lunes, 20 septiembre 2021 6:58

Mercadona continúa su pulso con los mercados regionales

Mercadona, por un lado. Los mercados regionales (Covirán, Alimerka…), por otro. Entre ambos parece haberse iniciado un particular pulso a raíz de la pandemia. Cierto que Mercadona sigue siendo la cadena preferida para comprar por los españoles. Pero no menos cierto es que los supermercados regionales continúan con su particular racha ascendente.

Así, la enseña a los mandos de Juan Roig sigue acaparando la compra de los ciudadanos. En la semana del 23 al 29 de marzo, su cuota fue 24,3%, según Kantar. A continuación, Carrefour (7,4%) y DIA (6,6%). Pero, poco a poco, las cadenas regionales van comiendo terreno. Ya alcanzan el 15,5%. O, lo que es lo mismo, desde que se inició el estado de alarma, ha subido 3,4 puntos. Datos que no han conseguido el resto.

Los mercados regionales han conseguido aumentar su cuota en 3,4 puntos desde el comienzo de la crisis

La proximidad ha sido la gran baza de estas cadenas regionales. Algo que también ha aprovechado DIA. Por lo que respecta al resto de competidores, Eroski ha llegado a una cuota de mercado del 5,4%. Lidl, por su parte, llega al 47%. Y, Auchan, al 3%.

EL RETO DE MERCADONA

Mercadona, como el resto de cadenas, se están beneficiando del confinamiento. Así, y según Nielsen, el incremento de las ventas del mercado de gran consumo se incrementó un 17%. Son datos referidos al periodo entre el 30 de marzo y el 5 de abril).

Traducido a euros, la situación desatada a raíz del covid-19 ha hecho que se generaran 1.000 millones de euros adicionales al mercado. Según Nielsen, el ocio volvió a ser un dinamizador de la cesta de la compra. Así, los productos de repostería crecieron un 62%, la cerveza un 45% y los snacks un 44%. No sin olvidar a los básicos, que volvieron a dispararse, un 17% en esta ocasión, si bien los que más crecieron fueron los englobados en prevenir y cuidar la salud, un 90%; y en mantener el hogar más limpio y desinfectado, un 30%.

En la tercera semana de cuarentena, hubo un mayor crecimiento del producto fresco, un 22%, en comparación con los productos envasados, un 15%. Por lo que respecta al canal online, el crecimiento llegó al 80%. Si antes del confinamiento, un 2% de los consumidores hacía alguna compra durante el año por Internet, este porcentaje se ha duplicado hasta el 4%.

[td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»321637″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

Aun así, sigue demostrando deficiencias. Porque, según Kantar, no consigue responder a la demanda de los consumidores por retrasos en los pedidos, saturación del canal o cancelaciones. Sin duda, tarea para Mercadona y el resto de competidores.


- Publicidad -