domingo, 26 septiembre 2021 21:31

Pedro Sánchez denuncia la tensión política de la oposición

La crisis sanitaria que ha provocado el coronavirus empieza a hacer mella en todos los ámbitos de la sociedad. La clase política no se podía quedar atrás. Tras semanas de enfrentamientos entre el Gobierno central y las comunidades autónomas; así como las discrepancias con la oposición, sobre todo Partido Popular y VOX, ha llevado a Pedro Sánchez a pedir una relajación en la tensión política.

Paradójicamente ese ha sido su principal mensaje durante la comparecencia pública del presidente este domingo. Tiene sentido que Pedro Sánchez haya centrado su discurso en el contexto político que vive España. Y es que las explicaciones sanitarias, a diario, las da el ministro del ramo, Salvador Illa.

Por eso, el líder del PSOE ha preferido reforzar el mensaje de unión. Para ello, ha asegurado que antes de que finalice la semana quiere reunirse con la oposición, los presidentes autonómicos, así como los agentes sociales, para impulsar un Pacto de Estado con el objetivo que trazas las líneas maestras de la recuperación social y económica una vez termine la crisis sanitaria.

Para este objetivo, el jefe del Ejecutivo ha insistido en dejar atrás «las palabras gruesas y el lenguaje agresivo». «Mientras prosiga esta crisis, solo unidad. Sin reproches ni críticas ni desplantes». Ha reclamando primero el apoyo del PP como primer partido de la oposición pero también del resto de formaciones políticas «sin excepción». «Democracia significa pluralidad, pero también unión cuando tenemos el ataque de un enemigo común». Ha sido el gran reclamo de Pedro Sánchez.

MEDIDAS ECONÓMICAS Y SANITARIAS

Sobre los escasos temas económicos que ha abordado Sánchez durante su rueda de prensa, el presidente ha asegurado que tiene la intención de poner en marcha una renta mínima vital «cuanto antes».

Pedro Sánchez afirma que va a cumplir con dicho acuerdo entre las dos fuerzas políticas que forman parte del Gobierno de coalición. «La intención es ponerla en marcha cuanto antes; y nos gustaría que la propuesta contara con el aval de los agentes sociales y de las fuerzas políticas, que pudieran ser parte de ese acuerdo por la reconstrucción que vamos a empezar de manera urgente», ha enfatizado el presidente.

Asimismo, Sánchez ha anunciado que en los próximos días convocará a CEOE y a los sindicatos para tratar de impulsar nuevos pactos que permitan mitigar los efectos económicos y sociales de la crisis del coronavirus. «Necesitamos un gran pacto para la reconstrucción económica y social del país».

Por lo que respecta al ámbito sanitario, y la vuelta al trabajo de las decretadas actividades no esenciales de las últimas dos semanas, el presidente ha garantizado el suministro de mascarillas higiénicas a las personas que desde este lunes vuelvan a retomar su actividad laboral y que tengan que utilizar el transporte público.

Asimismo, Sánchez asevera que el Ejecutivo garantizará que se utilice dicho material en determinadas circunstancias, entre las que se encuentra el transporte público, por lo que señaló que se va a suministrar a los trabajadores dichas mascarillas a través de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

El jefe del Ejecutivo resaltó que este reparto, adicional al que los empresarios garanticen los EPI a sus empleados, se está coordinando desde las delegaciones y subdelegaciones del Gobierno y aseguró que los trabajadores que vayan a recuperar su actividad laboral «van a contar con esa necesaria protección recomendada por parte de las autoridades sanitarias».


- Publicidad -