos. Y mantenerlos a pleno rendimiento.

DRÄGER TRABAJA EN PRIMERA LÍNEA

Su nombre es Roberto Cancho. Es técnico de Dräger en Valencia y Alicante. Hace poco más de un mes, tuvo que cogerse la baja por coronavirus. “Una vez empezamos la situación tan compleja en los hospitales, nuestros clientes nos agradecían que mantuviésemos una actitud tan positiva y tan colaboradora en todo momento”, señala. Y añade: “Conseguimos dar soluciones cuando ellos lo necesitaban. Las llamadas de apoyo y ánimo se sucedieron posteriormente”.

Porque Roberto Cancho causó baja por el covid-19. “Estamos viviendo un momento muy complejo. Pero el nivel humano que encuentro, tanto en la empresa como en los clientes, hace que desee volver cuanto antes para ayudar en todo lo que pueda”, reconoce.

Compañero suyo es Jesús Carmelo Santana, field service manager en Dräger. Su labor es la da dar soporte a los centros hospitalarios. “Tengo que mantener y dejar en estado óptimo los equipos que protegen y ayudan a salvar vidas”, afirma. De ahí que, continuamente, esté entrando y saliendo de hospitales. “Mis familiares y amigos viven preocupados. A la vez, comprenden que soy necesario para ayudar a todos los profesionales sanitarios en esta lucha”, añade.

[td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»331251″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

Como ellos, Eduardo Rey, del servicio técnico división medical. Él da soporte, soluciones y asesoramiento técnico a los clientes del ámbito hospitalario. Cautela es la palabra que define su trabajo. O Beatriz Fresco, especialista de aplicaciones clínicas. Ella asesora a las múltiples consultas que reciben en Dräger por parte de los hospitales. “Bien porque se están dando usos no convencionales de los equipos en muchos casos, o bien porque se trata de personal no familiarizado con nuestro equipamiento. Incluso se han puesto a punto equipos descatalogados que requieren un poco de ayuda”, matiza. Ella, cuando llega material nuevo a un hospital, imparte la formación en el mismo hospital.


- Publicidad -