viernes, 6 agosto 2021 4:50

El Corte Inglés mima a sus trabajadores: aplaza deudas y adelanta la extra

El Corte Inglés presentó un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) el pasado 29 de marzo para 26.000 trabajadores, pero previendo la avalancha de solicitudes y a la espera de saber si se lo aprobaban o no, decidió adelantar la nómina completa de marzo a sus empleados.

Y además les comunicó que todos los que se vieran afectado por el ERTE recibirían un complemento sobre la prestación del SEPE hasta alcanzar el 100% de su salario fijo. Ya que la cuantía de estas prestaciones es del 70% de la base reguladora del trabajador.

El Ministerio de Trabajo aprobó finalmente el ERTE el pasado 1 de abril, pero la compañía ya contaba con que sus trabajadores no cobrarían hasta mayo (o incluso junio) la prestación que le corresponde pagar al Gobierno. De manera que ha decidido repetir en abril lo que hizo el mes pasado “pagar el 100% a personas en el ERTE hasta el 30 de abril en las mismas condiciones, salario+ complementos fijos”.

EL AJUSTE VENDRÁ LUEGO

El objetivo de esta medida, tal y como ha informado la empresa a sus empleados a través de los sindicatos y el correo electrónico es “dotar de liquidez a las personas afectadas por el ERTE en estos momentos difíciles”.

Una vez que los trabajadores vuelvan a sus puestos de trabajo, El Corte Inglés “lo regularizará”, es decir, irá descontando de sus nóminas progresivamente lo que les ha adelantado. Y esto es el salario de la segunda quincena de marzo y el de abril completo.

Por otra parte, la compañía que preside Marta Álvarez ha decidido paralizar momentáneamente el nuevo sistema de pagas aprobado en febrero, por el que acordaron reducirlas de 16 a 14 y eliminar las de abril y octubre.

De momento se mantiene de forma íntegra y de hecho el 15 de abril ya abonaron la extra del mes, pero además han comunicado a sus empleados que pueden pedir pagas extra adelantadas si lo necesitan.

APLAZAR DEUDAS

Paralelamente la empresa ha decidido retrasar los pagos de la tarjeta de compra de ECI de abril hasta junio y de mayo hasta julio para aquellas personas afectadas por el ERTE y que están pendientes de la prestación del SEPE.

En concreto, los recibos de ventas a plazos y financiaciones personales se retrasan dos meses, reiniciando el cobro a partir de junio, de forma que el último pago se hará dos meses después de lo inicialmente previsto.

Es decir, el importe a pagar en abril se pasa a cobrar en junio, junto con el cargo de ese mes. Y de la misma manera el importe a pagar en mayo se pasa a julio, junto con el de ese mes. Este aplazamiento es voluntario, pero no es posible aplazar solo uno de ellos. Además esta operación no tiene coste para ellos.

NUEVO ERTE

El ERTE que presentó la empresa en marzo ya incluía a 1.900 trabajadores de Viajes El Corte Inglés que trabajan en las oficinas a pie de calle o en las ubicadas dentro de los centros comerciales del grupo. En su caso, contaba desde el 26 de marzo hasta el final de la alerta sanitaria.

Pero a mediados de abril los sindicatos informaron de que se estaba estudiando uno nuevo y dos días más tarde la división de viajes lo aprobaba. Este nuevo ERTE es “por causas productivas” y no por fuerza mayor. Además afecta al 90% de la plantilla, unos 4.500 trabajadores.

Trabajarán media jornada y cobrarán el 85% de su salario, aunque igualmente la empresa les pagará un complemento sobre la prestación pública hasta alcanzar el 100% de su salario fijo para el mes de abril.

1.300M€ PARA ASEGURAR LOS PAGOS

Para sobrevivir estos meses (con buena parte de sus centros cerrados) y teniendo que adelantar tantos pagos, la empresa firmó un pacto con la banca a principios de abril. En concreto una línea de crédito de 1.311 millones de euros para poder hacer frente a las necesidades de liquidez provocadas por el coronavirus.

Esta financiación complementa un acuerdo firmado el 26 de febrero por un importe de 2.000 millones de euros y lo han suscrito 14 entidades financieras. De esta manera, la compañía se garantiza una financiación estable a corto plazo y sin aportación de garantías. Además, asegura la liquidez durante los próximos meses para hacer frente al impacto económico ocasionado por las medidas extraordinarias adoptadas por el estado de alarma en nuestro país.

Los bancos que han participado en la operación son Santander, BBVA, Caixabank, Sabadell, Bankia, BNP, Crédit Agricole, Société Genérale, Goldman Sachs, KutxaBank, Commerzbank, Ibercaja, Liberbank y Cecabank.


- Publicidad -