miércoles, 1 diciembre 2021 4:26

Cellnex redobla esfuerzos para garantizar la conectividad durante la crisis sanitaria

La crisis sanitaria que ha provocado el coronavirus ha afectado a todos los componentes de la sociedad. Pero de igual manera, la respuesta de forma pragmática y solidaria no se ha hecho esperar. En el caso de Cellnex Telecom, como operador de infraestructuras de telecomunicaciones, ha intensificado su trabajo para garantizar el servicio de la red, ante el aumento de consumo de radio, televisión, telefonía e internet durante las últimas semanas.

Una reacción directa al largo periodo de cuarentena que se está viviendo es que ha aumentado el consumo de estos servicios de telecomunicaciones. Bien por ocio o trabajo, las redes están soportando unas cargas fuera de lo habitual. Por ello, las empresas del sector prestan especial atención estos días a las infraestructuras.

Bajo este contexto, la labor de Cellnex Telecom como operador de infraestructuras de telecomunicaciones para radio y TV (TDT), voz y datos, y de redes de comunicaciones para cuerpos de seguridad y emergencias se antoja fundamental.

Así, para que no hubiera ningún contratiempo, la compañía desplegó desde el primer momento sus planes de contingencia y continuidad de negocio en los ocho países europeos en los que opera: España, Portugal, Francia, Italia, Suiza, Países Bajos, Reino Unido e Irlanda.

LAS TELECOMUNICACIONES COMO SERVICIO ESENCIAL

Durante la crisis sanitaria es, precisamente, el personal sanitarioel que está en primera línea. Pero tras ellos debe haber un contingente de servicios que nunca falle.

En este sentido, Cellnex ofrece un servicio esencial de comunicaciones, garantizando la conectividad de los ciudadanos, empresas (especialmente con las necesidades de comunicación de los empleados que teletrabajan), administraciones y cuerpos de seguridad y emergencias. Por ello, su servicio es crítico e imprescindible, en especial para los cuerpos de seguridad(policía y bomberos) y emergencias (médicas y de salvamento marítimo).

Los ingenieros y técnicos de la compañía trabajan 24 horas, 7 días, para garantizar el correcto funcionamiento de las infraestructuras de telecomunicaciones que gestionan estos servicios desde los centros de control de infraestructuras de la compañía, actualmente gestionados en buena parte vía control remoto para asegurar también la seguridad y salud de sus profesionales.

OBJETIVOS VITALES

Para que el engranaje que nos llevará de nuevo a la normalidad funcione, cada pieza debe saber cuál es su objetivo y función. Desde Cellnex lo tienen muy claro, por eso llevan semanas trabajando en asegurar la continuidad y, en la medida de lo posible, la salud del colectivo dedicado en España a estas actividades y que es de más de 800 personas entre ingeniería, provisión de servicios, mantenimiento y centros de control para la vigilancia de las redes, entre otros.

De hecho, ya antes de la declaración del estado de alarma, la compañía había reforzadolos sistemas de control remoto y si hay que resolver algún tipo de incidencia sobre el terreno, los técnicos se desplazan desde sus hogares para resolverla siguiendo en todo momento las normas de protección personal dictadas por las autoridades sanitarias.

En la actualidad, el 80% de los profesionales de Cellnex teletrabajan sin que ello haya supuesto impacto alguno en la operativa diaria.

FRENTE AL COVID-19

Por lo que respecta a la parte corporativa y cómo se ha enfrentado Cellnex a la crisis sanitaria y económica, su consejero delegado, Tobías Martínez, asegura que cuentan «con planes de contingencia, con rotación de equipos humanos, redundancia de centros de control y garantías de disponibilidad de equipamiento y repuestos».

En este contexto, el responsable del operador explica que «gracias a estos planes e inversiones, la firma está preparada para una crisis sanitaria inédita como ésta y la operación de la red está adecuadamente protegida».

Asimismo, la compañía mantiene abiertas líneas de colaboración con distintas organizaciones a nivel nacional e internacional, entre las que destacan Cruz Roja, Unicef,  Save the Children y Protezione Civile, para colaborar en la adquisición de material de protección para el personal sanitario así como recursos para los colectivos más vulnerables. La compañía también está colaborando con distintos hospitales y en un proyecto tecnológico para el desarrollo, producción y puesta a disposición de un sistema de ventilación mecánica destinado a UCIs.


- Publicidad -