miércoles, 1 diciembre 2021 4:10

Parques Reunidos, en vilo: su temporada de verano está en juego

Las informaciones a cuentagotas por parte del Gobierno sobre el futuro de España tras la pandemia del coronavirus hacen presagiar que este verano no va a ser, ni de lejos, parecido al de otros años. Al menos, en lugares de afluencia masiva, como es el caso del Parque de Atracciones o el Zoo de Madrid.

La vuelta escalonada a la actividad laboral de forma presencial o la incertidumbre sobre el calendario escolar, hace pensar que los efectos del covid-19 se van a alargar aún unos meses, poniendo en peligro la temporada de verano de los pilares fundamentales de la economía española, como son el turismo, la restauración y el ocio.

De hecho, el Estado de alarma y el confinamiento han provocado que el primer operador en España de parques de ocio, con más de seis millones de visitantes al año, haya presentado un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) para parte de sus empleados en España. En el caso de Madrid, los parques afectados son Parque Warner, Parque de Atracciones, Zoo Aquarium y Faunia.

Sin embargo, en declaraciones a MERCA2, fuentes de Parques Reunidos explican que “durante este tiempo, en los zoos y acuarios continúan trabajando cuidadores y veterinarios para garantizar el cuidado y bienestar de los animales”. Lo mismo ocurre en el caso de los parques, que cuentan con personal de mantenimiento y seguridad, pese a que permanecen cerrados al público.

Además, aseguran que muchos empleados siguen con su actividad diaria mediante teletrabajo, “estamos haciendo también un uso intensivo de esta herramienta que, afortunadamente, habíamos implantado”.

Respecto al Bono 2020, el bono anual que le permite al cliente acceder gratis a todas las instalaciones, desde Parques Reunidos afirman que “mientras los parques permanezcan cerrados, el tiempo no consumido del Bono 2020 será computado y se compensará con la misma duración durante la próxima temporada 2021”. Con esta medida, la compañía quiere recompensar a sus abonados.

EFECTOS DEL ESTADO DE ALARMA

Por otro lado, estos centros temáticos y de ocio ayudan a relajar las listas de desempleados, ya que refuerzan su plantilla con personal eventual para los meses de verano, generalmente jóvenes estudiantes que aprovechan el verano para conseguir unos ingresos. Pero aún no se sabe cuándo se producirá la reapertura de sus instalaciones, y desde Parques Reunidos se mantienen “a la espera» de la evolución del covid-19”.

Además, el gran problema al que se enfrentan estos lugares de ocio es que son de afluencia masiva, y se desconoce a partir de qué fecha el Gobierno dará por extinguida la pandemia en España y los ciudadanos podrán volver a su rutina habitual sin miedo a un posible contagio.

Pero la mayoría de expertos sitúan este escenario a finales del tercer trimestre, es decir, tras los meses de verano. De este modo, se evitarían masificaciones en playas o en zonas de ocio, pero supondría un duro golpe a la economía española.

S&P CASTIGA A PARQUES REUNIDOS

Por si no fuera poco con el cierre de sus instalaciones y la ausencia total de ingresos, Parques Reunidos ha recibido el castigo de la agencia S&P, que ha otorgado una perspectiva negativa al rating de los parques temáticos europeos. Concretamente, a Piolin Bidco (Parques Reunidos) le ha otorgado una calificación de ‘B-‘.

Y este revés llega en un momento en el que el conglomerado de instalaciones de ocio no se apoya en unas cuentas reforzadas ya que, durante los primeros nueve meses de 2019, perdió 73 millones de euros, frente al beneficio de 43,4 millones registrado en el mismo periodo de 2018.

Según explicó la propia empresa, este varapalo se debe al aumento de los gastos no recurrentes, sobre todo por la reestructuración de los negocios de los centros de ocio interior, y al deterioro del fondo de comercio, básicamente por el parque de Marineland, situado en Francia.

SIN FECHA PARA LA NUEVA TEMPORADA

Todos los centros temáticos y de ocio españoles se han acogido a los ERTES y se mantienen esperanzados con poder abrir sus puertas antes de que termine el verano. En esta situación se encuentra PortAventura World, que este año celebra su 25 aniversario y aún no sabe cuándo podrá estrenar la temporada.

En su página web, ofrece la posibilidad de cambios y cancelaciones de aquellas reservas que se realizaron antes de decretarse el Estado de alarma. Los clientes tienen hasta el día 1 de mayo para realizar los trámites sin penalizaciones.

En la misma situación se encuentran Isla Mágica (Sevilla) y Terra Mítica (Benidorm), que han tenido que aplazar la nueva temporada, prevista en ambos casos para abril. De igual modo, a través de sus respectivas webs permiten a los clientes cambiar la fecha o cancelar las entradas sin coste.


- Publicidad -