miércoles, 19 enero 2022 9:23

Lista negra de los gastos que difícilmente te puedes deducir si eres autónomo

Cada vez que llega el momento de hacer la liquidación trimestral de impuestos al autónomo le entran dudas sobre los gastos que se puede deducir y aquellos que no puede incluir en su declaración. Y no es extraño que un profesional por cuenta propia le dé tantas vueltas a este tema, puesto que está sometido a una gran presión fiscal y además tiene que asumir un gran volumen de gastos en su negocio.

Sacar adelante un proyecto profesional no es nada fácil, con frecuencia requiere invertir un dinero que muchas veces no se tiene, lo que obliga a buscar financiación externa. Y a ello hay que sumarle que todo negocio lleva una serie de gastos asociados. Algunos de ellos son desgravables, pero otros no, y es importante diferenciarlos para evitar posibles sanciones por parte de Hacienda.

El concepto de gasto fiscalmente deducible

autonomo fiscalidad

Para entender mejor este tema lo primero que debe tener claro un autónomo es qué es un gasto fiscalmente deducible. Se entiende como tal aquel gasto que el profesional tiene que realizar y que está estrechamente vinculado con la actividad económica que lleva a cabo. Si el gasto cumple este requisito será desgravable.

Esto se ve mejor con un ejemplo. Es un gasto desgravable la compra de material de oficina que hace el autónomo, puesto que le hacen falta folios, bolígrafos y otros enseres para desarrollar su actividad con normalidad. Pero a la vez existen una serie de gastos que es más difícil vincular con la actividad económica, lo que dificulta su desgravación.


- Publicidad -